“El éxito de BlackRock radica en su capacidad para reinventarse”


La situación que atraviesa actualmente la industria de fondos en España es muy diferente a la que vivía en 2008. Eso lo sabe muy bien Armando Senra, quien ha sido testigo en primera persona del cambio radical que ha experimentado el sector en los últimos seis años. “Durante la crisis se produjo una pérdida de confianza en la industria por parte del inversor, confianza que poco a poco se ha ido recuperando”, afirma. Esta mejoría a la que se refiere el máximo responsable de BlackRock para Iberia y Latinoamérica se ha visto reflejada en el crecimiento patrimonial que ha registrado el sector en 2013, un dato a su juicio muy relevante que podría marcar un cambio de tendencia.

En una entrevista a Funds People, Senra pone en valor el hecho de que en estos años tan complicados para la industria BlackRock haya sido capaz de ganar cuota de mercado en España. En términos absolutos, desde que se hiciera cargo de la oficina en diciembre de 2008, los activos bajo gestión en Iberia han pasado de 600 a 12.000 millones de dólares. Ese es uno de los motivos por los que el balance que hace de este periodo es muy positivo. “En 2008 sabíamos que la crisis que se había iniciado en EE.UU. llegaría a Europa y, por lo tanto, hacer una predicción sobre la evolución del negocio era difícil”. En aquel año en la oficina se fijaron retos muy ambiciosos, enfocados en el largo plazo.

“El gran objetivo era posicionar a BlackRock como líder del sector, no sólo como proveedor de productos de inversión, sino también como referente en la industria financiera y líder de opinión. El segundo propósito era diversificar el negocio. Esto se ha conseguido tanto a nivel de cliente –llegando no sólo a las grandes redes sino también a asesores independientes, family offices o bancas privadas- como de producto –pasando a contar con más productos core en las carteras-, aspecto este último en el que ha jugado un papel muy relevante el posicionamiento que ha logrado nuestra plataforma de gestión, asesoramiento y análisis del riesgo”. Esto, en su opinión, ha sido un punto especialmente relevante para alcanzar ese objetivo.

“Entendimos que teníamos que ser capaces de construir cualquier tipo de solución que nos demandase el cliente. Si queríamos ser líderes, debíamos crear una plataforma que fuese capaz de dar respuesta a sus necesidades. En lugar de centrarnos en qué producto ofrecerle al cliente, pensamos qué es lo que busca en términos de rentabilidad, volatilidad, los objetivos que persigue con su inversión… para de este modo ofrecerle a través de nuestra plataforma una solución. El cliente no tiene como objetivo invertir en renta variable o renta fija; lo que en realidad busca con su inversión es un objetivo y nosotros tratamos de ayudarle para indicarle la mejor manera de alcanzarlo”, explica Senra.

¿Qué es CoRI Index?

Uno de los objetivos que el inversor se fija con más frecuencia a la hora de invertir es el de pensar en su jubilación. En la firma han creado el CoRI Retirement Index (CoRI Index), un índice capaz de ofrecer una estimación instantánea de los ingresos anuales que pueden obtenerse en la jubilación con una cantidad de ahorros determinada. Inicialmente se creó para EE.UU., pero el objetivo es extenderlo a otros países. Su objetivo es ofrecer datos útiles para analizar si los ciudadanos están ahorrando correctamente para cumplir sus objetivos en la jubilación y permitirles corregir sus decisiones en caso contrario.

El índice proporciona un nivel diario que puede utilizarse para calcular los ingresos que pueden generar los ahorros actuales de una persona cuando ésta alcance los 65 años, y de forma anual. Realiza los cálculos teniendo en cuenta un máximo de previsión de 10 años, de forma que solo aplica a personas comprendidas entre 55 y 64 años.

El éxito de BlackRock

El director de BlackRock para Iberia y Latinoamérica considera fundamental tener una oferta amplia y variada en término de producto. “BlackRock empezó como una gestora especializada en la inversión en títulos respaldados por hipotecas (MBS). Posteriormente, entró en activos de renta fija global. Pasó a ser un actor global con la compra de la gestora de Merrill Lynch en 2006, lo que le sirvió para enriquecer significativamente su gama de fondos de renta variable. También hizo una apuesta muy fuerte por la gestión alternativa en 2007 y por la gestión pasiva en 2009, con la compra de iShare. El éxito de BlackRock radica en haber sido una entidad que ha sabido reinventarse. Podríamos haber optado por seguir siendo una firma especializada en una determinada clase de activo, pero eso nos habría impuesto serias limitaciones a la hora de desarrollar soluciones en función del objetivo final del cliente”.

Según explica, la compañía ha preferido dar respuesta a las necesidades de los clientes con una amplia oferta de producto que invierte en diferentes clases de activo. “Cuando una gestora está especializada solo en un tipo de producto que el cliente no demanda, la entidad tiene poco que hacer. Nosotros podemos ofrecerle una gama activa y pasiva, servicio de asesoramiento, sentarnos con las bancas privadas y explicarles cómo construir una cartera… Todo ello para conseguir el mejor resultado de la manera más eficiente posible. Es ese elevado nivel de servicio lo que nos hace diferentes”. El hecho de ser una firma muy potente tanto en productos de gestión activa como de gestión pasiva no es, según Senra, ningún impedimento. Muy al contrario: cree que es una fortaleza.

