El Ibex cae el 3% tras anunciar Cataluña que se acogerá también al rescate


La moderación de las pérdidas que permitió ayer el anuncio de la prohibición de las posiciones cortas fue solo un espejismo a juzgar por la caída del 3% que está registrando hoy el Ibex 35 a media sesión. La subasta de letras a tres y seis meses, que de nuevo han elevado su tipo de interés, y sobre todo el anuncio de Cataluña de que acudirá al rescate del Fondo de Liquidez Autonómica han sido las razones que están tumbando al selectivo en una mañana en la que la prima de riesgo apenas relaja, pues se sitúa en 635 puntos.

El portavoz del Ejecutivo catalán, Francesc Homs, ha confirmado que pedirán liquidez al Estado, aunque se ha negado en todo momento a referirse a esta operación como un rescate. Cataluña, que tiene que afrontar en lo que queda de año cerca de 6.000 millones en vencimientos, se convierte así en la tercera comunidad autónoma en solicitarlo, tras la Comunidad Valenciana y Murcia.

Las dudas sobre la economía española se acrecientan por minutos y las miradas están también hoy puestas en la reunión que mantienen el ministro español de Economía, Luis de Guindos, y el alemán, Wolfgang Schaüble, dado que los incesantes rumores sobre un posible rescate a España hacen creer en los mercados que de ese encuentro podría salir la determinación de llevarlo adelante.

A las 15:00 horas, el Ibex 35 descendía el 3,05%, lastrado principalmente por los bancos, que volvían a las pérdidas de la mañana de ayer (se tornaron en ganancias tras el anuncio de impedir las ventas a corto). Santander se dejaba un 3,92%; BBVA, un 3,31%; Popular, un 3,56%; Bankia, un 5,11%, y Bankinter, un 3,99%. Por contra, Sabadell subía un 0,15%. Los grandes valores del indicador también registraban fuertes bajadas, pues Telefónica caía más del 3%, y Repsol e Iberdrola, más del 4%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se mantenía en niveles muy elevados durante la sesión, aunque descendía ligeramente respecto a la sesión de ayer. Se situaba en 635 puntos, un descenso que estaba motivado por la subida de la rentabilidad del bono alemán, hasta el 1,25%, y no por el descenso del español, que muy al contrario subía hasta el 7,59%. En esta subida influía el resultado de la subasta a corto plazo realizada esta mañana. Las letras a tres meses subían hasta el 2,434%, en tanto que las de seis meses ascendían hasta el 3,69%, el máximo desde noviembre.

El Tesoro ha conseguido, eso sí, colocar los 3.000 millones que se había marcado como objetivo, y lo ha hecho con una demanda muy considerable, que ha triplicado a la oferta. Este indicador debería mostrar el interés que todavía existe en los mercados por los títulos españoles, lo cual indicaría que no necesita un rescate el Estado, pero los expertos destacan que la demanda viene prácticamente en su totalidad de las entidades españolas con lo que no es del todo real.

Noticias relacionadas

Lo más leído