El gobierno corporativo en Asia emergente


2011 fue escenario de numerosos escándalos de gobierno corporativo en Asia. Con unas pérdidas totales que ya superan los 20.000 millones de dólares, su impacto se ha hecho sentir tanto en los mercados desarrollados como en los emergentes.  ¿Qué lecciones hemos aprendido de estos errores?

La variedad de los escándalos de 2011 es considerable: desde la presunta falsificación de registros de propiedad por parte de una empresa forestal desde la década de los noventa, hasta una compañía de tecnología medioambiental acusada de prácticas cuestionables con contratos –o de producir "aire caliente" en lugar de membranas–, pasando por una empresa agrícola suspendida por retrasar la publicación de sus resultados anuales. En total, 25 empresas chinas han dejado de cotizar en los mercados NYSE y NASDAQ por cuestiones relacionadas con el gobierno corporativo.

La respuesta se ha ido formulando lentamente desde finales de los noventa, momento en que la crisis financiera asiática supuso una llamada de atención que expuso las debilidades regulatorias, de gestión institucional y de gobierno corporativo en la región. Durante los últimos diez años se han promulgado, desarrollado y reforzado leyes y normativas de gobierno corporativo. Corea del Sur fue el primer país en hacerlo con su Código de Gobierno Corporativo de 1999, seguido de Malasia en 2000 e Indonesia y Singapur en 2011. Los siguientes países en tomar medidas similares fueron China, Taiwán, Pakistán y Tailandia en 2002, Filipinas en 2003, Bangladesh en 2004 (al igual que Hong Kong, que actualizó una iniciativa voluntaria de 1993), Vietnam en 2007 e India en 2009.

Se han producido cambios

En algunos países asiáticos, la organización y el gobierno corporativo de las compañías estatales han sido objeto de cambios importantes. Además, los organismos reguladores asiáticos se han tomado muy en serio el desafío de velar por el cumplimiento de las nuevas normativas. Por ejemplo, en Hong Kong, China, Corea del Sur, Malasia y Filipinas se han establecido tribunales especializados para tratar asuntos relacionados con los mercados de capitales. Así, las empresas y las economías asiáticas se benefician de una infraestructura de gobierno corporativo más sólida. La siguiente tabla resume el ranking de empresas asiáticas frente a sus homólogas de Europa y Estados Unidos (5 es la puntuación más alta, 1 la más baja). Aunque las empresas americanas y británicas todavía lideran en lo que respecta a prácticas de gobierno corporativo, las compañías de Asia emergente registran puntuaciones relativamente altas, especialmente comparadas con sus homólogos de la Europa continental y de Japón.

Sus puntos débiles son la "independencia de directores y comités" y la protección de los "derechos de los accionistas minoritarios", áreas en las que las empresas asiáticas –sobre todo en Hong Kong, China y Corea del Sur– están rezagadas. Este último aspecto es particularmente relevante para las "entidades de participación variable" o los "vehículos especiales de inversión offshore" que emplean habitualmente las empresas chinas para cotizar en bolsas extranjeras. El accionista minoritario debe ser consciente de que los activos están ubicados en China, con un contrato entre la entidad china y una empresa domiciliada en un paraíso fiscal. Cuando esta empresa offshore cotiza en Estados Unidos, la ley Sarbanes-Oxley para la protección del inversor suele no ser más que una ilusión, ya que los directores de la compañía nunca entran en territorio estadounidense.

Lista de control para no acalorarse

En base a nuestra experiencia directa en reuniones con equipos directivos y visitas a empresas, recomendamos al inversor que, en lugar de confiar solamente en las calificaciones propuestas por agencias, se haga ciertas preguntas clave a la hora de plantearse cuestiones de gobierno corporativo en Asia emergente:


• Credenciales de la compañía: ¿Se ha concentrado la compañía en su actividad principal desde su salida a bolsa? ¿Aplica sistemas sólidos de planificación de recursos (ERP)? ¿Hay capital inversión (private equity) involucrado? ¿Existen operaciones significativas con empresas vinculadas? En el caso de una empresa cotizada en Estados Unidos por la vía de una adquisición inversa, ¿considera la compañía volver a Hong Kong mediante una oferta pública inicial propiamente dicha? ¿Considera la empresa su privatización o una recompra de acciones? ¿Trabaja la empresa con un auditor externo de prestigio?


• Credenciales de la dirección: ¿Qué antecedentes tienen los directivos de la compañía? ¿Existe algún conflicto o intereses de terceros? ¿Contrata la empresa a personal de competidores de prestigio? ¿Encaja en la compañía el director financiero? ¿Son verdaderamente independientes los directores no ejecutivos? ¿Son independientes los comités de remuneración y auditoría?

Una lista de control de este tipo debería ayudar a los inversores a evitar estar expuestos a cualquier posible escándalo en el futuro.

Lo más leído