“El inversor debería prestar más atención a la rentabilidad por dividendo de los emergentes”


“Los inversores han jugado siempre la rentabilidad de los mercados emergentes a través de la inversión en empresas multinacionales de bienes de consumo, que generan una gran parte de sus ganancias de los mercados emergentes. Sin embargo, desde un punto de vista puramente de rentabilidad por dividendo, los inversores pueden considerar aumentar su exposición a empresas locales”, asegura Manu Vandenbulck, gestor de carteras senior de ING Investment Management.

Según explica, la rentabilidad por dividendo en acciones de mercados emergentes, que actualmente es del 3%, es ahora más alta que la de algunos mercados desarrollados, como Estados Unidos, con una rentabilidad por dividendo del 2% y Japón (del 2,6%). “Este año, las compañías de mercados emergentes pagarán el 35% de las ganancias acumuladas en forma de dividendos; un tercio más alto que en el 2000”, indica. En este sentido, el experto apunta que hay más empresas de mercados emergentes que están pagando dividendos que en el mundo desarrollado -aproximadamente un 85% frente al 82%.

Cabe destacar que, de cara al futuro, en ING IM predicen que los ingresos por dividendos serán más significativos en el total de beneficios del mercado de renta variable emergente ya que las ganancias patrimoniales obtenidas a lo largo de la última década, serán difíciles de repetir. Tampoco olvidan que la exposición a divisas también puede ser un plus, ya que los inversores occidentales que recientemente hubieran recibido dividendos en rupias o reales brasileños también podrían haber obtenido atractivos beneficios por el tipo de cambio.

Desde la gestora destacan varios argumentos que sostienen el atractivo de la inversión en valores de alta rentabilidad por dividendo de los mercados emergentes. Entre ellos, destacan una disciplina de capital mejorada y mayor comprensión por parte de los inversores, menos deuda y más flujos de caja, unas políticas gubernamentales favorables y el hecho de ser empresas en maduración (los valores de alta rentabilidad por dividendo han obtenido muy buenos resultados en áreas de crecimiento como los mercados emergentes).

Según Vandenbulck, no es ningún secreto que la renta variable emergente es muy atractiva gracias a su elevado potencial de crecimiento pero, cada vez más, también lo es por la rentabilidad por dividendos que ofrece. “Muchos de los mercados emergentes han resurgido y ofrecen algunas de las mejores oportunidades de inversión del mundo, tanto desde una perspectiva de crecimiento de capital, como también ahora de rentabilidad por dividendo. No obstante, si nos fijamos en los beneficios, la experiencia es clave”.

A su juicio, la política de dividendos de muchas empresas de mercados emergentes se basa simplemente en el pago de dividendos de sus beneficios; por lo tanto, la volatilidad de los dividendos será la misma que la volatilidad de sus beneficios. En algunos países como Brasil y Taiwán, las empresas están obligadas por ley a pagar un determinado porcentaje de sus beneficios en forma de dividendos. “Esto aumenta el universo de inversión para los inversores en los emergentes, pero no significa necesariamente que los dividendos sean sostenibles. No es común aún ver en estos mercados empresas con una política de dividendos progresiva”.

Noticias relacionadas

Lo más leído