Tags:

“El inversor tendrá que vivir las próximas semanas en un entorno de elevada incertidumbre”


La incapacidad de Grecia para constituir un gobierno estable unido a la decisión del país de celebrar nuevas elecciones generales el próximo 17 de junio mantiene el interrogante político en torno a su futuro, una situación que en opinión de Generali Investments “supone una carga adicional de incertidumbre para los mercados que no se disipará hasta al menos mediados del próximo mes”. En este sentido, desde la gestora aseguran que el resultado que arrojen los nuevos comicios “resulta muy difícil de predecir”.

En un informe publicado por la firma transalpina, los expertos de esta casa consideran que existe “un riesgo elevado de que el estancamiento político continúe tras las elecciones de junio, en el que cabría la posibilidad de que el nuevo gobierno esté compuesto por fuerzas políticas extremistas”. Por este motivo, desde Generali Investments entienden que las disputas entre Atenas y la Troika comunitaria respecto a los fondos de rescate no hacen descartable un default heleno o una salida del país del euro. “El riesgo de llegar a un escenario de este tipo se ha incrementado significativamente en las últimas semanas”, asegura.

A juicio de la firma, “el coste directo que tendría una exclusión de Grecia de la eurozona sería muy elevado, si bien el indirecto podría ser incluso mucho mayor”. Por ello, resulta hasta cierto punto entendible que esta mera posibilidad mantenga por el momento a los mercados financieros en niveles bajos, indican desde la gestora. “Los inversores tendrán que vivir durante las próximas semanas en un entorno altamente incierto” en el que no se tiene la certeza de cuál será la composición futura de la Unión Económica y Monetaria, señalan desde la gestora.

Noticias relacionadas