El fondo con el que las gestoras extranjeras afrontarán un mercado de renta fija que se anuncia difícil para 2014


La renta fija se anuncia como una clase de activo especialmente difícil para 2014. Las gestoras lo saben y, por ello, a lo largo de los últimos meses se han preocupado en poner el acento en aquellos productos que puedan comportarse mejor en un escenario de posibles subidas de tipos. Entre los fondos de inversión más recomendados por los responsables de las gestoras internacionales en España de cara al próximo año destacan, por un lado, productos con duraciones cortas y, por el otro, fondos globales y flexibles, habilitados para construir posiciones largas y cortas en todo el espectro de renta fija.

Así se desprende de la encuesta realizada por Funds People entre representantes de distintas  casas internacionales en España. De la muestra se desprende que el 41% de los encuestados seleccionan un fondo global flexible como su primera opción para encarar 2014. Le siguen los que eligen fondos de renta fija de corta duración (17,6%) y productos de high yield (17,6%), que también son vistos por las entidades como buenas opciones para afrontar el actual entorno. Hace un año eran los fondos globales los señalados como primera opción (59% de los encuestados), un porcentaje que se ha reducido 18 puntos en favor de productos de corta duración y deuda de alto rendimiento.

Si se comparan los resultados con los datos que arrojaba el estudio hace un año se aprecia que el 71% de los consultados han elegido para 2014 un producto distinto del que habían seleccionado para 2013. El 29% de los encuestados restantes, en cambio, se siguen mostrando muy cómodos con la apuesta elegida hace un año y vuelven a situar el fondo seleccionado hace 12 meses como la mejor opción para 2014. Pero, ¿cuáles son las apuestas concretas de los directores de las firmas extranjeras en España para el próximo año? Siguiendo un orden alfabético, los máximos responsables de algunas de las grandes casas detallan su fondo de renta fija estrella para el próximo año y los motivos de su elección.

AMUNDI

Para enfrentarse a la renta fija, el Amundi Funds Bond Global Aggregate. Esa es la elección de Nuria Trio, directora general adjunta de Ventas de Amundi para Iberia, que señala directamente a este fondo de renta fija global dado que en la firma apuestan por una exposición global para poder construir una cartera más robusta. "El fondo, gestionado por Hervé Hanoune, busca añadir valor gracias a la gestión activa de la duración y la diversificación entre clases de activos, pudiendo buscar rendimiento en los mercados emergentes, el crédito, o las divisas, algo clave en el entorno actual de bajos tipos de interés. Un estilo de gestión activa, flexible y dinámica que capaz de adaptarse a todos los ciclos y condiciones de mercado, aprovechando el valor allí donde se encuentra en cada momento. La gestión del riesgo es esencial al construir la cartera. Cada posición se evalúa según su contribución de riesgo a la cartera y la liquidez se controla de forma constante", explica Trío. El fondo cuenta con 5 estrellas Morningstar.

BLACKROCK

El fondo estrella de renta fija seleccionado por Luis Martín, director de Ventas de BlackRock para Iberia, para 2014 es el BSF Fixed Income Strategies Fund. Se trata de un fondo flexible que busca generar 300 puntos básicos anuales sobre el EONIA, bruto de comisiones, en un ciclo de mercado. El fondo no se basa en una estrategia única para generar alfa y sus rendimientos se deben a la diversidad de estrategias, centrándose principalmente en aquellas de valor relativo. La cartera del fondo, gestionada por Michael Krautzberger, está constituida normalmente por un 30% de bonos gubernamentales y puede invertir hasta un 70% en bonos corporativos. Tiene un máximo de inversión de un 25% en bonos sin grado de inversión. Se centra principalmente en estrategias de valor relativo. Este producto tiene un punto de partida de duración cero, y dispone de flexibilidad para ponerse corto en duración para tratar de ofrecer a los inversores protección frente a la subida de tipos de interés.

