El índice de hedge funds de Lyxor gana el 0,7% en julio


El índice de hedge funds de Lyxor subió el 0,7% en el mes de julio, un resultado que contribuye a incrementar las ganancias en los siete primeros meses del año hasta el 0,8%, alejando al índice de la frontera entre ganancias y pérdidas, según publica Hedge Week.

Con todo, la cifra es menor que las sólidas ganancias que dejaron los índices de renta variable en el mes, en un rango entre el 6% y el 7% para las bolsas de la mayoría de los países occidentales. Y es que los inversores recibieron positivamente los resultados de los test de estrés de la banca y los resultados empresariales en EEUU, lo que apoyó a los gestores long-short, especialmente si cuentan con exposición a los sectores que ofrecieron mayores rentabilidades, como tecnología e industriales.

La razón del peor comportamiento de los hedge fue su menor exposición neta al mercado, pues en su caso la mayoría de las ganancias no se deriva del comportamiento bursátil, sino del proceso de selección de los valores de la cartera. Así, el índice Lyxor Long-Short se apuntó el 2,2% en julio, mientras el índice Variable ganó sólo el 0,3% y el Long-Short market neutral el 0,2%, con el índice de arbitraje estadístico plano. Y es que los gestores que se mantienen neutrales de forma estructural tuvieron que lidiar con unas altas correlaciones, y bajas dispersiones, entre los retornos de las acciones de forma individual.

Muchos gestores CTA y global macro perdieron incluso en julio. Así, el índice Lyxor CTA Long-Term cayó el 1,4% y el de corto plazo el 1%. Además, el índice Lyxor Global Macro se dejó el 0,4%. Y es que la subida de la renta variable fue negativa para las rentabilidades de muchos CTA, debido a que muchas estrategias de medio plazo previamente recortaron su exposición y, en algunos casos, la convirtieron en exposición negativa neta.

Además, la popular posición bajista contra el euro, que ha sido ganadora durante gran parte del año, no lo fue en julio, pues la moneda europea subió aproximadamente el 6% frente al dólar en el mes, lo que reportó pérdidas a muchos gestores. Con todo, aunque el dólar cayó frente al euro, subió frente al oro, lo que perjudicó a los inversores con exposición al metal precioso, pues los miedos deflacionistas se impusieron a los temores inflacionistas.

En el espacio event driven, los gestores de arbitrage de fusiones siguieron ganando, subiendo el 1,5% en julio y convirtiendo las subidas en lo que va de año en el 2,9%, así como los inversores de situaciones especiales con alocaciones en firmas financieras, pues el estrechamiento de diferenciales ayudó a incrementar los precios de oferta en algunos acuerdos. De ello también se beneficiaron los inversores que apuestan por estrategias distressed.

Empresas

Lo más leído