“El impacto de la política monetaria en el mercado se está diluyendo”


“Las compañías con balances sólidos y retornos de capital elevados deberían comportarse mejor cuanto más nos acerquemos a un entorno de tipos de interés normalizado”. Así lo cree Charles Royce, presidente y co director de Inversiones de Royce & Associates, filial de renta variable de pequeña capitalización de Estados Unidos de Legg Mason Global AM, quien afirma que “los efectos en el mercado de los programas de flexibilización cuantitativa llevada a cabo por la Fed se están diluyendo, aunque no hay ninguna duda de que las empresas altamente apalancadas siguen beneficiándose del dinero fácil y unos tipos de interés históricamente bajos”.

Según explica el experto en un informe, “el mercado ya ha reflejado en los precios gran parte del efecto positivo que podría derivarse de un acuerdo sobre el presupuesto”. A pesar del hecho de que aún quedan grandes problemas presupuestarios que resolver, el mercado parece satisfecho centrándose en las perspectivas de las compañías. Esto contrastaría claramente con lo sucedido en años anteriores en los que los mercados reaccionaban principalmente a los grandes titulares macroeconómicos. “De este modo, pensamos que los mercados continuarán moviéndose en una dirección positiva, aunque por supuesto una corrección ocasional es parte de un mercado alcista”, asevera.

En su opinión, el entorno sigue siendo favorable para la renta variable. “Lo más interesante es cómo el mercado ha sido capaz de digerir las malas noticias. Cuando el presidente de Estados Unidos y el Congreso no llegaron a un acuerdo para hacer frente al déficit a largo plazo, el mercado se encogió de hombros y continuó subiendo. Asimismo, cuando el secuestro entró en vigor y las negociaciones se estancaron, las acciones se detuvieron para posteriormente reanudar su tendencia alcista. A pesar de que todavía existen cuestiones importantes por resolver, el mercado parece contentarse con ignorar todo y concentrarse en las perspectivas de las empresas”.

Para Royce, lo sucedido recientemente contrasta con lo vivido en 2010, 2011 y la primera mitad de 2012, cuando los mercados parecían reaccionar a los acontecimientos políticos. “Como hemos visto en la crisis bancaria de Chipre, siempre se pueden producir sorpresas o desafíos que nadie puede predecir”. En lo que respecta a Estados Unidos, el experto cree que en algún momento demócratas y republicanos llegarán a un acuerdo. A su juicio, esto se ocurrirá probablemente a finales de año. “El mercado se ha movido en virtud de un supuesto entendimiento que haga volver la salud fiscal a Washington”, señala el experto.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído