Tags: Depositaría |

“El Master-Feeder es el mayor acierto de UCITS IV”


Frédéric Pérard, responsable regional de Luxemburgo y Centros Offshore de BNP Paribas Securities Services, admite que el sector, hasta ahora, ha hecho poco uso de las posibilidades que ofrece la directiva UCITS IV. La única excepción es el KIID, el documento que ha sustituido al folleto simplificado, debido a su carácter obligatorio. “En plena crisis, los clientes se centran en reducir costes y en optimizar su gama de productos. En relación con UCITS IV, los clientes se limitan a cumplir con los requisitos mínimos. Se hace el KIID porque es obligatorio, pero poco más”. A su juicio, producir el KIID constituye “un esfuerzo grande”. Además, reconoce que aún hay dudas sobre quién debe ser el responsable de la difusión del documento.

“¿Quién es el responsable de que el cliente reciba el KIID? No está claro. Hay muchas opiniones distintas. Pienso que debería ser la gestora, pero hay una gran presión para que sea el transfer agent. Los reguladores no aclararon todos los detalles, como quién es el responsable de la difusión. Y se ha ido demasiado lejos con lo de exigir que se debe asegurar que el cliente ha recibido el documento. Con ponerlo en una web pública y accesible debería ser suficiente. Así, la presión se pone sobre nosotros porque las gestoras quieren reducir costes y los reguladores no eliminan requisitos”, dice.

Pérard considera que la estructura de principal-subordinado (Master-Feeder) ha sido el mayor acierto de UCITS IV. “Todo el mundo soñaba con ello, pero es cierto que hasta ahora no se ha hecho casi nada. La demanda se ha limitado a gestoras que tienen un fondo principal en un país y quieren tener un subordinado en Luxemburgo para poder vender en el resto del mundo”, comenta. Pero advierte que el proceso puede ser más complejo de lo que se suele pensar.

“Todo el mundo sabe cómo hacer un Master-Feeder en un país. Pero hacerlos en distintos países supone una mayor complejidad tanto en términos legales como operativos. Los acuerdos legales entre países lo dificultan. Aunque se vea fácil en el papel, hacer un Master-Feeder transfronterizo es muy complicado. Sería importante simplificar los procesos de registro y notificación”, afirma.

En el caso del pasaporte para las gestores, asegura que la demanda es muy baja, aunque cree que la entrada en vigor de la directiva de gestores alternativos (AIFMD) podría dar un impulso a la solicitud de pasaportes, “aunque no estoy seguro de ello”. De cara al futuro, Pérard asegura que UCITS VI debería clarificar los activos elegibles complejos y no complejos.

Empresas

Noticias relacionadas