El futuro del Mercado de Fondos de Pensiones en Europa


Históricamente, los sistemas de jubilación en Europa han sido creados en base a tres pilares: Primer pilar: Previsión social de carácter público (de contribución definida o no definida); Segundo pilar: Previsión social complementaria de carácter empresarial (de contribución definida o no definida), y Tercer pilar: Previsión social complementaria de carácter individual.

En Europa los tres sistemas han sido articulados con preferencias muy distintas.

Todos los países tienen en cierto grado implementado el Primer pilar, como son Suiza y Noruega (parcialmente de contribución definida) o más recientemente el Reino Unido, con algunas salvedades. En el caso de España, este primer pilar es el que mayor peso tiene, por el momento.

El segundo pilar predomina principalmente en mercados como Holanda, Reino Unido, Suiza y la mayoría de los Países Nórdicos, que han elegido implementarlos a través de vehículos financieros específicos, que normalmente son de contribución definida. En otros países, como Alemania, Francia o Italia, esta actividad de Fondos de Pensiones permanece en el balance de las empresas. Esto también se podría aplicar al mercado español.

El incremento de la normativa en lo que respecta a las normas de contabilidad (IFRS - International Financial Reporting Standards) que hacen hincapié en el concepto de “valor razonable”, ha hecho ver a las empresas el funcionamiento de la estructura del segundo pilar y las obligaciones que  conlleva una devaluación/caída del valor del Fondo, el cual puede llegar a tener un impacto en la calificación crediticia de la propia empresa.

De prestación definida a contribución definida

Países como Holanda, Suiza, Alemania y Reino Unido históricamente han estado a favor los planes de pensiones de beneficio definido o planes de empleo, los cuales tienen un impacto significativo en el balance de la empresa. Fue en el Reino Unido, en la década de los 80, con la incorporación de la normativa IFRS, lo que condujo a cambiar a estructuras de contribución definida. De esta forma se traspasaba el riesgo financiero de los fondos de pensiones del balance de las empresas a los propios empleados. Mientras que en el Reino Unido este cambio ha ocurrido de una forma rápida y sistemática, la mayoría de los países europeos están teniendo una trayectoria mucho más dilatada. En muchos casos, hemos visto la evolución en diversas formas mixtas de la estructura del Segundo pilar de los planes de pensiones, los cuales son mucho más fáciles de vender a los sindicatos.

Muchos países que predominantemente confían en la estructura del Primer pilar (caso de España) están abriendo la puerta hacia el Segundo pilar introduciendo estructuras definidas de contribución. Es el caso de Francia e Italia que cuentan con muchos planes de pensiones, organizados y patrocinados por el empleado.

El futuro

¿Que nos deparará el futuro para los planes de pensiones Europeos? Seguramente, la crisis de deuda pública conducirá a una conversión acelerada del Primer pilar hacia el Tercer pilar contratando fondos de pensiones individuales/privados.

Los sistemas del Segundo pilar, de beneficio definido, se irán convirtiendo a estructuras de contribución definida. Esto llevará consigo que se cierren dichos planes de pensiones a nuevos empleados y que se limite para miembros existentes. Asimismo, se espera ver un incremento en la utilización de las plataformas de fondos de pensiones que serán dirigidos por los proveedores de pensiones. Estas plataformas permitirán a múltiples compañías percibir una contribución definida de los planes de pensiones según las exigencias específicas de la compañía. Por otro lado, estas plataformas permitirán a los empleados poder combinar la gestión y el funcionamiento del Segundo pilar de los planes de pensiones de contribución definidos con su propio Tercer pilar de los planes de pensiones de ahorro privado.

La nueva directiva de la Unión Europea aportará cambios fundamentales en el Segundo pilar, ya sea para estructuras de beneficio definido o contribución definida. El funcionamiento del fondo, la orientación al cliente, el servicio al cliente, la transparencia en la información incluida en las páginas web, los centros de atención al cliente y la rentabilidad serán solo algunos atributos que decidirán el éxito o el fracaso del Segundo pilar de ahora en adelante. Vemos que esto ya es una tendencia en Australia que creemos que se seguirá en Europa.

Dicho esto, todos estos cambios no se van a producir de la noche a la mañana. En países con un sistema fuerte de Segundo pilar, sindicatos y gobiernos no estarán dispuestos a realizar cambios antes que la directiva de la Unión Europea entre en vigor. En cambio, nosotros probablemente vemos algunos países sin fuertes planes de pensiones del Segundo pilar para convertirse en pioneros en este nuevo mundo del empleado altamente conducido y personalizado a soluciones de planes de pensiones.

¿Qué ocurrirá a los planes de contribución definida dentro del  Segundo pilar? Muchos congelarán la entrada a nuevos inversores, y los que surjan nuevos serán de contribución definida. Veremos que no será fácil mover el riesgo de financiación del Plan desde la empresa a los empleados, más en tiempos de crisis donde los sindicatos miran por el beneficio de los trabajadores.

Desafíos

¿Cuáles son los desafíos más importantes para los Fondos con alto componente de beneficio definido? Claramente, el conseguir la rentabilidad necesaria en un entorno de gran volatidad, donde se exige mayor diversificación en los mercados y productos. Private Equity, inversiones en fondo alternativos e inmobiliarios en mercados emergentes están siendo cruciales para el éxito. Con esto, se añade la necesidad de aumentar la eficacia del coste del plan de pensiones. Para poder alcanzar estos objetivos, requerirá un replanteamiento de la cadena de valores de los sistemas de jubilaciones y fundamentalmente la pregunta sobre los proveedores existentes. Los custodios o depositarios de dichos fondos de pensiones necesitan ser capaces de apoyar a gestoras de pensiones internacionales en diferentes tramos de horarios y productos de inversión

De ahora en adelante, pocos proveedores van a ser capaces de estar a la altura de las exigencias del mercado, ya que hablamos de Planes/Fondos más complejos, con mayor necesidad de especialización, tanto desde un punto de vista de gestión como de depositario/custodio.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído