Tags: Multiactivos |

El fondo que Luis Martín se ha empeñado en traer a España


El Pyrford Global Total Return Sterling es un fondo mixto long only gestionado por Pyrford International, una boutique londinense perteneciente al 100% a BMO Global Asset Management, entidad que la adquirió en 2007. El producto está registrado en España por el empeño de Luis Martín, quien desde que fuera nombrado director general de la firma canadiense para el mercado ibérico hizo un especial esfuerzo en convencer a los responsables de la estrategia de la conveniencia de comercializar el fondo fuera del Reino Unido y lanzar una clase cubierta a euros. Finalmente, Martín lo consiguió y el pasado verano el fondo fue registrado en España en formato UCITS y con domicilio en Irlanda.

Su fijación por este producto viene por sus resultados. Desde su lanzamiento en 1994, sólo ha tenido dos años negativos: en 2002 perdió un 2,1% y el año pasado un -0,7%. En 2008, año de la gran crisis, ganó un 12,8%. Lars Nielsen, especialista de producto de Pyrford, ha explicado en una reciente visita en Madrid cómo lo consiguieron. Lo que más sorprende es la simplicidad de la estrategia. “La cartera pivota sobre tres grandes ejes: acciones de compañías de calidad; deuda pública con rating AAA o, como mínimo, AA, y liquidez. No utilizamos ni derivados ni construimos posiciones cortas. No creemos que sean el diablo, pero sí instrumentos que te convierten en un rehén y te pueden hacer perder mucho dinero”, explica.

El fondo tiene como objetivo prioritario proteger el capital. Miran al riesgo desde un punto de vista absoluto y no relativo. “Si los mercados caen un 30% y el fondo un 25%, no tengo ningún motivo para estar satisfecho: mis clientes han perdido un 25% de su capital. El riesgo es perder dinero; no se mide frente a un índice”. La estrategia tiene tres objetivos claros: evitar rentabilidades negativas durante periodos de doce meses, proporcionar retornos que batan a la inflación y mantener una baja volatilidad. Todo ello lo han conseguido gracias, fundamentalmente, a la resistencia mostrada por la estrategia en fases de corrección de mercado, como en el 2008 o en el 2000, año en el que subió un 11,7%.

El equipo que analizan son 14, comité de estrategias son 5 y de esos cinco cuatro llevan trabajando juntos 20 años. El fondo superó el índice de inflación en cerca de un 5% anualizado desde 1994. “Hemos logrado generar rentabilidades de renta variable con una volatilidad similar a la renta fija”, afirma Nielsen. No hay un gestor estrella. El fondo está en manos de 14 profesionales, que son los que se encargan de analizar las oportunidades que ofrece el mercado. De ellos, cinco están dentro del comité de estrategias, siendo los encargados de decidir los activos en los que se invierten. Cuatro de ellos llevan trabajando juntos más de 20 años. La obsesión de todos ellos es no perder dinero. Actualmente, son pesimistas.

“La cartera que tenemos hoy es la más defensiva que hemos tenido nunca. El 50% está en liquidez y renta fija de corto plazo, principalmente de deuda británica”, reconoce el experto. Esta visión negativa se apoya en varios factores. Uno de los principales, la actuación llevada a cabo por los bancos centrales. “La política monetaria de imprimir dinero no resuelve el problema, solo lo aplaza”, señala.

La estrategia es flexible y la exposición a renta variable puede moverse entre el 10% y el 90%. Hoy están en el 30% (un tercio son cotizadas británicas). Sus apuestas son compañías de calidad que encuentran a precios atractivos. "Si compras caro, antes o después lo acabas pagando. Por lo tanto, si las bolsas continúan subiendo y subiendo, nuestra exposición a la clase de activo se reducirá al mínimo”. Buscan lo que Nielsen define como compañías con balances cristalinos, sólidos y con buenas políticas de remuneración al accionista. “No tomamos decisiones basadas en el PIB, sino en los beneficios de las empresas y la valoración, prestando también especial atención al dividendo. La rentabilidad por dividendo de la cartera es del 4,6%, frente al 2,6% del MSCI World”.

En el mercado de renta fija también son pesimistas. “Muchos bonos lo único que te garantizan es que, a largo plazo, vas a perder dinero. No sabemos dónde está el suelo, pero claramente el activo está caro”. Esta estrategia también la siguen en la estrategia con divisas. “Cuando vemos que una divisa está cara, nuestra asignación se reduce y viceversa. En este sentido, aunque el fondo tiene un fuerte sesgo hacia Reino Unido, si entendemos que la libra se ha apreciado en exceso, nuestra exposición a ella se reduciría”. La estrategia comercial del producto en España acaba de comenzar, pero el Pyrford Global Total Return Sterling –la gran apuesta personal de Luis Martín- cuenta con un patrimonio que ronda los 3.000 millones de euros.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído