El informe fiscal más esperado


El Comité de Expertos para la Reforma Tributaria finalmente entregará su informe de conclusiones al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas el próximo jueves 13 de marzo. El ministro Cristóbal Montoro lo llevará el viernes 14 al Consejo de Ministros y, previsiblemente, ya por la tarde el vulgo podrá conocer sus líneas maestras. Todos los medios daban ya por confirmado que el día elegido sería este jueves 6. Pero nada de eso. Y, como siempre que ocurre algo parecido, ya se están buscado todo tipo de explicaciones rocambolescas. Cuando se escribe eso de “por problemas de agenda” tiene que haber algo de morbo si no para qué. ¿Y cuál es el morbo en este caso? Pues que a lo mejor, y sólo a lo mejor, al Gobierno no le gusta lo que dice el informe –o le gusta tanto que quiere hacer ver que no le gusta- y hay que darle un par de vueltas a ver cómo se vende para que todos estén contentos con el resultado. Habladurías.

Por activa y por pasiva, desde el Gobierno y desde el Ministerio de Hacienda se insiste en que lo que diga el informe es eso, un informe y no y no y no lo que se diga en el informe tiene por qué ser lo que se haga. Pero claro, ¿para qué montar un comité de expertos si luego te llamas andana? Y tampoco veo yo que se haya incluido en este Comité a nadie ni meridianamente afín a ATTAC o similares. Así que algo habrá en lo que sí se han puesto de acuerdo y, además, a nadie le puede extrañar que Manuel Lagares, presidente de dicho Comité y Cristóbal Montoro hayan mantenido conversaciones según iba avanzado el trabajo. Cuidado, con esto no quiero decir que se trate de un informe al dictado, nada más alejado de la realidad. Parece ser que el Comité ha trabajado con plena independencia y autonomía, quizá demasiada, de ahí que al final el Gobierno sí termine llamándose andana. Aunque eso no se sabrá hasta junio.

De momento, lo que hay sobre la mesa son filtraciones y más filtraciones ¡Y cómo se nota la crisis! ¡Y el lío de las balanzas fiscales! El IVA por aquí y por allá, los mínimos personales por acullá, que si la cuota de sociedades debe ajustarse al resultado contable… ¿Pero qué hay de lo nuestro? Esto es, ¿qué hay de los productos de ahorro, qué hay de los productos de inversión?, en concreto ¿qué hay de los fondos de inversión? –¡Ah! ¿Pero es que aún hay de eso? –Parecen pensar algunos. El caso es que con la tasa de ahorro de los hogares en mínimos, la inversión no está de moda, no nos engañemos. Y bien pudiera ser que el informe del Comité de Expertos haya tenido que pasar de puntillas sobre un tema tan espinoso como es la tributación del ahorro. Poco cabe esperar en este ámbito, esta es la consigna. Pero poco es más que nada y suprimir los tipos transitorios sobre el ahorro ya sería algo. Aunque para esto no hace falta, claro está, un comité de expertos y menos si ya se ha dicho que se hará, no vaya a ser que ahora nos lo vendan como parte de una reforma fiscal.

Tan sólo queda cruzar los dedos para que finalmente lo que quiera que venga, unido al buen repaso que parece que le van a dar al Impuesto sobre Patrimonio, no suponga seguir encerrados en rentabilidades negativas por mor de la fiscalidad, como muchos ya están augurando. Por lo menos, el Gobernador del Banco de España Luis María Linde ya dejó en febrero clara su opinión en este tema y, aunque reconozca no ser experto en fiscalidad, es de los que piensan que la reforma tributaria debe aprovecharse para estimular el ahorro, cuyas trabas institucionales y fiscales deben ser eliminadas.

Ojalá su opinión sirva de algo o, por lo menos, haya podido influir algo en los integrantes del Comité de Expertos, algunos vinculados al Banco de España otros con trayectoria profesional en grandes entidades financieras… Lo que sea ya está hecho. Sólo queda conocer que efectivamente el próximo jueves se desvele ese misterio de más de 400 páginas elaborado por Manuel Lagares y los ocho vocales: Pedro Manuel Herrera Molina (UNED), Fernando Fernández Méndez de Andes (IE), Sixto Álvarez Melcón (UCM), Rafael Ortiz Calzadilla (UCM y CUNEF), Juan Francisco Corona Ramón (Abat Oliba-CEU), Francisco Castellano Real (UNED), Maximino Carpio García (UAM y BE) y Pablo Hernández de Cos (BE).