BNY MELLON

En el actual entorno de renta fija, la apuesta de Sasha Evers, director de BNY Mellon para Iberia, es el BNY Mellon Absolute Return Bond Fund, fondo gestionado por Peter Bentley, de Insight, filial de BNY Mellon. Se trata de un fondo multi-estrategia de rentabilidad absoluta, que trata de aprovechar diversas fuentes de rentabilidad en los mercados globales de renta fija. Su objetivo es lograr rentabilidad en el largo plazo, a través de la inversión en posiciones largas y cortas, en deuda gubernamental o corporativa. Este fondo busca un rendimiento de una tasa de efectivo (Euribor 3 meses) +3% cada año con un horizonte de inversión de tres años y antes de deducir comisiones. No tiene referencia de duración, lo que permite gestionar de forma flexible la exposición al riesgo de los tipos de interés. La estrategia nació en 2006 y el fondo se lanzó en 2011. La  previsión de Insight, especialista en rentabilidad absoluta es que las rentabilidades de los bonos de renta fija subirán de forma gradual. “La flexibilidad de este fondo permite aprovechar partes del mercado de renta fija con valoraciones atractivas y gestionar el riesgo de tipo de interés. La estructura de la cartera busca reducir la volatilidad a través de posiciones largas y cortas. 2013 ha sido un año complicado para la renta fija. Pero los resultados de este fondo se han mantenido estables incluso en meses tan complicados como junio”.

DEAWM

Tras el debate sobre el tappering y la volatilidad de los tipos en 2013, en Deutsche Asset & Wealth Management creen que en 2014 las rentabilidades tenderán a subir. “Sin embargo, debemos hacer diferencias. La Fed ha sido el primero en comenzar una política monetaria ultraflexible y suponemos que será el primero en salir de ella. Por lo tanto, y dado que Draghi hace de todo para convencer a los mercados del mantra de los bajos tipos a largo plazo del BCE, las inversiones en bonos denominados en euros podría ser superior. Los análisis de DeAWM muestran que la deuda corporativa se encuentra en un buen momento. Además, actualmente la deuda corporativa cuenta con mayor rendimiento que la deuda soberana, lo que la hace mucho más atractiva”, afirman. Para proteger las carteras de los inversores contra el potencial aumento de los tipos, en la entidad consideran que un posicionamiento a corto plazo puede ser la postura a adoptar. “Creemos que el DWS Invest Short Duration Credit ofrece un gran valor para el año que viene. Una atractiva rentabilidad combinada con una protección contra el aumento de los tipos. La calidad crediticia general de la cartera es buena, con una calificación promedio de A-”, afirman desde el equipo de Pedro Dañobeitia.

FIDELITY

En renta fija, la elección del equipo que encabeza Sebastián Velasco, es el FF European High Yield Fund. Según explica el responsable de Fidelity Worldwide Investment para Iberia, el cuadro macro general ofrece un entorno favorable para el high yield europeo en 2014. “Europa se encamina hacia la recuperación, pero el crecimiento es exiguo, el paro alto y la austeridad sigue pesando. A la vista de estos factores y la ausencia de presiones inflacionistas, el BCE ha confirmado que mantendrá los tipos ‘más bajos durante más tiempo’, fomentando así el interés por las inversiones en high yield. Los fundamentales son sólidos y, aunque las empresas siguen en modo defensivo, esperamos que las tasas de impago permanezcan firmemente por debajo de las medias históricas durante el próximo año. Además, el cuadro técnico está bien respaldado por la búsqueda de rendimientos que alimenta los flujos de capitales hacia esta clase de activo, lo que contribuirá a otro buen año de emisiones”. Aunque los rendimientos históricamente bajos les plantean un dilema en cuanto a las valoraciones, en opinión de la casa los diferenciales siguen ofreciendo un colchón adecuado en este sentido. “Como ha ocurrido históricamente, los cupones probablemente sean el principal motor de las rentabilidades el próximo año -el cupón medio del índice es actualmente ligeramente superior al 7%”.

FRANKLIN TEMPLETON

Fondo de renta fija multiestrategia con flexibilidad total en la gestión, sin que existan límites por sector, calidad crediticia o divisa. Esa es la clase de producto por la que Ramón Pereira apostaría en 2014 y la que, en su opinión, representa el Franklin Strategic Income. Según explica el responsable de Franklin Templeton para Iberia, “en un entorno de tipos de interés en mínimos históricos apostamos por estrategias que se puedan beneficiar de un escenario de subidas de rentabilidades en renta fija. El Franklin Strategic Income históricamente ha estado invertido al menos un 70% en dólares y un 30% en renta fija global. Las principales apuestas en el fondo son el high yield (26% de la cartera), la renta fija global (24%) y los préstamos (senior bank loans, que ocupan el 17%). El posicionamiento le permite al fondo tener una rentabilidad a vencimiento de casi un 4% con un rating medio de BBB”, afirma el responsable de Franklin Templeton para Iberia. El fondo registrado fue lanzado en 1994 y, por calendario, sólo ha tenido un año negativo, 2008. La versión Sicav se lanzó en 2007.

GOLDMAN SACHS AM

La apuesta en renta fija para el próximo año de Lucía Catalán, responsable de Goldman Sachs AM para España, es el high yield, concretamente el GS Global High Yield, fondo cuya responsabilidad corre a cargo de Rachel Golder. Ven entre las principales fortalezas de este producto “el riguroso proceso de selección de las emisiones de deuda high yield en las que invierte, así como un sólido control de riesgo. Con un equipo gestor con una amplia experiencia, el historial del fondo cuenta con una tasa menor de defaults en su cartera que el mercado. La clase duración cubierta del fondo ofrece una TIR de un 4,5% frente al 5,8% de la clase sin cubrir”. La estimación de la firma para 2014 en high yield es obtener una rentabilidad total en el rango del 5,5% al 6,5%. “Pensamos que la economía americana está entrando en una fase de crecimiento, donde vamos a ver un aumento de su producción industrial. Esta fase del ciclo va a seguir favoreciendo al high yield, categoría donde esperamos que el ratio de default no supere el 1,5%”, explican desde la entidad.

INVESCO

En renta fija, la apuesta de Íñigo Escudero, director de Ventas y de Servicio al Cliente para Iberia y Latinoamérica de Invesco, es el Invesco Euro Corporate Bond, fondo gestionado por Paul Read y Paul Causer. Se trata de un fondo que invierte principalmente en emisiones de renta fija corporativa de alta calidad crediticia. “El equipo de renta fija de Invesco busca generar una sólida rentabilidad absoluta y relativa a largo plazo explotando las oportunidades generadas por las ineficiencias del mercado mediante un análisis fundamental con especial énfasis en las valoraciones. Es un fondo diseñado para ser gestionado a través de todo el ciclo de mercado con un enfoque pragmático y flexible, lo que le permite tomar posiciones defensivas o dinámicas dependiendo de las condiciones y previsiones de mercado. Esta flexibilidad le permite moverse por los diferentes sectores y calidades crediticias, así como adaptar y variar la duración de la cartera en función de las condiciones del mercado. Otra de sus grandes ventajas es la calidad del equipo gestor. Está liderado por Paul Read y Paul Causer, reconocidos este año por Morningstar como los mejores gestores europeos de renta fija”. El fondo Invesco Euro Corporate Bond ha batido a su índice de referencia en todas las referencias temporales. Es primer decil a 1, 3 y 5 años.

J.P.MORGAN AM

Según Javier Dorado, director general de J.P.Morgan AM para Iberia, 2013 ha sido un año en el que desgraciadamente muchos inversores han descubierto el riesgo que tienen en su cartera de renta fija, cuando pensaban que ésta era precisamente la asignación conservadora de sus inversiones. “Tras 30 años de buen comportamiento de los bonos, las expectativas a medio plazo son algo más complicadas. El JPM Income Opportunity es un fondo pensado para aquellos inversores que quieran tener exposición a activos de renta fija, con un perfil de riesgo bajo, y que decidan delegar en un equipo con más de 20 años de experiencia el identificar las mejores oportunidades dentro de todo el universo de bonos (desde activos monetarios hasta deuda deuda corporativa de high yield). La selección de activos se realiza con un mandato flexible, lo que supone que el fondo puede tener duración flexible, tomar posiciones cortas, o variar de forma agresiva la asignación de activos con el fin de beneficiarse de cualquier entorno de mercado con un nivel bajo de volatilidad”, explica el responsable.

