El futuro del sector: pocas macro-gestoras y muchas boutiques


La industria de la gestión colectiva se encamina hacia un mercado dual: pocas y muy grandes gestoras junto con muchas y pequeñas boutiques especializadas en producto, estrategia, mercado y zona geográfica. Así es el futuro del sector que se dibuja en el libro que acaba de publicar la Fundación Inverco y que ha sido elaborado por Afi.

Con el título "El impacto de la crisis económica y financiera en la inversión colectiva y en el ahorro-previsión", el quinto libro publicado por la Fundación analiza el sector de la gestión desde sus orígenes en España, las distintas crisis que se han vivido y, especialmente, las consecuencias de los últimos años que han llevado al sector a una necesidad de reorganización. Según apuntan en el libro los expertos de Afi, "el futuro está plagado de retos para las sociedades gestoras que deberán potenciar la comercialización internacional de sus fondos de inversión... parece que sólo las grandes gestoras podrán aprovechar estas economías de mercado". "Estamos en un entorno complejo para la industria. Habrá un proceso de concentración alrededor de las cinco o seis macrogestoras a nivel mundial", explica David Cano, coordinador de la publicación y socio de Afi.

Según explicó Cano durante la presentación del libro, la caída del patrimonio bajo gestión, con el consiguiente recorte de las comisiones y un aumento en los gastos de las gestoras debido al nuevo entorno regulatorio y de supervisión, serán los detonantes para ese nuevo entorno en el que convivirán las macro gestoras con las de nicho. Además, en ese nuevo escenario tendrá que aumentar la externalización de servicios administrativos y de cumplimiento normativo, cambiará también la red de comercialización de los productos y tendrá que ir acompañada por un asesoramiento financiero independiente. "El vehículo fondo de inversión es el más eficiente para invertir ya que permite diversificar y mejora claramente el binomio rentabilidad/riesgo y debe ir siempre acompañado de un asesoramiento independiente", afirma Cano.

"Este darwinismo va a dejar a los más cualificados", aseguró Emilio Ontiveros, presidente de Afi durante la presentación del libro. En opinión del reputado economista, "estamos ante el mayor ajuste financiero y habrá una selección natural de entidades". En su opinión la crisis traerá muchos cambios en el panorama financiero: una industria más regulada, una vuelta a la banca tradicional y una mayor conciencia del inversor como consumidor financiero, lo que llevará a una mayor exigencia hacia los profesionales. "La industria de las IIC ha sufrido pero la crisis pone de manifiesto la capacidad para diferenciar entre entidades de calidad; habrá un claro proceso de consolidación y restructuración dentro de la industria", asegura.

En defensa del sector

El libro publicado por Inverco pone también de manifiesto la importancia del sector de la gestión colectiva y del ahorro-previsión para la economía española. Según sus datos, el sector genera 31.000 puestos de trabajo, "un empleo cualificado y muy productivo que debe mantenerse y crecer", en opinión de Cano, y tiene un peso del 0,37% del VAB. Además, los accionistas y partícipes de IIC y fondos de pensiones han pagado impuestos por una cifra superior a los 11.000 millones de euros durante los últimos cinco años, cifra que, en opinión de los expertos, debe tomarse en cuenta a la hora de hablar de posibiles aumentos en la tributación de estos instrumentos.

"No tiene sentido incrementar la tributación de las sicav. Ese endurecimiento podría provocar la marcha a otros países del ahorro y flaco favor se haría a España. Sería una pena poner trabas a la industria", dice Cano. De la misma opinión es Carlos Tusquets, presidente de Banco Mediolanum y vicepresidente de Inverco, quien aseguró que si las sicav salieran de España "bajará la bolsa, aumentará el paro y se disminuirá la recaudación".

Lo más leído