“Algunos clientes institucionales quieren tener invertida la parte central de la cartera en productos de gestión activa y el resto es estrategias indexadas; en otros casos sucede justo al revés. Por ese motivo, cuanto más amplia sea la oferta a su disposición, mejor. Existe una relación de confianza entre la gestora y el cliente. Él tiene a su alcance una plataforma que le permite entender el producto y a nosotros nos sirve para conocer cuáles son sus objetivos de inversión y, en consecuencia, el tipo de producto que mejor se adapta a sus necesidades. Lo importante es no estar restringido por la plataforma y ayudar al cliente final a que entienda esa manera de invertir. Se trata de una estrategia a largo plazo”, asegura.

Tendencias en la industria

España es, según Senra, un mercado con mucho potencial donde aprecia varias tendencias, como por ejemplo los mandatos de planes de pensiones de grandes empresas. “Esto era algo inimaginable”, afirma. Recientemente se conocía que el Plan de Pensiones de los empleados de Endesa había seleccionado a dos firmas extranjeras, Credit Suisse y BlackRock, para cederles parte de la gestión, hasta ahora en manos únicamente de Ibercaja. Cada una de las entidades seleccionadas recibe 100 millones de euros del Plan de Pensiones que administra Ibercaja Pensiones. Para el responsable de la oficina de la gestora americana, “esto es una tendencia muy importante. En España, queda mucho camino por recorrer en el negocio institucional”.

Entre los productos en los que ve un mayor potencial de crecimiento están los ETF, que han tenido una importante penetración entre el inversor institucional pero no así en el minorista. “El fondo de gestión pasiva tiene un gran recorrido en España. El ETF es usado principalmente por gestores, planes de pensiones y aseguradoras, mientras que el producto de gestión activa es muy utilizado por el retail. Este año ha sido muy bueno para los ETF, pero todavía mejor para los productos de gestión activa. En 2013 han marcado un récord de captaciones en fondos de gestión activa. A veces se dice que nuestra casa solo hace ETF. No es cierto. El patrimonio en España se reparte casi al 50% entre productos de gestión activa y pasiva”, recuerda.

Senra afirma que los fondos comercializados por la gestora “están en más listas de recomendados de lo que lo habían estado nunca”. Esto lo fundamenta en la calidad del producto, el trabajo realizado por la oficina y en el compromiso de la entidad con España. Cuando BlackRock entra en un mercado, existe un compromiso de largo plazo. Hemos incrementado nuestros recursos en la oficina para Iberia. El equipo empezó con 6 personas y ahora somos una veintena. Es una oficina con una clara apuesta por el mercado de distribución. La gestora ha sido muy activa a la hora de traer a sus gestores más emblemáticos a España..

El impacto de la RDR

En el ámbito regulatorio, Senra también considera que se están produciendo movimientos importantes. Uno de ellos es la normativa Retail Distribution Review (RDR), que ya ha entrado en vigor en Reino Unido y que prohíbe que las gestoras de fondos paguen retrocesiones por los fondos que son asesorados a los clientes. Según Senra, aunque el fin último de la nueva norma es positivo, su implementación podría acarrear efectos no deseados. “Hay que ser cautos con la implantación de estas medidas en aquellos mercados donde la arquitectura abierta es muy frágil porque se podría contribuir a cerrar más la arquitectura en lugar de abrirla. Otra fórmula interesante para favorecer la arquitectura abierta puede ser dar mayor transparencia a las retrocesiones”.

Estrategia en Latinoamérica

Las líneas maestras del crecimiento de BlackRock a nivel global versarán sobre la consolidación de su posición en Estados Unidos y Europa y focalizarse en la estrategia de crecimiento en los países emergentes. En Latinoamérica, por ejemplo, la firma ha hecho un especial esfuerzo en los últimos años, con la apertura de oficina en Bogotá. “Nuestro objetivo es reforzar este año la oficina de BlackRock en Colombia. Se trata de un mercado potencial más grande incluso que el chileno, con una regulación muy abierta”. La oficina española presta apoyo a la región. “Los lazos culturales y el idioma hacen que el apoyo que se les brinda desde Europa añada valor”, indica.

El otro gran objetivo es Brasil, mercado que acapara el 70% del volumen que existe en Latinoamérica y donde la gestora dispone de una oficina con un tamaño relativamente grande en comparación con el volumen de activos que maneja. “Actualmente, los planes de pensiones, que atesoran un patrimonio de 330.000 millones de dólares, pueden invertir hasta el 10% en fondos extranjeros. Sin embargo, solo tienen invertido el 0,1%. Es indudable que Brasil es un mercado donde hay espacio para el crecimiento. El sentimiento de los inversores está cambiado radicalmente, ya que están entendiendo los beneficios de la diversificación internacional. Existe una tendencia por parte de los planes de pensiones y de clientes privados a diversificar la cartera con productos que inviertan en activos de otros mercados”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído