"El dinero ha vuelto a los hedge funds, pero de muy diferentes formas"


Con más de 25 años de experiencia como gestor de inversiones, Alan Djanogly, co-fundador de International Asset Management, destaca que la gran diferencia entre el antes y el ahora de la industria de hedge funds es que el sector de los fondos de fondos se ha visto severamente afectado, mientras que los hedge funds se han reforzado.

Para Alan Djanogly, como en muchos otras áreas de inversión, "en 2008 el dinero de repente desapareció, tanto en la inversión tradicional como en la alternativa. Y de repente, al igual que se fue, ese dinero ha vuelto; pero ha vuelto desde muy distintas fuentes". El dinero caliente se fue, como suele pasar, muy rápidamente, y eso causó grandes dificultades para los gestores de fondos. Los que aguantaron la prueba de estrés, ven ahora como el dinero regresa. Esto ha provocado que surja un gran potencial para start-up de hedge funds.

En su opinión, la industria ha sufrido un cambio, pero va a ser un cambio beneficioso, ya que ha centrado la atención de todos en quienes realmente son gestores de fondos. La gran diferencia entre el antes y ahora, es que el sector de los fondos de fondos se ha visto severamente afectado, mientras que los hedge funds se han reforzado. El motivo por el que los fondos de fondos hedge se han visto tan afectados, es "porque esos vehiculo que veíamos como un acceso diversificado y con menor riesgo al mundo hedge, resultó no estar exento de los mismos reisgo que la inversion directa en hedge funds". Para Djanogly, todas las crisis son diferentes, y lo único seguro es "que habrá una siguiente. Prefiero estar con el grupo de gestores de fondos que tengan la habilidad para apartarse a los cambios", reconoce.

Djanogly invierte en un grupo de 50 gestores, con un procedimiento muy estricto de cuándo se reunen y hablan con ellos. Hay que conocer profundamente las carteras, en qué invierten y por qué. "Todo eso no lo pueden hacer tres personas, por eso tenemos medio centenar. Primero evaluamos a los gestores y después los seguimos. Encontrarlos es una cosa, y luego seguirlos es otra muy distinta… y además mucho más compleja, ya que necesitas hablar con ellos cada mes y saber qué están haciendo. A lo mejor hay varios haciendo la misma cosa, o quizás están creciendo demasiado rápido. Hay muchos factores que influyen en su crecimiento y en su trabajo, por lo que es muy importante saber las razones por las que hacen las cosas", explica.

En la selección de los gestores para sus fondos tiene en cuenta el ciclo vital del gestor. "Los 3 primeros años del gestor son muy importantes. Cumplido ese plazo, el gestor se estabiliza. Bien porque ha tenido mucho éxito y necesita digerirlo o bien porque ha fracasado", señala. Por eso, cree que su capacidad para adaptarse al entorno es muy importante: "desde el punto de vista de energía, no puedes correr muy rápido durante mucho tiempo, y lo que tiende a pasar es que traes a otra gente". Entonces la cuestión no es si el gestor tiene un ciclo de vida, la cuestión es cómo se enfrenta a los cambios, porque eso es a lo que nos enfrentamos, , ya que siempre van a a haber cambios, independientemente de que su ciclo de vida sea largo, corto etc.

"Ahora se habla mucho del ciclo de vida de los gestores, porque se cree que tendrás mas beneficios con un gestor joven que con uno mayor; pues a lo mejor sí, pero a lo peor no. Típicamente suele ser que así, ya cuando empiezan quieren demostrar que son realmente buenos, lo que se traduce en beneficios", explica. Pero en un entorno difícil, cree que puede pasar lo contrario: pueden no querer perder dinero o asumir demasiados riesgos al principio para no destruir el fondo, así que pueden no llegar a ganar dinero. Por eso, "cogemos gestores de diferentes áreas, e intuimos cuál es el mejor área para ellos en un entorno determinado, y vemos cómo lo hacen. No hay mejor manera de conocer a un gestor que dejándole algo de dinero en sus manos", explica.