LEGG MASON GLOBAL AM

Para Bernardo Rivero de Aguilar y Javier Mallo, corresponsables de Legg Mason Global AM para Iberia, una de las claves de la inversión en renta fija pensando en los próximos años va a ser la flexibilidad y la búsqueda de estrategias globales, dinámicas y alejadas de los índices. "En 2014 es probable que sigamos asistiendo a momentos de volatilidad en el mercado de renta fija a medida que la Fed comience a retirar los estímulos de la economía y, como ya hemos visto, su efecto se sienta en la deuda de los países desarrollados, en los emergentes y también en las divisas. Además, aunque los tipos se mantendrán bajos por un tiempo prolongado, los inversores deben comenzar a preparar sus carteras para un entorno de subidas en el futuro. Es por ello que apostamos por fondos que puedan invertir en crédito de manera oportunista y con capacidad para construir posiciones largas o cortas en duración o en aquellos sectores o divisas en los que el gestor aprecie una oportunidad táctica. El Legg Mason Western Asset Global Credit Absolute Return, se diferencia por su flexibilidad para beneficiarse de los mercados de deuda corporativa tanto en períodos alcistas como bajistas. La amplia gama de estrategias de las que el gestor se puede beneficiar le permite responder eficazmente a los cambios a corto plazo en los precios, así como aprovechar las anomalías del mercado", afirman.

M&G INVESTMENTS

En renta fija, donde pueden producirse subidas de tipos de interés en 2014, una clase de activo donde pueden obtenerse rentabilidades interesantes en los próximos meses es el mercado de high yield. Así lo cree Ignacio Rodríguez Añino, responsable de M&G Investments para Iberia y China, quien señala al M&G High Yield Corporate Bond como el fondo de renta fija donde más va a poner el acento en 2014. “Es un fondo de high yield verdaderamente global (32% en Estados Unidos, 50% en Europa y 4% en emergentes, y el resto en liquidez y gobiernos)”. Tal y como explica, el mercado de bonos corporativos en Europa ha tenido un muy buen año en el 2013. La continuidad del entorno de yields bajos ha incentivado a que los inversores tomen mayores riesgos, lo que ha impulsado aún más el mercado high yield, el cual ha crecido enormemente en los últimos 12 meses (66.000 millones de euros en Europa y 240.000 millones de dólares en Estados Unidos). Las tasas de impago de high yield han permanecido en 2013 muy por debajo de los promedios históricos. Moody’s espera que las tasas de impago permanezcan cerca de los niveles actuales en el 2014, con una tasa global llegando a un 2,65% en los próximos 12 meses. “Con mayores emisiones, rentabilidades todavía atractivas y bajas tasas de impago, los bonos high yield pueden ser una buena opción de inversión”, afirma Añino.

MAN

“Pensamos que los mercados de renta fija van a moverse en un rango en el 2014 y que las emisiones de deuda corporativa con rendimientos mas elevados serán emisiones pequeñas, por lo que recomendamos nuestro fondo de renta fija flexible que actualmente tiene un rendimiento corriente del 6,4% y una duración de 2,8 años”, asegura Kyril Saxe-Coburg, director general para Iberia de Man. Se trata del GLG Flexible Bond, fondo gestionado por Jon Mawby. Según explica, es un fondo que tiene una dimensión que puede aprovechar el rendimiento más elevado de emisiones de menor tamaño y que cuenta con la flexibilidad suficiente para gestionar activamente el riesgo de duración. A cierre de noviembre, el fondo mantenía 400 millones de dólares en activos bajo gestión.

NATIXIS GLOBAL AM

En un contexto de posibles subidas de tipos de interés, la renta fija corporativa a corto plazo se presenta como una opción muy interesante, ya que es capaz de ofrecer un exceso de rentabilidad sobre los activos monetarios. Está poco expuesta a subidas en los tipos de interés (vencimiento a corto plazo), no existe un elevado riesgo de impago por parte de los emisores por la propia cercanía de la expiración de la deuda y además podrá aprovechar la mejora que está experimentando la economía europea. Así lo cree Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia y Latinoamérica, quien elige el Natixis Credit Euro 1-3, estrategia de deuda corporativa activa gestionada por Natixis AM, que invierte en bonos con vencimiento de uno a tres años, con control muy exhaustivo del riesgo de crédito y un enfoque selectivo, pudiendo invertir hasta el 15% en bonos de alto rendimiento como fuente de diversificación. “Cuenta con dos fuentes de rentabilidad: por un lado el posicionamiento dinámico entre los diferentes países y, por otro, la selección de emisores, y el rating interno basado en los fundamentales. El equipo gestor está liderado por Philippe Berthelot, uno de los mayores expertos en crédito europeo”. Actualmente, el equipo sobrepondera la deuda periférica (Italia y España).

NORDEA

Para capear el difícil entorno que se presenta para el mercado de renta fija la respuesta de Nordea es… un fondo long/short de renta variable. Concretamente, la apuesta de la firma nórdica es el Nordea 1-Stable Equity Long Short Fund, producto gestionado por Claus Vorm que ven especialmente interesante como alternativa a los bonos de deuda pública. El fondo emplea una estrategia long/short de renta variable, con la que pretende construir una cartera con una beta de mercado neutral. La estrategia de inversión se deriva del proceso 'stable equity' (renta variable estable). Dicho proceso identifica los títulos de renta variable basándose en una serie de criterios de selección de estabilidad que, en última instancia, presentan un nivel de riesgo inferior al del conjunto del mercado. El componente largo (long) de la estrategia se fundamenta en el proceso 'stable equity', mientras que el componente corto (short) consiste en una cesta de futuros sobre renta variable representativos del conjunto del mercado. “Esta estrategia se encuadra dentro del universo de elevados dividendos/baja volatilidad y su orientación tanto al riesgo como a las valoraciones hace que se distinga claramente de otras estrategias tradicionales de baja volatilidad”, explican desde la firma, cuya máxima responsable en España es Laura Donzella.

PIONEER INVESTMENTS

Tras 30 años de un mercado alcista en renta fija, donde la rentabilidad media ofrecida por el bono del tesoro americano a 10 años ha sido casi del 9%, la visión de la casa para 2014 es que para los activos de renta fija buscarán la preservación de capital y pasarán de utilizar unas pocas fuentes de alfa a utilizar muchas fuentes de alfa que busquen la descorrelación e intenten generar retornos positivos adicionales a la parte core del fondo, así como estrategias de retorno absoluto. “Va a ser muy importante la labor de los analistas de crédito a la hora de seleccionar emisiones”. La elección de Almudena Mendaza y Teresa Molins, directoras de Ventas de Pioneer Investments en Iberia, es el Pioneer Funds - Euro Corporate Short Term. Se trata de un fondo de renta fija a corto plazo que invierte en una cartera de renta fija corporativa y que utiliza otras estrategias de alfa con vencimientos a muy corto plazo en euros para dar al fondo una rentabilidad adicional. El fondo está gestionado por el equipo de renta fija europeo: Tanguy Le Saout, director de renta fija soberana y corporativa europea y Garrett Walsh, responsable del equipo de crédito europeo.

SCHRODERS

Según Carla Bergareche, directora general de Schroders para Iberia, los inversores en bonos deberán seguir mostrándose ágiles en 2014. “En la gestora creemos que hay oportunidades de inversión en renta fija global, pero la selección, el análisis macro y la flexibilidad serán cruciales para captar rentabilidades superiores en el próximo año y aprovechar las oportunidades que genera la incertidumbre”. Por esa razón, la gran apuesta de Bergareche es el Schroder ISF Strategic Bond, gestionado por Bob Jolly, ya que es un fondo que al tener un enfoque de inversión global y flexible puede adaptarse a los cambios del mercado, para aprovechar las oportunidades que surjan en cada momento, pudiendo invertir en deuda soberana y corporativa de mercados desarrollados y emergentes, high yield, divisas, valores respaldados por hipotecas y futuros. “Esta gestión activa y flexible permite al fondo adaptar las posiciones de inversión a los distintos eventos y entornos del mercado sin limitaciones de duración”, afirma.

UBS GLOBAL AM

Un fondo global flexible es la alternativa que ofrecen en UBS Global AM para lidiar con el difícil entorno que se presenta en el mercado de renta fija. El producto que más van a empujar de cara al próximo año será el UBS (Lux) Bond SICAV-Global Opportunities Unconstrained. Según explica Juan Infante, responsable de UBS Global AM para Iberia, supone una solución global y sin restricciones al problema de la renta fija. “A menudo, los gestores tienen una capacidad limitada para ajustar la exposición a los cambios del entorno, viéndose obligados a invertir en sectores en los que no creen. Éste se trata de un producto que trata de lograr una rentabilidad atractiva a medio plazo independientemente de las condiciones de mercado, a través de la construcción de posiciones largas y cortas y el control del riesgo”, explica.

Fotos: Cedidas por las entidades.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído