El Estado toma el control mayoritario de BMN y Banco Ceiss (Caja España-Duero)


El Estado tomará el control del accionariado de BMN y de Caja España-Duero (ahora denominado Banco Ceiss). La Comisión Europea ha aprobado los planes de recapitalización que han presentado ambas entidades, pero ha determinado que deben recibir nuevas ayudas públicas en forma de capital que harán que el FROB se convierta en su accionista mayoritario, aunque aún no han concretado en qué porcentaje. BMN recibirá 730 millones en ayudas, que se unirán a los 915 millones recibidos previamente (que ahora se convierten en capital), en tanto que Ceiss ingresará 604 millones, que se añaden a los 525 millones inyectados en su momento. 

La UE también ha autorizado los planes de Liberbank y de Caja 3. En el primero de los casos percibirá 124 millones en forma de bonos convertibles contingentes (CoCos), que tendrá que devolver en un plazo máximo de dos años. De esta forma, podrá continuar con su actividad en solitario. Por su parte, Caja 3 percibirá 407 millones también en CoCos y se convertirá en una filial 100% de Ibercaja. Una vez que se lleve a cabo la integración comercial y operacional de ambas entidades se llevará a cabo su fusión. 

En total, las cuatro entidades percibirán 1.865 millones en ayudas, una cifra que sumada a las que ya se había acordado entregar a las entidades nacionalizadas se eleva hasta 38.833 millones de euros los fondos que habrán de llegar desde la UE. La cifra, como ha destacado en rueda de prensa Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión, es muy inferior a las necesidades de 52.454 millones que Oliver Wyman había detectado, y a los hasta 100.000 millones que se pactaron como rescate con la UE. La menor cifra se debe a las ventas realizadas por las entidades y al traspaso de activos al banco malo.

Las decisiones adoptadas por la UE determinan, además, que las entidades tendrán que reducir de manera sustancial su tamaño y centrarse en el negocio minorista y en sus terriotorios de origen. Además, ha establecido que los tenedores de participaciones preferentes y de deuda subordinada perpetua de estas entidades sólo podrán recuperar entre el 30% y el 75% de su inversión. Los propietarios de deuda subordinada con vencimiento mantendrán en torno al 90% de su capital.

BMN sigue en solitario y cotizará en bolsa

El plan aprobado para BMN le permite, en principio mantenerse en solitario. El FROB tomará el control del accionariado (podría rondar el 60% de participación), pero se mantendrán los gestores y se fija un plazo máximo de cinco años para que empiece a cotizar en bolsa. En su caso, habrá de reducir su tamaño un 40% y centrarse en Murcia y partes importantes del resto de la costa mediterránea. Deberá centrarse en los segmentos minoristas y de pymes. Se prevé que alcance rentabilidades positivas a partir de 2013.

Ceiss, a la venta y sin fusión con Unicaja

La antigua Caja España-Duero, que había iniciado pero nunca finalizado un plan de fusión con Unicaja, tendrá que reducir un 30% su tamaño hasta final de 2017 y concentrarse en banca minorista y de pymes en Castilla y León. Dentro de esta racionalización de la estructura, deberá cerrar 263 oficinas y reducir la plantilla en 1.500 personas en dos años. El plan prevé la venta de la entidad "que se realizará en cuanto se den las circunstancias adecuadas", con lo que no continuará la integración con Unicaja como estaba prevista.

Liberbank, en solitario y en bolsa en el primer semestre de 2013

El plan acordado para Liberbank permitirá que siga su carrera en solitario, pues recibirá sólo 124 millones en ayudas, que devolverá en un plazo máximo de dos años. No obstante, el grupo prevé empezar a cotizar en bolsa en el primer semestre del próximo año, con lo que es previsible que lo devuelva por anticipado. Su plan contempla una recapitalización de 1.384 millones, que conseguirá con las ayudas, con la venta de activos (precisamente está ultimando la venta de su gestora de fondos), el traspaso de activos al banco malo y la gestión de instrumentos híbridos de capital y pasivos subordinados. 

Caja 3, fusión con Ibercaja

 

Para conseguir las ayudas públicas, Caja 3 tendrá que integrarse en Ibercaja, traspasar sus activos inmobiliarios tóxicos a Sareb, cerrar 187 oficinas y reducir su plantilla en 592 empleados, un recorte que prevé llevar a cabo a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). 
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído