El inversor español comienza a volver al private equity


En los últimos años el inversor extranjero era ajeno a las empresas de capital riesgo español, pero poco a poco está volviendo al sector.  Por ello, este mercado se presenta como un sector atractivo para la expansión. Esta es una de las conclusiones del evento que tuvo lugar el pasado jueves 17 de octubre en el XIV Seminario private equity y capital riesgo realizado por SJBerwin.

Un crecimiento que se enmarca dentro del tono positivo visto en Europa. “Los niveles de desinversión crecen, se devuelve el dinero a los inversores y la máquina vuelve a funcionar, lo que hace que el sector se muestre razonablemente optimista de cara al futuro”. Isabel Rodríguez, socia del equipo de Private Equity de SJBerwin, recalca esta idea.

España vuelve a ser interesante como fuente de oportunidades. El inversor asiático está ávido de invertir en el país. La foto macro española a día de hoy se logra ver más clara, se ve un escenario y hay un cierto consenso en que el consumo privado puede experimentar un alza a medio plazo. Estas fueron algunas de las ideas extraidas del seminario.

Sectores de interés

Del mercado español, Mark Zünd, socio sénior y miembro del comité de inversión de Akina, dijo ver más atractivos para la inversión en los sectores de turismo y de nutrición, que se ve como un negocio estable en el que España tiene empresas competitivas con opción de exportar. También destacaron el sector inmobiliario, que después de muchos años de ajuste debe tener una oportunidad. En el resto de sectores, según afirma Pablo Caló, Managing Principal de Park Hill group, las empresas de exportación no ofrecen tanto atractivo. No hay duda de que el componente macro sigue siendo muy importante, pero los participantes recordaron que el gestor de private equity debe ceñirse a las exigencias del inversor que busca resultados solidos y robusto.

Durante la jornada, también se debatió el anteproyecto de ley por el que se regulan las entidades de capital riesgo (ECR). El ámbito regulatorio de las ECR ha cambiado mucho, lo que significa que va a haber más dinero, pero también va a aumentar la complejidad. Por ello, tiene que quedar siempre muy claro cómo se va a generar el retorno para el inversor.

Proceso de desinversión

Los procesos de desinversión fueron otro de los temas tratados durante la ponencia. La desinversión es una materia no exenta de dificultad. Así lo reconoció Leopoldo Reaño, principal en HIG España, que "en nuestro país, el entorno para la desinversión es mejor que hace ocho meses y probablemente peor de lo que será dentro de doce". Por eso, la paciencia que se tiene que pedir a los inversores fue una de las recomendaciones más repetidas. Dentro de este reto que supone el proceso desinversor, el mercado secundario está tomando una importancia creciente, pero no lo suficiente. A día de hoy no es más que un 2% del mercado de private equity, por ello debería seguir creciendo. Los ponentes reconocen que hay multitud de fondos para sacarle partido a este mercado, pero que aún no está siendo aprovechado en toda su extensión.

Ante la realidad de que existe mucho dinero volviendo a España, la pregunta es si se trata de una inversión oportunista o a largo plazo. Para Leopoldo Reaño, el inversor oportunista será el primero que entre en España buscando una oportunidad más que estudiando la inversión, pero hay que fijarse en quién está detrás de esas operaciones, pues ese dato será el que indique quién está desarrollando su presencia en el mercado español de private equity.

Durante el encuentro también se presentó el Fond-ico Global, nombre con el que se denomina este fondo de fondos de capital riesgo que tiene dinero público. El papel que juega el capital riesgo en España es necesario dado su labor para la economía y para generar puestos de trabajo, por ello este fondo de fondos pretende revitalizar el sector atrayendo capital extranjero a España.

Noticias relacionadas

Lo más leído