Djanogly necesita dos años de buenos resultados para evaluar la calidad de un gestor. "Si un gestor deja Goldman Sachs después de 10 años, eso significa que tiene mucha experiencia, pero nada más. Ha sido un analista o un trader durante 10 años en una empresa que no era suya. Necesitamos saber qué hace en su propia empresa, cuáles son sus movimientos, y eso conlleva alrededor de dos años. No nos interesa alguien que no haya adquirido experiencia antes", explica. Solo está interesado en los season players. Pero ese season player necesita empezar su hedge fund y que se estabilice. Asi que requiere 500 millones de dólares y dos años de actividad. Toma esa cantidad, al considerar que tienen un cash flow y unas cuotas que le permiten mantener una infraestructura. Con menos de eso, no puedes. Invierte en un gestor por dos razones. La primera porque son buenos y consiguen rentabilidad. La segunda porque son buenos empresarios y saben gestionar un negocio. Si esta ultima parte no existe, invariablemente termina afectando a la primera.

Hay casos excepcionales en los que la regla se relaja, por ejemplo, cuando un gestor ha estado trabajando como gestor relevante en un hedge funds y se va para crear su propio fondo. En este caso, posiblemente seis meses de historia de forma independiente le sirve. "Además, en ese caso invertiríamos poco dinero, y conforme se ganara nuestra confianza añadiríamos más cantidad", añade.

Alan Djanogly cree que los problemas siempre vienen en el momento de más éxito de un gestor: "sus beneficios son muy elevados, han conseguido mucho dinero y empiezan a hacer cosas estúpidas. El 2008 fue un año en el que nuestros gestores no nos decepcionaron (nunca nos vimos envueltos en fenómenos como Maddoff y otros tantos), pero porque mantuvimos unas reglas muy estrictas de due diligence", añade. "Gente como nosotros, que analizamos miles de gestores desde hace 25 años, nunca conocimos a alguien capaz de producir un 12% anual sin volatilidad, así que nuestra visión fue muy cínica: Ese beneficio no es real. Ahí hay algo más, que no sabemos qué es, y que tampoco nos interesa, porque no hay transparencia. Sólo porque alguien te diga o enseñe algo no tiene que ser real. Y eso es lo que pasó con Maddoff, que nada era real. Pero tampoco nadie se molestó o tuvo la capacidad de revisar, y si lo hizo, lo ignoró. Nosotros nos basamos en el consenso de nuestro comité, y el único que puede decidir es el director de Operaciones, de tal manera, que esquivamos a todos los Maddoff. Ahora que estamos en un entorno mucho más regulado, ya no deberia haber tantos Madoff", explica. Por supuesto que puede decepcionarse con un gestor, porque tome las decisiones equivocados en el momento equivocado, pero considera que eso es diferente. "Cuando nosotros nos decepcionamos, es cuando un gestor, en su momento más exitoso, comienza a hacer cosas estúpidas. Como por ejemplo empezar con 500 millones de dolares , alcanzar los 3 billones de dólares, y en ese punto ya se cree que tiene el know-how de hacer cosas (estrategias) diferentes", explica. Normalmente va unido a que empieza a contratar a mas gente y quiere tener un negocio mas estable, lo que a veces va unido con menores rentabilidades.

Cuando un gestor pierde su dinero, reacciona muy rápidamente, pero cuando está obteniendo un 20/25% cada año durante muchos años, y de repente deja de hacerlo, considera importante saber por qué ha dejado de hacerlo, y puede ser por un montón de razones (cambio de estilo, empieza a tener hobbies: han alquilado un barco, demasiadas casas que decorar…), pero siempre hay una razón, y por eso en todo momento tienes que saber lo que los gestores están haciendo. En su opinión, la tasa anual de rentabilidad que puede conseguir un hedge funds a largo plazo es un 20%.

Sobre las regiones emergentes más atractivas, apunta a China, "ya que estamos viendo un gran crecimiento de gestores de fondos chinos, especialmente de traders…". También Brasil. "Acabo de venir de allí y he estado con 25 gestores en una semana. He identificado a cinco que realmente me gustan, con estilos muy diferentes", explica. Está apasionado con estos mercados. "El viento sopla a su favor, pero hay que tener mucho cuidado y ser muy selectivo, y el éxito va a depender de la habilidad del gestor, no del mercado", añade.