El estilo "tortuga" o cómo gestionan deuda en AXA IM


Theodora Zemek se incorporó hace tres años a AXA IM, el día del colapso de Bear Sterns. Esta licenciada en literatura por Yale y doctora en historia tenía ante sí el reto de reorganizar las carteras y los equipos de renta fija de la gestora de fondos de la aseguradora. "La renta fija es algo sencillo. Se trata de tomar decisiones sobre el crédito y sobre los tipos de interés", dice. Así, con esa filosofía se puso a trabajar. "Invertimos pensando en que es más importante proteger en las caídas que intentar ser renta variable. Y ese estilo tiene un nombre: tortuga".

La máxima responsable de renta fija de la gestora de AXA reconoce que ha tardado dos años en llegar donde quería pero, según Theodora Zemek, lo están consiguiendo y ya tienen una gama sólida de productos. Actualmente compuesta por más de 400 fondos, con 130.000 millones de euros en activos bajo gestión y 90 profesionales centrados en la gestión de deuda del grupo. "En general, estamos orientados hacia la gestión tradicional pero la deuda es como una caja de lego: tienes que tener las piezas báiscas y con ellas hacer cosas impresionantes", dice. Cuando se incorporó a la gestora detectó que faltaba la pata de deuda emergente en moneda local y lo han solucionado con la creación de un nuevo equipo especializado en esa clase de activo, también han reforzado su gama de crédito global.

Además, trabaja en fondos de crédito tipo monetarios. Destaca la fotaleza de sus productos de protección a la inflación y los de high yield.

Asegura que 2010 ha sido el año más difícil de su carrera en mercados de deuda ya que no hay tendencias claras a largo plazo. "Hay habido un sinfín de historias, noticias y sucesos y está siendo muy difícil acertar en las apuestas". Advierte que 2011 también será difícil y apuesta por que la inflación se mantenderá controlada por lo que será un buen entorno para los bonos gubernamentales. "Hay que prestar especial atención a las circunstancuas políticas, ya que ahora la situación de un país puede cambiar rápidamente así que hay que estar preparado para todo", dice. Ellos mantienen las duraciones cortas de las carteras y, desde hace poco, han incluído en sus fondos una nueva clase de acción en la que se reduce la exposición a la duración, algo que, dice, ha sido muy bien acogido por los inversores.

En opinion de Zemek, es fundamental ser activo. "La pasividad no funciona en el entorno de la deuda ya que existe mucho endeudamiento actualmente y si gestionas pegado al índice tendrás tus carteras con altas tasas de dueda que es justo lo contrario a lo que quieres hacer", dice. "No es necesario acertar en todas sus posiciones pero sí ir gestionando poco a poco y así mantendras a tus inversores contentos". El estilo tortuga.

AXA IM gestiona 478.000 millones de euros, de los que 306.000 millones corresponden a estrategias de renta fija.

Empresas

Lo más leído