Tags: Negocio |

“El inversor español es consciente de que tiene que aumentar su exposición a estrategias alternativas y lo está haciendo de manera creciente”


Se cumplen seis meses desde que Aitor Jauregui fuese nombrado responsable de desarrollo de negocio de BlackRock para España, Portugal y Andorra. El equipo de la entidad ha seguido creciendo con la incorporación de Silvia Senra a iShares y de Gabriela Guerrero al equipo de BlackRock. El último refuerzo ha sido el de Claudia Orvañanos, que en febrero entraba a formar parte del equipo de ventas de gestión activa procedente de BlackRock México, donde estuvo durante más de cinco años desempeñando distintas funciones, primero en Capital Markets de iShares y posteriormente en negocio institucional, llevando la relación con las Afores. El refuerzo del equipo se produce en un momento importante, en el que las gestoras están viendo cómo la demanda de información por parte de sus clientes aumenta ante los desafíos que presentan los mercados y ante la necesidad de muchos inversores de encontrar nuevas soluciones que den respuesta a los retos actuales.

Según explican en una entrevista Jauregui y André Themudo, quien se incorporó a BlackRock en 2011 y desde hace un año ha reforzado el servicio que ofrece BlackRock a gestoras y fondos de pensiones en España por el lado de iShares y gestiona la relación con clientes tanto por el lado de la gestión activa como pasiva en Portugal, las necesidades de los clientes se están concentrando en varios frentes. En renta fija aprecian demanda por fondos de renta fija flexible, sin benchmark, habilitados para poder ponerse cortos en duración y encarar repuntes puntuales de los tipos de interés. El fondo de BlackRock que más interés está despertando es el BGF Fixed Income Global Opportunities. También las estrategias de renta fija a corto plazo siguen siendo una opción que el inversor encuentra atractiva como parte importante para la parte conservadora de la cartera. El BGF Euro Short Duration Bond es, en este sentido, el producto estrella, una estrategia que además puede presumir de ser el fondo internacional más vendido en el mercado español.

En renta variable, las demandas de los inversores han ido cambiando en función de los movimientos del mercado. A comienzos de año, percibieron ciertos traspasos hacia estrategias más defensivas, con betas de entre 0,7 y 0,8. A partir del 11 de febrero, coincidiendo con los mínimos anuales de las bolsas, volvió el interés por estrategias más value. Todo esto en un entorno en el que –tal y como indican Jauregui y Themudo- también han empezado a detectar apetito por productos con exposición a materias primas, principalmente oro. En este sentido, el gran cambio en la mentalidad de los clientes hace referencia a la inversión alternativa. “Aunque depende de cuál sea la tipología del inversor (banca privada o puro institucional), en general se observa que el apetito es creciente. El inversor español es consciente de que tiene que aumentar su exposición a estrategias alternativas y lo está haciendo de manera creciente”, afirma Jauregui.

Se trata concretamente del interés que están generando soluciones con volatilidades controladas, que lo hagan bien en cualquier entorno de mercado. "La volatilidad que hemos vivido en los últimos tres años frente a la media histórica era muy baja. Ha habido un repunte considerable desde el segundo semestre del año pasado, sobre todo motivado por las divergencias de los bancos centrales. Es un contexto que va a perdurar, en el que consideramos que todo tipo de estrategias que ofrezcan descorrelación frente a los activos tradicionales, diversificación y mejores ratios de rentabilidad/riesgo deben estar en cartera", comenta Jauregui. Destaca particularmente las estrategias con poca direccionalidad (market neutral, renta variable long/short) por la protección que ofrecen frente a las caídas.

La gestora ya ve avances entre los inversores españoles: "Los inversores nos dicen que consideran incrementar su exposición a activos alternativos hasta, idealmente, el entorno del 15-20% en una cartera estándar", frente a la media tradicional, que históricamente ha estado en torno al 7%. El responsable de desarrollo de negocio para Iberia indica que el apetito es tanto por estrategias líquidas como ilíquidas. "Quizá hay más apetito por las ilíquidas por el lado de inversores institucionales y clientes de banca privada", puntualiza, apuntando al creciente interés por vehículos con exposición a real estate, infraestructura y private equity, "en formato fondo de fondos principalmente", por parte de inversores institucionales con vocación de largo plazo.

En línea con otras gestoras internacionales, desde BlackRock constatan que la demanda de productos alternativos en España "está viniendo en muchas ocasiones como alternativa a la renta fija", explica Jauregui. Atribuye la rotación a la escasez de posibilidades de generar en renta fija los retornos del pasado, y recuerda que "España es un mercado donde tradicionalmente el bono español ha pesado mucho". "En los últimos 10-15 años hemos visto una tendencia internacional y local hacia la diversificación, pero este contexto de tipos ha promovido que se implementen estrategias que aporten diversificación a ese componente de renta fija".

Una de las estrategias que propone BlackRock es el fondo BSF Fixed Income Strategies, que cuenta con el sello de consistencia de Funds People. "Es un fondo de renta fija flexible, sin limitaciones, con un objetivo de generación de rentas de Eonia más 200 o 300 puntos básicos netos anual y un objetivo de volatilidad máximo del 3%. La volatilidad histórica del fondo desde el lanzamiento en 2009 ha sido del 2%", explica Jauregui. Por folleto, el fondo puede ponerse corto en duración en hasta tres años (su rango máximo es entre -3 y 3 años), aunque "la realidad es que históricamente ha estado entre -1 y 2". Como muestra de la flexibilidad, su gestor, Michael Krautzberger, "ha pasado de estar un año largo en duración a estar -1 de manera muy ágil y muy flexible", añade. Andre Themudo destaca asimismo entre el abanico de soluciones de BlackRock, el BSF Global Event Driven, el BSF Multi-Manager Alternative Strategies, el BSF Style Advantage y el BSF Americas Diversified Equity Absolute Return.

Profesionales
Empresas

Lo más leído