El-Erian: la búsqueda de rentabilidad ha distorsionado los fundamentales de Grecia


Se han cumplido dos años de las problemáticas elecciones generales en Grecia, que amenazaron seriamente la continuidad del euro. El economista Mohamed El-Erian analiza la situación actual de la economía helena en su blog alojado en Bloomberg View. “Aunque el país ha realizado un gran progreso desde entonces, los mercados son demasiado optimistas con su rehabilitación”, avanza. 

El-Erian valora la coalición que ha gobernado al país durante este tiempo –formada por los partidos Nueva Democracia, PASOK e Izquierda Democrática-, afirmando que han devuelto al país a una zona relativamente segura. El problema es la abrupta caída de los costes de financiación de la deuda gubernamental y los bonos emitidos por bancos helenos como consecuencia de la insaciable búsqueda de rentabilidad de los inversores, pues el experto juzga que “exagera las mejoras domésticas”. 

¿Qué logros han sido los más importantes? El ex número dos de PIMCO ensalza la reducción del déficit presupuestario, la mejora de la administración tributaria, la reducción de las ineficiencias en el gasto público, el incremento de la transparencia y responsabilidad de las operaciones gubernamentales y, de forma notable, la reducción del déficit por cuenta corriente y los riesgos asociados a su sistema bancario.

“El rally de los activos griegos ha sido impulsado por una búsqueda global de rentabilidad, en medio de los extraordinarios esfuerzos de los bancos centrales occidentales para mantener los tipos bajos”, se extiende El- Erian, que a su vez lanza un mensaje de advertencia: “Para mantener el capital extranjero y reducir las posibilidades de mayor inestabilidad, Grecia debe hacer más para mejorar su salud financiera”

¿Qué deberes tiene pendiente el país? El-Erian comienza su análisis con la elevada tasa de paro, que afecta al 27% de la población del país, y al 51% entre los jóvenes. “La tasa del 51% del paro juvenil es particularmente preocupante: al inicio y en los primeros estadios de una carrera laboral, cuanto más largo es el periodo de desempleo, mayor es el riesgo de volverse no apto para el trabajo, elevando la aterradora posibilidad de una generación perdida”, subraya. 

En materia financiera, el primer punto en el que se detiene el economista es en el elevado endeudamiento que sigue teniendo la república, superior al 180% del PIB. “Una deuda tan sobresaliente tiende a desanimar el influjo de nuevo capital productivo”, comenta. 

En cuanto al perfil de acreedores del país, el economista se fija en el ajuste que se ha producido, de tal manera que ahora la mayoría son prestamistas públicos de otros países, incluyendo al BCE y al FMI, cuya deuda es sénior y ocupa un lugar preferente en el orden de prelación para el cobro de la misma. El-Erian observa que, “aunque esto hace que Grecia esté menos sujeta a los caprichos del mercado, también podría limitar la habilidad del país para negociar reestructuraciones de deuda adicionales”. 

“La combinación de crecimiento insuficiente, desempleo elevado, presión social y excesivo apalancamiento ha debilitado la cohesión política”, advierte el experto, que alerta del incremento de la popularidad de partidos políticos anti europeos como Syriza o Amanecer Dorado, entre las fuerzas más votadas en las últimas elecciones europeas. En base a estos resultados electorales, El-Erian no descarta que se hayan de adelantar las próximas elecciones al parlamento. De ahí que subraye que “todavía queda mucho por hacer” en el país.

Noticias relacionadas

Lo más leído