Tags: ETF |

“El ETF más barato no siempre es el mejor”


Europa está a las puertas de experimentar un fulgurante auge de la gestión pasiva que –según Simon Klein, responsable de ventas de gestión pasiva de DWS para Europa y Asia Pacífico- podría disparar el volumen de activos de los ETF. “Si comparas el tamaño de la industria de fondos cotizados europea con el de la gestión activa se puede observar claramente el peso todavía bajo que tienen los ETF. Y si haces el mismo ejercicio comparando la cuota de mercado de estos productos en Europa con el que tienen en Estados Unidos te das cuenta de cuan pequeño es todavía el mercado de ETF en el Viejo Continente. Nuestra expectativa es que el negocio de fondos cotizados europeo duplique su tamaño en los próximos cinco años”, afirma el experto en una entrevista con Funds People.

Esto trae aparejados importantes retos para los proveedores. El más relevante: el de captar activos y convertirse en un actor de referencia en la industria en un entorno en el que –tal y como vaticina Klein- la consolidación que vive el sector continuará. “En EE.UU. el 85% de los activos en ETF los aglutinan tres proveedores. En Europa ese porcentaje es del 65%. Ahora la tendencia es la de tratar de capturar activos con ETF temáticos, de smart beta, ESG… Son tipologías de producto que están experimentando una fuerte demanda. Nosotros lanzaremos el próximo año estrategias temáticas de inteligencia artificial y big data. Sin embargo, no hay que perder de vista que los mayores flujos siguen yendo hacia ETF que replican índices core de renta variable y renta fija; y esos flujos se concentran en unos pocos proveedores”.

Para ser un proveedor con éxito, el responsable de ventas de gestión pasiva de DWS para Europa cree básico estar al corriente de las tendencias que mueven a la industria. La que considera más interesante es la cada vez mayor adopción del ETF por parte del inversor retail. “Este tipo de clientes se están moviendo hacia el fondo cotizado. Hasta ahora el crecimiento ha venido por los gestores de carteras, aseguradoras, fondos de pensiones… Con MiFID II poniendo el acento en el coste y la transparencia, la distribución por parte de las entidades financieras de productos que cargan una comisión fija hará que en el subyacente se incluyan ETF de forma masiva”, augura. Por otro lado, están los efectos que la digitalización tendrá sobre la industria de fondos cotizados, otro tema que Klein considera contribuirá a impulsar el negocio.

A su juicio, los roboadvisors jugarán un papel determinante dado que estas empresas de asesoramiento automatizado hacen el asset allocation con ETF. “Hay muchos, pero pocos están teniendo éxito. En Reino Unido y Alemania existen algunos que están creciendo con mucha fuerza, con incrementos anuales de patrimonio asesorado del orden del 20%. Nuevos clientes están entrando en los ETF a través de los roboadvisors, pero también a través de los servicios online que está ofreciendo la banca y de los planes de ahorro que se están comercializando en algunos países, como Alemania, en los que el ETF aparece como vehículo subyacente”. En España, el experto espera que cada vez un mayor número de clientes inviertan en estrategias pasivas. Gran parte de esa exposición al producto vendrá por los fondos perfilados.

Al crecimiento de la industria europea de fondos cotizados también contribuirá el mercado asiático, región en la que los ETF en formato UCITS cuentan con un gran prestigio. “Asia es un mercado dominado por gestores locales y bancas privadas, en el que también podemos encontrar inversores institucionales de mucho peso. Singapur es uno en el que estamos viendo clientes invirtiendo en ETF. En Corea del Sur están los fondos de pensiones. Australia es un mercado dominado por los inversores institucionales... Hace diez años ninguno de estos inversores invertían en ETF, pero ahora estos actores están haciéndolo, sobre todo en productos en formato UCITS, aunque también ETF americanos cuando se trata de recoger el comportamiento de índices de Estados Unidos”, revela.

Según Klein, la gran ventaja de Xtrackers es que son el mayor proveedor global europeo de ETF, formando parte de una entidad –DWS- que dispone de estrategias de gestión activa, pasiva y alternativa. “Compartimos los mismos principios y compromisos corporativos. Contamos con un track record de diez años y con una gama de ETF muy amplia con la que podemos dar a nuestros clientes acceso a productos innovadores (ETF de liquidez, de renta fija corto plazo, apalancados…) e incluso a plataformas en las que poder operar con ETC, invirtiendo por ejemplo en materias primas. Y todo ello a un precio muy competitivo. Esto no es algo que todo el mundo pueda hacer”, destaca. Pero lo que –según Klein- hace única a su entidad es el modo en el que gestionan los productos que comercializan.

“La gestión del producto es crucial para nosotros, ya que la bondad del ETF está en el coste. La gestión pasiva no es únicamente un buy & hold. Hay que hacer rebalanceos para que el ETF replique fielmente el índice subyacente. El modo en el que gestionamos el producto es algo único: cómo hacemos para que recoja de la manera lo más exacta posible la estructura y los flujos del selectivo, Monitorizamos todos los componentes de atribución de rendimiento en tiempo real y reaccionamos inmediatamente si es necesario. también ponemos esta información a disposición de nuestros clientes. Nuestros productos cuentan con un largo historial de muy bajos trackings errors y trackings differences muy reducidos. En el mundo de los ETF el TER es importante, pero la verdadera clave está en su tamaño y calidad, para lo que es necesario analizar su track record, el tracking difference, el bid offer spread… En algunas ocasiones te encuentras con productos muy baratos sin activos y con bid offer spreads altos. El TER es en lo que más se fija el cliente porque es muy visible, aunque el producto más barato no siempre es el mejor”.

El responsable de ventas de gestión pasiva de DWS para Europa reconoce que, en los últimos años, en la casa han hecho un gran esfuerzo en seguir bajando comisiones de manera sana en aquellos ETF que han ido ganando activos y escala. “Todo ello lo hemos realizado con el objetivo de beneficiar al cliente. Haciendo el desglose, en algunos productos que comercializamos con TER de siete puntos básicos, la comisión de gestión que cobramos es de tan solo un punto básico. El resto son gastos operativos. En lo que respecta a seguir bajando el TER, creo que, en muchos casos, hemos llegado al suelo”, concluye.

Captura_de_pantalla_2018-11-05_a_las_12

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído