“El fondo sigue siendo el instrumento de inversión más potente”


Acaban de completar la transacción entre BNP Paribas Invesment Partners y Fortis Investments. Bajo la marca BNP Paribas Investment Partners, con la que operan desde el día 1 de abril, confían en los fondos de inversión para lidiar con la fuerte competencia de los depósitos. “El fondo es el instrumento más potente para la inversión, no existe otro igual”, asegura Javier Núñez de Villavicencio, consejero delegado de la entidad, convencido de que las ofertas propiciadas por la guerra del pasivo son coyunturales y carecen de la potencia y la capacidad de captar el ahorro que tienen los fondos. En este sentido, el desafío está en encontrar formatos que ofrezcan al inversor ese potencial.

“En 2008 el depósito ya fue el producto estrella y estamos acostumbrados a convivir con él, lo que obliga a las gestoras a trabajar con una arquitectura abierta más restringida, es decir, con menos productos pero con una actividad más concentrada y especializada”, asegura Felipe Guirado, gestor de ventas, convencido de que ya no todo vale y de la necesidad de ofrecer un servicio personalizado a las entidades. En este contexto, también considera clave el respaldo de una sólida marca, que da más confianza a las distribuidoras. “BNP Paribas no se ha visto dañado por la crisis y ha salido reforzado, pues cuenta con buenos rating y perspectivas positivas, en un momento en que el riesgo reputacional es clave”, afirman.

Aunque prevén un crecimiento nulo del mercado español de fondos a lo largo de este año, pues gran parte del ahorro irá dirigido a los depósitos, creen que el cambio estructural en la industria les favorecerá, lo que podría suponer crecimientos para la gestora de en torno al 10% a lo largo de 2010. “Los inversores están dando pasos graduales hacia activos de mayor riesgo, desde productos monetarios o de renta fija a corto plazo, lo que garantiza un aumento de nuestra presencia en el mercado español, que ya viene produciéndose desde mayo del año pasado”, asegura Núñez de Villavicencio que, no obstante, matiza que el movimiento es gradual, pues los inversores españoles no tienen ninguna necesidad de aumentar dramáticamente el riesgo de sus carteras.

El crecimiento vendría apoyado, más que por el efecto mercado, por las captaciones procedentes de los movimientos en esa dirección, así como por el valor añadido que aporten sus productos más sofisticados. “No habrá nuevos clientes, pero los institucionales serán más activos en cuanto a asset allocation y también se verá más movimiento en el mercado de distribución”, dicen desde la entidad.

Bonos convertibles: llave hacia la renta variable

La coyuntura actual hace que los planes de la gestora se centren en primer lugar en la consolidación de sus productos de renta fija, donde aún queda recorrido, aumentando su peso en crédito, deuda high yield y bonos emergentes, con una apuesta creciente en bonos convertibles como primera aproximación a la renta variable. En segundo lugar vendría ya un “picoteo en acciones puras, en mercados variados como EEUU, emergentes y BRIC”, según Guirado. Y es que auguran una revalorización de entre el 8% y el 10% en renta variable para este año.

Entre sus planes de futuro, destaca su apuesta por Asia, donde tienen el 12% de sus activos pero el 26% de su personal, para apoyar el impulso del negocio. En España y Portugal, los activos gestionados son aproximadamente de 4.000 millones de euros.

BNP Paribas Investment Partners acaba de concluir el proceso de integración de Fortis IM bajo una perspectiva “partners” que ha mantenido los procesos de inversión y la gestión independiente de ambas entidades, para que “cada una siga haciendo lo que sabe”. Con esta filosofía, “continuaremos haciendo adquisiciones”, afirma Núñez de Villavicencio, en línea también con la incorporación de socios locales con los que operan en mercados de más difícil acceso como los emergentes o a los que recurren para realizar inversiones más específicas como gestión de divisas, hedge funds, private equity o estrategias en infraestructuras y medio ambiente. “La operación de fusión con Fortis va más allá de la suma de dos entidades, pues aporta resultados muy positivos para el asset management. Gran parte del trabajo ya está hecho, y ahora quedan detalles más cosméticos que reales”, afirma.

Fusión de las sicav luxemburguesas

Lo que aún está pendiente es la alineación de productos en una misma marca, algo que no afectará al inversor pues los equipos de gestión ya están decididos, y también la fusión de las sicav de Fortis y BNP en Luxemburgo, que acabarán fundiéndose en una con un nombre aún no concretado, un proceso que está previsto termine en el último trimestre de este año.

La fusión de ambos bancos tendrá dos impactos fundamentales: la incorporación de dos nuevos mercados al área de banca minorista, Bélgica y Luxemburgo, que se suman a Francia, Holanda e Italia, y el impulso de otros negocios como banca privada y especialmente el de gestión. Y es que la fusión de las entidades ha dado lugar a una firma con unos 530.000 millones de euros en activos bajo gestión y asesoramiento (más del triple que el volumen del mercado de fondos español, de 160.000 millones), lo que la convierte en la quinta gestora de activos de Europa y la undécima del mundo. “Hemos subido peldaños en la percepción de los clientes, al conjuntar distintas capacidades de inversión, lo que nos ha dado más visibilidad en un contexto de fusiones”, dice el consejero delegado de BNP Paribas IP.

Con respecto a la oleada reguladora reciente, desde la entidad afirman que ya se sienten regulados en el mercado de fondos y que en muchos casos el control viene desde dentro, pues el control de riesgos por parte de las entidades ha aumentado. Con todo, Núñez de Villavicencio afirma que es necesario fomentar la educación más que decretar por ley la creación de productos más seguros: “Limitar la creación nunca es bueno”, reflexiona.

Lo más leído