El final del verano….llegó


El reciente anuncio de BBVA de abandonar el negocio de hedge funds no es más que el final de una muerte anunciada (la de los hedge funds en España) mucho tiempo atrás. Es un secreto a voces que los hedge funds, en nuestro país, empezaron tarde y mal. Los fondos de fondos de hedge funds fueron vendidos como productos “Euribor plus”, sin prácticamente riesgo. Muchas gestoras y bancas privadas consideraban a los fondos de hedge funds sustitutos de la renta fija o de los ahora denostados fondos monetarios dinámicos. Ante una situación en que los distintos riesgos que tienen los hedge funds (operacional, de contrapartida, de iliquidez, etc) se despreciaban, las gestoras españolas y las bancas privadas se lanzaron al nuevo dorado, es decir, a la gestión alternativa, la cual, generaba unas comisiones sensiblemente superiores a la de los activos tradicionales.

Con el anuncio de BBVA se constata de forma fehaciente que los hedge funds, en nuestro país, han desaparecido por un buen tiempo. Los dos grandes bancos (Santander y BBVA) se baten en retirada. Es muy poco probable que otros bancos pequeños y medianos tengan capacidad, fuerzas y ganas de nadar a contracorriente y seguir apostando por un tipo de activo, los hedge funds, que para una gran parte de los inversores es considerado como “tóxico”. Las gestoras y bancas privadas de los grandes grupos financieros españoles abandonarán sus cuarteles de verano para refugiarse en los cuarteles de invierno, es decir, se centrará en los productos de toda la vida (el famoso “back to basics” o el castizo “zapatero a tus zapatos”).

Las gestoras independientes centradas en hedge funds, en cambio, tendrá que seguir lidiando en un entorno muy complicado (no les quedan más opciones). En España su futuro es muy complicado.. Todo parece jugar en su contra (muchos de los gestores estrella de gestoras independientes han tenido retornos muy malos, el apetito por hedge funds es prácticamente nulo tanto en institucional como en banca privada, ante la mayor aversión al riesgo muchos inversores prefieren grandes gestoras a gestoras pequeñas, etc). Si las gestoras independientes españolas quieren sobrevivir tendrá que conseguir colocar sus productos fuera de nuestras fronteras. Tal vez sólo una pequeña parte de las ya de por sí escasas gestoras independientes españolas, consiga superar este tsunami financiero.

Lo más leído