Tags: ISR |

El impacto de no saber calcular el impacto financiero del cambio climático


TRIBUNA de Tania Salvat, ventas para el área de distribución de BlackRock para España. Comentario patrocinado por BlackRock.

El mundo se enfrenta a un escenario en el que cada vez se registran más catástrofes naturales y de mayor intensidad. Los eventos meteorológicos extremos se están volviendo más comunes en regiones que hasta ahora no habían sufrido las consecuencias de estos acontecimientos. Europa, por ejemplo, está experimentando un aumento de las olas de calor extremas que afectan al continente. Estados Unidos, por su parte, se está viendo golpeado por incendios y huracanes de una intensidad que va en aumento, mientras que las consecuencias de las inundaciones que se producen en Japón empeoran año tras año.

Los efectos negativos del cambio climático son cada vez más tangibles. Sin embargo, numerosos inversores no han sido capaces de adaptar sus carteras a estos desarrollos y ahora se están encontrando con que no están preparados para hacer frente a las consecuencias que tiene el cambio climático en sus carteras. La falta de anticipación se debe principalmente a dos motivos. El primero es que las consecuencias del cambio climático avanzan a un ritmo demasiado lento como para que muchos inversores perciban los efectos en el corto plazo. Si, por ejemplo, nos fijamos en el aumento del nivel del mar, veremos que el avance, aunque constante, es imperceptible de un año para otro. 

El segundo motivo es la escasez de datos históricos que permiten entender con claridad estos acontecimientos. La intensidad y virulencia de los eventos meteorológicos adversos no tienen precedentes, por lo que no existe información adaptada a las condiciones actuales. Esta ausencia de documentación se cubre con datos que ya no se ajustan a la realidad y que desvirtúan el análisis de riesgos.

Llegados a este punto, muchos inversores se preguntarán qué herramientas tienen a su alcance para poder mitigar este problema. Y la solución no es inalcanzable: es necesario saber aprovechar los avances científicos e invertir en un procesamiento de datos que realmente se corresponda a la realidad. Para ello, es fundamental entender los riesgos físicos que supone el cambio climático en la industria de gestión de activos, ya que los efectos de este problema tienen un impacto directo en la situación financiera de numerosos agentes económicos. Junto a esto, los inversores deben identificar sus puntos débiles y cuáles son los riesgos que más les afectan.

Las implicaciones financieras del cambio climático se pueden ilustrar con tres casos concretos: la infraestructura energética, los bonos municipales en Estados Unidos y el inmobiliario comercial.Los efectos devastadores de los acontecimientos meteorológicos extremos conllevan la destrucción de instalaciones eléctricas, cuya reparación requiere de una mayor inversión y, por lo tanto, impacta en el balance de las entidades del sector. El segundo caso, el de los bonos municipales en Estados Unidos, se corresponde a la cada vez mayor necesidad financiera de las corporaciones municipales para hacer frente a las reparaciones de las catástrofes naturales.

Con respecto al inmobiliario comercial, se trata de un sector especialmente expuesto a los huracanes e inundaciones, por lo que las mayores pérdidas de valor se registrarán en las regiones en las que se concentran este tipo de acontecimientos. En Estados Unidos, por ejemplo, se espera que el riesgo de que se registre un huracán de intensidad 4/5 aumente un 275% hasta 2050.

Las consecuencias de estos fenómenos naturales también se reflejan en un aumento de las primas de las aseguradoras o la pérdida de coberturas, un aumento de los costes operativos como consecuencia de los cambios en las necesidades energéticas, mayores gastos de capital para adaptar las infraestructuras al nuevo orden climático o aumento de los conflictos legales, ya que muchos inquilinos abandonan las propiedades tras una catástrofe meteorológica sin estar al corriente de pagos.

Puedes leer nuestro análisis completo aquí.


Advertencias sobre el riesgo

Puede que las participaciones en las Sociedades no sean apropiadas para todos los inversores. BlackRock no garantiza la rentabilidad de las participaciones ni de los fondos. El precio de las inversiones (que pueden negociarse en un número limitado de mercados) puede aumentar o disminuir, y es posible que el inversor no recupere la cantidad invertida. La renta que perciba no es fija y puede fluctuar. Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. El valor de inversiones que impliquen exposición a divisas puede verse afectado por variaciones en el tipo de cambio. Le recordamos que las implicaciones fiscales pueden cambiar, tanto en lo referente a niveles como a bases y exenciones. BlackRock no ha considerado la adecuación de esta inversión frente a sus necesidades individuales y tolerancia al riesgo. Los datos mostrados ofrecen información resumida, una inversión debería ser realizada en base al folleto actual disponible de BlackRock Advisors (UK) Limited. En relación a los productos mencionados este documento es informativo y no constituye un asesoramiento de inversión ni una oferta para vender o solicitar una oferta para comprar los valores que se describen. Este documento no debe ser distribuido sin la autorización de BlackRock Advisors (UK) Limited.

 

Aviso legal

BlackRock Advisors (UK) Limited, debidamente autorizada y regulada por la autoridad de servicios financieros del Reino Unido (FinancialConductAuthority (FCA)), con oficina registrada en 12 Throgmorton Avenue, London, EC2N 2DL, Reino Unido, Tel +44 (0)20 7743 3000, ha publicado este documento para su acceso por clientes profesionales únicamente en España. Nadie más deberá basarse en la información contenida en el mismo. Queda estrictamente prohibida la distribución por cualquier medio de éste o de cualquier otro material relacionado a terceras personas. La información contenida en el presente documento no constituye una oferta, invitación, recomendación o solicitud alguna de realizar operaciones con productos financieros ni debe constituir la base para la toma de decisiones de inversión. Por su seguridad, normalmente las llamadas son grabadas. Este documento contiene productos y servicios de BLACKROCK INC. que podrían ser ofertados directamente o indirectamente en el Principado de Andorra, y no debe ser tratada o considerada como una inducción a la contratación en ninguna jurisdicción, incluyendo el Principado de Andorra.

Inversores restringidos

Este documento no es, y no debe considerarse bajo ninguna circunstancia como una publicidad o cualquier otro tipo de oferta pública de acciones en los EEUU o Canadá. Este documento no está dirigido a personas residentes en los EEUU, Canadá o ninguna de sus provincias ni territorios, donde las compañías/valores no estén autorizados o registrados para su distribución y donde no se haya registrado el folleto con cualquier comisión de valores o autoridad reguladora. Las compañías/valores no podrán ser adquiridos o poseídos, ni adquiridos con los valores de un Plan ERISA.

Para más información, póngase en contacto con las entidades comercializadoras que aparecen inscritas en CNMV. Asimismo, información adicional puede ser obtenida a través de www.iShares.es o contactando con nosotros en +34 91 788 94 00.

 

© 2019 BlackRock Advisors (UK) Limited. Compañíaregistrada nº 00796793. Todos los derechos reservados. Las llamadas pueden ser supervisadas o grabadas.

© 2019 BlackRock, Inc. Reservados todos los derechos. BLACKROCK y BLACKROCK SOLUTIONS, iSHARES, BUILD ON BLACKROCK, SO WHAT DO I DO WITH MY MONEY son marcas registradas y no registradas de BlackRock, Inc. o de sus filiales en EE.UU. y en otros países. Todas las demás marcas comerciales son propiedad de sus respectivos titulares.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas