El dinero entra en los fondos garantizados más conservadores y sale de los bursátiles


La categoría de fondos garantizados es la única que figura en positivo desde enero tanto en términos patrimoniales como de captaciones netas de capital. Su patrimonio ha sumado 4.000 millones de euros en lo que va de año, gracias fundamentalmente a las suscripciones por valor de 3.930 millones, según los datos de Ahorro Corporación. Volvieron además a coger fuerza en julio, con suscripciones de 116 millones de euros, manteniéndose la doble tendencia vista durante todo el año, consistente en entradas en los garantizados más conservadores y salidas en aquellos con un componente bursátil.

Los lanzamientos de nuevas garantías y de renovaciones siguen esta misma inclinación: la mayoría de nuevas garantías adoptan una estructura que asegura una TAE fija a vencimiento y, en menor medida, hay productos que ofrecen rentas ya sean anuales o trimestrales.

La mayor actividad de Banco Santander y Banco Sabadell en garantizados ha originado una reasignación de la cuota de mercado, de forma que los comercializadores asociados a la banca gestionan actualmente el 49,9% del mercado (50 puntos básicos más que en junio) y las Cajas de Ahorros, por el contrario, un 45,8% (60 puntos básicos menos).

De hecho, todas las gestoras de entre las grandes han colocado en julio alguno de sus garantizados entre los primeros puestos por captación. Sólo quedan fuera de esta lista La Caixa, Ibercaja y Bestinver (pues la estrategia de estos dos últimos no se basa en garantizados).

La ausencia de la caja catalana entre los mayores crecimientos se debe, en gran medida según AC, a que no ha lanzado ningún producto nuevo y a que la única renovación de garantía -de Foncaixa Garantía Eurobolsa 4, antiguo Foncaixa Oportunidad Emergente II- apenas ha mantenido el patrimonio gestionado. La noticia negativa para La Caixa es que no sólo no sube a los primeros puestos por captación, sino que está perdiendo patrimonio en alguno de los que durante este año han sido su buque insignia en suscripciones, como Foncaixa Bienvenida o Foncaixa Estabilidad.

La única categoría de fondos en positivo en el año

Junto a este tipo de productos, sólo los fondos de inversión libre lograron evitar también los números rojos en cuanto a activos se refieren, pues su balance es neutro desde enero, aunque no logran librarse de los reembolsos, por valor de 300 millones de euros.

Y es que excepto el área de garantizados, todas las demás registran salidas netas de dinero de enero a julio. La que más sufre es la de los fondos de renta fija a corto plazo, que pierden casi 4.800 millones desde principios de año, es decir, el 15% de su patrimonio a cierre de 2010, lastrados por la retirada de dinero de casi 5.100 millones y a pesar de que las rentabilidades de los subyacentes fueron positivas. También es significativa la pérdida de los fondos de renta fija duración, que han visto una merma en sus activos de 2.350 millones en siete meses, más del 19% del total, debido a reembolsos netos de cuantía similar.

También los mixtos de renta fija se dejan el 8% del patrimonio, con 950 millones menos, mientras los mixtos de renta variable sufren menos desde enero, perdiendo 340 millones, el 3% de su patrimonio, al igual que los monetarios. En este escenario, los fondos de renta variable son los que menos sufren de enero a julio, con 200 millones menos, debido tanto a la rentabilidad negativa de los mercados como a las salidas de capital a partes iguales; unas cifras que se repiten en el caso de los inmobiliarios.

Noticias relacionadas

Lo más leído