El desplome de Wall Street del 6 de mayo se debió a la venta de futuros de una gestora de fondos


El derrumbe masivo de casi 1.000 puntos que sufrió en unos minutos Wall Street el pasado 6 de mayo fue provocado por una sola orden de venta de futuros ordenada por una gestora de fondos de inversión estadounidense. Tras cinco meses de investigación, la SEC ha concluído que la orden de venta de 4.100 millones de dólares en contratos de futuros fue la causa del caos que se provocó en los mercados ese día.

El regulador estadounidense ha investigado más de 17 millones de operaciones que se realizaron ese día y asegura en su informe que detrás de esta orden se encontraba una firma de Kansas, Waddell & Reed Financial, que ordenó la venta de 75.000 contratos de futuros referenciados al índice Standard & Poor's 500, usando algoritmos computerizados. Una orden de este tipo podría extenderse durante varias horas, pero la firma lo hizo solo en 20 minutos, dado que el algoritmo fue programado para ejecutar la venta "sin importar la hora o el precio" de los contratos.

El informe indica que el caos no se debió a ninguna manipulación del mercado sino a la intención de la gestora de fondos de inversión de proteger sus inversiones de una manera agresiva y abrupta, en un entorno muy volátil por la crisis griega.

Según informa EFE, el pasado 6 de mayo, entre las 14.30 y las 15.00 horas, el Dow Jone sufrió un desplome de una magnitud e intensidad desconocida, que hizo saltar todas las alarmas y desató todo tipo de especulaciones. Ese día, el temor ante la crisis griega y la incertidumbre por las elecciones británicas, entre otros factores, habían instalado desde primera hora una corriente bajista en Wall Street, que perdía a media mañana unos 160 puntos.

Pero a falta de una hora y media para el cierre, la operativa de los mercados entró en una espiral de descensos y, en cuestión de minutos, el Dow Jones de Industriales se hundió, en caída libre, 990 puntos.

 

Lo más leído