El enfoque de BlueBay en deuda de la eurozona


Dependiendo del enfoque, los periodos de elevada volatilidad pueden aprovecharse para encontrar oportunidades que, con una adecuada gestión del riesgo, sean capaces de generar resultados superiores. Con esta filosofía de base, uno de los fondos que consigue resultados positivos, con un mayor control de la volatilidad, es la clase Institucional  en euros de BLUEBAY FUNDS - BLUEBAY INVESTMENT GRADE EURO AGGREGATE BOND, con una rentabilidad desde el pasado 1 de enero de 1,63 por ciento.

Se marca como objetivo superar a su índice de referencia, Barclays Capital Euro Aggregate Index, en 150 puntos básicos anualizados a lo largo del ciclo crediticio, incluyendo comisiones. Para ello, invierte su cartera en emisiones de renta fija con calificación de grado de inversión, de emisores de la Unión Europea. Para conseguir este objetivo, se construye una cartera diversificada en la que la sobre e infraponderación de cada posición respecto al índice se sitúa dentro de los límites permitidos. Como parte del proceso de inversión, de hace un seguimiento del riesgo para maximizar los retornos ajustados por riesgo.

La filosofía de inversión de Bluebay Asset Management se centra en la generación de retornos absolutos atractivos, ajustados por riesgo, a lo largo del ciclo crediticio basándose en un enfoque dinámico orientado al análisis.

La gestora cree que los mercados financieros son ineficientes y que es posible generar alfa con una gestión activa. Siguen un proceso de inversión disciplinado para identificar oportunidades, así como las posiciones a infra o sobre ponderar. Reconocen la naturaleza asimétrica del riesgo de cola a nivel emisor, haciendo uso tanto de derivados como de contado, de forma dinámica y sin limitaciones, para lograr sus objetivos de alfa. Creen que la gestión activa puede aportar valor, desde un enfoque de alta convicción y oportunidades de valor relativo, identificadas a través de un proceso de análisis. Buscan capitalizar oportunidades atractivas de generación de alfa, minimizando al mismo tiempo los aspectos negativos de la volatilidad.

Persiguen la obtención de resultados superiores a partir de la estructura temporal de tipos de interés, así como valor relativo, a partir del alfa de crédito corporativo, posiciones direccionales de mercado, para la beta de crédito, y divisas. Invierte en Europa, sin sesgos en cuanto a tipo de activo o de estrategia, asignando una mayor prioridad a las oportunidades de inversión. Se espera que esta combinación de factores varíe a lo largo del ciclo de inversión, focalizándose en mercados, activos o estrategias específicas que estiman que ofrecen las mayores oportunidades y que cuenten con las características de riesgo-retorno más asimétricas.

El gestor principal del fondo es Mark Dowding, socio de la gestora, Cogestor de Grado de Inversión y Gestor Senior de BlueBay Asset Management. Se incorporó a la gestora en agosto de 2010, procedente de Deutsche Asset Management donde fue Director de Renta Fija para Europa. Con anterioridad fue Director de Renta Fija para Europa en Invesco. Inició su carrera como Gestor de Renta Fija en Morgan Grenfell en 1993. Se graduó con honores en Económicas por la Universidad de Warwick.

La gestora adopta un enfoque de equipo para la gestión de todas sus inversiones de grado de inversión, utilizando la misma información para todos los productos. Las decisiones de inversión se toman de acuerdo con un proceso que combina seis fases: estrategia macro, filtrado preliminar, análisis fundamental, análisis de valor relativo, análisis técnico y construcción de la cartera.   

El universo inicial de inversión incluye más de 10.000 bonos, incluyendo los componentes de todos los índices, otros bonos con calificación de grado de inversión denominados en euros, así como emisiones en libra esterlina y dólar. El proceso de filtrado reduce el universo a una lista selecta de aproximadamente 400 emisores. A partir de aquí, se utiliza el análisis de crédito bottom-up para determinar la solvencia de cada emisión. La selección fundamental de crédito se lleva a cabo dentro del contexto de mercado, incorporando análisis técnico al ir a construir la cartera. El seguimiento de la cartera y el control de riesgo son constantemente evaluados a lo largo del proceso.

La cartera resultante incluye típicamente hasta 80 nombres de posiciones (bonos) y hasta 20 nombres de protección (CDS). Consistentemente con su filosofía de inversión, toma en consideración la exposición a tipos de interés, calidad media de crédito, duración del spread y ponderaciones sectoriales, incorporando sus temas predominantes de inversión estratégica, base de las ponderaciones asignadas al núcleo de su cartera de créditos estables, en oposición a su asignación táctica a crédito de beta elevada. La gestión de riesgo de la cartera corre a cargo del Equipo de Rentabilidad y Riesgo de Bluebay. La gestora cuenta asimismo con un proceso integrado de gestión de riesgo Social, Ambiental y de Buen Gobierno (ESG por sus siglas en inglés) para todos sus fondos.

Las mayores posiciones en la cartera de BLUEBAY FUNDS - BLUEBAY INVESTMENT GRADE EURO AGGREGATE BOND corresponden a DBR 01/2% 02/15/25 (7,6%) Gobierno de Francia 1.75% BDS 25/11/24 EUR1 (3,40%) Gobierno de Francia 1.75% BDS 25/05/23 EUR1000 (3,10%) República Federal de Alemania 2.5% NTS 15/08/46 EUR1 (3,10%) y República de Italia 4.5% BDS 01/03/24 EUR1000 (2,90%). Por calificación crediticia, BBB (33,20%) AAA (21,80%) A (10,90%) AA (10,80%) BB (6,60%) y B (3,50%) representan las mayores ponderaciones en la cartera del fondo.

La historia de rentabilidad del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2012 y 2013, batiendo al índice de su categoría durante 2014 y 2015. A tres años, registra un dato de volatilidad de 4,95 por ciento, dato que a un año pasa a ser de 4,76 por ciento. En este último periodo, su Sharpe es -0,12 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 1,78 por ciento. La suscripción de la clase Institucional en euros requiere una aportación de 500.000 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 0,50 por ciento y de depósito de 0,30 por ciento. Dispone también de una clase R en dólares para inversores individuales, cuya aportación mínima es de 10.000 dólares.

Hacia el futuro, el equipo gestor es un tanto escéptico en cuanto a que la actual volatilidad pueda continuar. Estiman que la reunión del Banco Central Europeo (BCE) del 10 de marzo será un evento importante para el mercado, aunque creen que hay un mayor escepticismo ahora, entre los partícipes del mercado, tras la decepción del pasado diciembre. Los gestores continúan favoreciendo la capacidad de Mario Draghi para elevar el grado de optimismo de los mercados financieros a corto plazo, por lo que se muestran confiados en mantenerse largos en riesgo de deuda soberana periférica.

A largo plazo, sin embargo, mantienen serias dudas sobre el funcionamiento coherente de la Eurozona. Se percibe una creciente sensación de crisis y desacuerdo en el núcleo político central en Bruselas. La crisis de refugiados y el Brexit están sometiendo a los políticos europeos a una gran tensión, que sumadas a las actuales tensiones políticas en Portugal, España y Grecia, y el reciente resultado incierto en Irlanda, pueden ser el caldo de cultivo para la continuación de la volatilidad que supondrá la aparición de nuevas oportunidades para la estrategia del fondo.

El énfasis en el control de riesgo en la gestión del fondo, posicionan a este fondo entre los mejores de su categoría a tres años, haciéndolo merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

Para información más detallada, ver ficha a continuación.
 

Lo más leído