El impuesto sobre las transacciones financieras afectará a la competitividad y al cliente final en la UE


Un estudio  realizado por el CFA Institute entre los profesionales de la inversión y los mercados financieros en Europa, ha puesto de manifiesto dos preocupaciones principales de estos profesionales sobre el impuesto a las transacciones financieras que planea establecer la UE. La primera es que los costos del impuesto, en última instancia, serán asumidos por el cliente final[1] de productos y servicios financieros. La segunda es que si el ITF no se aplica a nivel mundial, la iniciativa dará lugar a un arbitraje regulatorio y afectará la competitividad del sector financiero de la UE. Según Agnes Le Thiec, CFA, Directora de Política de Mercados de Capitales de CFA Institute, “la UE se enfrenta a decisiones difíciles a propósito de la reforma de la legislación y la responsabilidad del sector financiero en la crisis”.

 

 

[1]Inversores, ahorradores, prestamistas, traders o cualquier usuario de productos financieros

Noticias relacionadas

Lo más leído