El Instituto Aviva pide al Gobierno que envíe cartas al ciudadano con información sobre su pensión futura


El Gobierno debería enviar, vía postal, un informe con el dato básico de estimación de la pensión futura mensual con una periodicidad anual. Debería hacerlo lo antes posible, una vez cada persona se ha incorporado al mercado laboral y apoyar este servicio con un número de atención telefónica al ciudadano, según el Foro de Expertos del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones. Esta información debería completarse con una plataforma online en la que el ciudadano pudiera realizar simulaciones de su situación personal modificando sus parámetros de cálculo.

En la última reunión que ha mantenido el grupo de expertos para analizar qué necesidades deben cubrirse en materia de provisión de información para concienciar a los ciudadanos sobre la importancia del ahorro para la jubilación, de forma que logren mantener un nivel de vida adecuado en su retiro, el foro ha puesto de manifiesto la necesidad de que el Gobierno implemente cuanto antes medidas para garantizar que los ciudadanos estén informados.

Guillermo de la Dehesa, presidente del foro de expertos, cree que los ciudadanos debemos asumir parte de responsabilidad individual en lo que se refiere al ahorro de cara a nuestra jubilación, pero que "no se puede exigir a la ciudadanía semejante esfuerzo sin darle toda la información al respecto para que tome decisiones responsables". Así, dice que el Gobierno ha dado un paso histórico reconociendo el derecho de todos a disponer de esa información.

Pero, aun así, España es el país de la Unión Europea que recibe más tarde esta información.  Según el estudio del Instituto Aviva “El reto de la información sobre pensiones. Comparativa europea”, esta información sólo se recibe el año previo a la edad de retiro y siempre que el propio ciudadano la solicite. Esta situación difiere de la de los ciudadanos suecos, que reciben información a partir de los 18 años, o de los franceses, que lo hacen a los 35, teniendo así más margen para planificar su retiro.

Suecia sirve como ejemplo de buena información, con el llamado Sobre Naranja, una herramienta de información doble implantada en 1999 que el Estado envía a todas las personas con derecho a pensión y que ofrece información sobre la cuantía de pensión pública a la que tendrán derecho según su situación actual. Este dato se va actualizando a medida que avanza la vida laboral del ciudadano. Además, el Estado provee un enlace a una página web independiente  (participada al 50% entre el gobierno y las diferentes compañías del sector privado) que permite calcular la cuantía que recibirán desde los tres pilares: el estatal, el privado y el de empleo.

Según el último informe de Inverco, el ahorro de las familias españolas respecto a la media europea muestra una inversión muy inferior en planes de pensiones y seguros (14% frente al 36,9%), a la par que los estudios estiman que la generosidad del sistema público de pensiones irá disminuyendo progresivamente, por lo que creen necesario fomentar los hábitos de ahorro a largo plazo para mantener un buen nivel de vida de cara a la jubilación.


RECOMENDACIONES SOBRE CÓMO DEBE SER LA INFORMACIÓN SOBRE PENSIONES PARA FOMENTAR EL AHORRO A LARGO PLAZO

  • Que se envíe de forma anual, por carta y lo antes posible a todas las personas que se han incorporado al mercado laboral.
  • Que incluya información básica sobre la pensión de jubilación mensual futura y su equivalente anual, por ser conceptos que entiende todo el mundo, con indicaciones de los importes de pensión brutos y netos.
  • Información homogénea para todos los ciudadanos, con la posibilidad de adaptar contenidos divulgativos específicos a cada tramo de edad o grupo poblacional según sus necesidades informativas. 
  • En el documento debería incorporarse un enlace y unas claves de acceso de usuario a un sitio web, donde se alojaría más información sobre el funcionamiento del sistema de la Seguridad Social, información personalizada y una calculadora que permitiera simular la futura pensión de jubilación según diferentes escenarios.
  • El documento que se enviaría por vía postal, debería diferenciarse del resto de la correspondencia a través de un sobre de color naranja.
  • Debe existir un número de teléfono de atención al ciudadano para aclarar posibles dudas y cuestiones.
  • La información procedente de los instrumentos de carácter complementario o alternativo para la jubilación debe ser enviada por separado por cada entidad gestora de planes privados.
Fuente: Foro de Expertos del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones

 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído