El futuro de la gestión de activos: ¿David contra Goliat? (Segunda parte)


Los cinco pilares principales de las gestoras boutiques

El viejo refrán: "Lo pequeño es hermoso", es un hecho obvio en la mayoría de los casos, pero también es cierto que el tamaño es un problema para la mayoría de las boutiques. Para conseguir los activos bajo gestión necesarios para desarrollar un negocio sostenible, una boutique debe centrarse en cinco pilares: talento, rentabilidad, reputación, distribución y diferenciación.

Talento: Al fin y al cabo lo que realmente importa en este negocio es la gente. Reclutar y retener el mejor talento no es fácil pero crear un "ciclo virtuoso" donde la gente disfrute de lo que hace y trabajen juntos como un equipo es más un arte que una ciencia. Esta es la semilla del éxito para la mayoría de negocios y, debido a la cercanía y compromiso de las empresas más pequeñas, las boutiques tienen una clara ventaja en comparación con las grandes empresas.

Rentabilidad: Generalmente es la consecuencia de poner a trabajar en equipo a las personas adecuadas garantizando que la suma de las partes es más importante que un solo individuo. En una industria con tal “tsunami” de productos los buenos resultados no son suficientes; estar entre los mejores es prácticamente una obligación. La suerte también juega su papel porque los mercados pueden estar equivocados por mucho tiempo hasta que el sentido común vuelve a prevalecer y lanzar un buen producto en el momento adecuado facilita mucho las cosas. Una vez que los resultados, ajustados al riesgo, están de nuestro lado el foco se mueve hacia la distribución.

Reputación: Si el tamaño era un problema al principio de la crisis - porque todo el mundo pensaba que los grandes jugadores nunca caen – la realidad cambió rápidamente esa percepción. Hoy la reputación es un factor clave en la gestión de activos. El Diccionario Merrian-Webster define «reputación» como: a) Cualidad general o carácter observado o juzgado por la gente y b) Reconocimiento por parte de otras personas de alguna característica o habilidad. Si eres un gestor serio y cumples con lo que prometes de forma abierta y transparente a tus clientes, crearás una sólida reputación.

Después de la crisis muchos inversores prefieren invertir con aquellos que están realmente comprometidos - y  vuelven la espalda a los que no lo son. Para ellos, la reputación es como un desayuno de huevos con bacon. Tienen que decidir entre invertir su dinero en el pollo (que participa) o en el cerdo (que está realmente comprometido). ¡Tu reputación te convertirá en un pollo o en un cerdo!

Distribución: Mucha gente piensa que la distribución es clave para el éxito, pero todo depende de lo que se considere ‘éxito’. Para las grandes gestoras es una cuestión de países, puntos de venta, de lograr una posición en el Top 5 en términos de cuota de mercado, de invertir enormes sumas en marketing y ventas, etc. Para las boutiques de gestión de activos es una cuestión de ser inteligente y contar con un número determinado de distribuidores que puedan confiar en ti y tú en ellos. La calidad prevalece sobre la cantidad y la relación de confianza es muy importante. En cierta medida es como estar del "lado de la oferta" en el caso de las grandes gestoras o del "lado de la demanda" en el caso de las boutiques,  con las implicaciones de precio y cantidad que todos los economistas conocen. En este contexto, la nueva iniciativa RDR del Reino Unido traerá muy buenas noticias a largo plazo para las boutiques, aunque aún hay que trabajar mucho para conseguir unas condiciones más equitativas en lo referente a la distribución.

Diferenciación: Probablemente, hoy día es incluso más importante que la rentabilidad. En España, tenemos a la venta más de 700 fondos que invierten en Asia. Incluso si un fondo ocupa el puesto nº 12, que es muy bueno, ¿Cuáles son las posibilidades de captar la atención de los inversores? No demasiadas supongo, a menos que tenga una historia interesante que contarle a sus clientes. Después de más de 10 años gestionando uno de los mejores fondos de renta variable global, en March Gestión lanzamos dos fondos de renta variable global especializados (March Vini Catena, que invierte en compañías cotizadas que participan en la industria y la cadena de valor del vino y el March Family Businesses Fund, que invierte únicamente en empresas familiares cotizadas en bolsa donde la familia fundadora posee un porcentaje relevante de acciones) para captar la atención de los inversores y mejorar nuestra capacidad de distribución en Europa y Latinoamérica.

Los dos fondos están dirigidos por el mismo equipo y comparten la misma filosofía, pero tienen un alto nivel de diferenciación respecto al fondo de renta variable global original y un mayor volumen de patrimonio.

La creación de GBAM

El pasado abril, fundamos GBAM –Group of Boutique Asset Managers- para poner en marcha una asociación con el fin de fomentar la cooperación entre las boutiques de gestión de activos en todo el mundo, se acordó emplear el grupo como medio para alcanzar los siguientes objetivos:

-         Debates a puerta cerrada sobre todas las cuestiones importantes relacionadas con nuestro negocio (estrategia, productos, mercados, clientes, etc.)

-          Mejorar mediante el intercambio de experiencias y mejores prácticas en todas las áreas de gestión de activos (investigación, gestión de cartera, control de riesgos, marketing, etc.).

-         Obtener una mejor comprensión de nuestros respectivos mercados o regiones para mejorar la distribución.

-         Obtener un mayor reconocimiento en el mercado por ser miembros de la GBAM

-         Desarrollar a través de GBAM una red fiable de contactos en diferentes países.

GBAM no pretende convertirse en un grupo de presión ni superponerse a las organizaciones nacionales o internacionales ya existentes. Más bien es un vehículo diseñado para reunirse una o dos veces al año para debatir entre colegas esas cosas que realmente importan para el negocio – para contrastar ideas y aprender de las experiencias de los demás. GBAM es en esencia un grupo privado donde poder expresar abiertamente las dudas e intercambiar preguntas con otros ejecutivos. En definitiva, GBAM se creó para proporcionar un valor añadido a sus miembros mediante el intercambio de información.

¿Qué les espera a los gestores de activos?

En la mayoría de los informes sobre el futuro del sector se puede leer sobre la importancia de los mercados emergentes, los cambios demográficos, el impacto de las nuevas tecnologías, la nueva regulación, la intervención del Estado en la economía y así sucesivamente. Pero, para mí, todas estas tendencias y desarrollos son secundarios para mantener los cinco pilares en buena forma. E incluso si tuviera que elegir sólo uno de estos pilares escogería el talento sin duda alguna. Porque teniendo talento el resto de los pilares le seguirán progresivamente… siempre y cuando uno tenga el tiempo y los recursos para costear la espera.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído