El jugoso rescate griego


Cuánto bombo y platillo para tan ingenioso plan. A estas alturas, tanto el FMI como el BCE se deben estar frotando las manos ante el paquete de medidas aprobado y que pone a disposición de Grecia una suma nada desdeñable de 30.000 millones de euros a un tipo preferencial del 5%. Si esto es preferencial, que baje Dios y lo vea.

Y digo que se estarán frotando las manos por lo jugoso de este negocio. Ellos saldrán al mercado y se financiarán al 1%, al 2% o al 3% para posteriormente colocárselo a Grecia al 5%. No está mal si consideramos que ambas instituciones supranacionales funcionan por un sistema de cuotas recíprocas aportadas por sus países miembros. Es decir, lo que cojo por aquí te lo doy por allá.

En consecuencia, ¿qué riesgos asumen estas instituciones para que el coste del capital quintuplique el tipo oficial del dinero?

A mi sano juicio, las leyes están para cumplirlas y, por consiguiente, los acuerdos de Maastricht están para cumplirlos, los objetivos que nos marcamos deben de ser alcanzables, igualables y superables. Y si este no es el caso, que se sienten los políticos y lleguen a unos acuerdos que al menos sean alcanzables e igualables por todos los Estados miembros.

Empresas

Lo más leído