Tags: Gestores |

“El mayor y más rápido crecimiento de los dividendos se producirá en Asia”


Los inversores son conscientes de que gran parte de los retornos que ofrece la renta variable estadounidense y europea a largo plazo procede de los dividendos. Lo que no se imaginan es que en Asia también se da este patrón, pues en los últimos cinco años el porcentaje de la rentabilidad derivado de esa partida fue el 47%, “una alta cifra que, sumada al favorable cambio que se está produciendo actualmente hacia la cultura de los dividendos”, hace de la región un maná por descubrir. Así lo cree Michael Kerley, director de renta variable asiática en Henderson Global Investors y gestor del fondo Asian Dividend Income, que otorga a la región un potencial de crecimiento de los dividendos del 35%, el mayor de todas las regiones y también el más rápido.

Hasta el punto de que creer que precisamente los dividendos podrían conducir la rentabilidad de los mercados en los próximos meses. “El fondo es apto para cualquier momento de mercado pero ahora es más atractivo debido a los bajos tipos de interés, que hacen del resto de inversiones poco atractivas”, afirma. El objetivo de su fondo, lanzado en octubre de 2006, es ofrecer al menos el 4% de rentabilidad.

Aunque en los últimos nueve meses no ha funcionado, cree que la recuperación estará sostenida por el crecimiento de Asia. “Buscamos la historia de crecimiento sostenible en Asia, en firmas con exposición en un 80% al consumo doméstico y el 20% al exterior”, afirma Kerley, seguro de que cuanto peor vaya el mundo, mejor irá Asia.

Entre los países más sensibilizados con la causa de los dividendos, señala a Taiwán y China, si bien ve cambios favorables en India y augura una mejor política en este sentido para Corea y Japón, aunque en la actualidad no sea muy propicia.

Telecos y bancos

Kerley se centra, para la selección de las aproximadamente 50 posiciones que componen la cartera del fondo, con activos que rondan los 130 millones de dólares, en firmas domésticas y no cíclicas, como las compañías de telecomunicaciones. “Es un error pensar que su precio no va a subir y que no cuentan con catalizadores de crecimiento, pues sus ingresos se verán impulsados por el desarrollo de nuevos productos y lograrán mantener una alta y sostenible rentabilidad”, afirma. En su portfolio cuenta con firmas como Chunghwa Telecom, de Taiwán, Telekomunikasi, de Indonesia, o Korea Telecom y Sk Telecom, de Corea del Sur, que en conjunto suponen cerca del 20% de sus activos.

El sector más presente en el fondo es el financiero, que acapara el 40% de las posiciones, con firmas como Industrial and Commercial Bank of China, Bank of China o Kasikornbank, de Tailandia. También tiene una fuerte presencia el tecnológico (cerca del 10%), así como el de consumo secundario y sector industrial e incluso el inmobiliario. “El mercado de real estate asiático tiene aún un gran potencial de crecimiento, debido al bajo endeudamiento y a un alto nivel de ahorro que aseguran la fortaleza de la demanda”, afirma. De hecho, cree que las burbujas se encuentran sólo en las segundas residencias y, que en este punto, China ha incrementado los impuestos para la compra de las segundas y terceras residencias con el fin de frenar la especulación. Además de las positivas medidas fiscales, no cree que el desarrollo del mercado aún muestre grandes cifras frente a Reino Unido o Japón en relación con el crecimiento del país.

Aunque Kerley reconoce que los riesgos ligados al país son siempre difíciles de medir, aportan una prima adicional que hace los números “fabulosos”, si bien trata de reducir la volatilidad al máximo con posiciones más defensivas y centradas en el crecimiento de los dividendos y los beneficios.

Profesionales
Empresas

Lo más leído