Tags: Latam |

El crédito, la clase de activo con las mejores perspectivas a corto-medio plazo


El crédito, en general, y el high yield, en particular, serán activos que continuarán beneficiándose a corto-medio plazo del interés de los inversores por incorporar a sus carteras activos que generen rentabilidad. Así lo creen en Robeco, quienes entienden que existen varios aspectos que elevan el atractivo por esta clase de productos. “Los fundamentales de las empresas continúan siendo fuertes y, además, la estrategia de sus directivos tiene una orientación marcadamente conservadora que ha hecho que sus balances presenten unos elevados niveles de caja”, afirman desde la entidad. “Todo esto es muy positivo para los tenedores de bonos”.

Según explican los expertos de la gestora en su informe mensual sobre perspectivas, esta clase de activo es la que, a día de hoy, ofrece las oportunidades más atractivas. El escenario macroeconómico favorece a la renta fija. “Mientras que la economía estadounidense seguirá creciendo moderadamente, Europa se hunde aún más en la recesión”. Sin embargo, los riesgos no sólo surgen por la crisis de deuda de la eurozona. “El acantilado fiscal que encaran Estados Unidos y Japón y las tensiones políticas en Oriente Medio (crisis nuclear iraní) y el Mar de China entre la segunda y la tercera potencia económica del mundo sitúan al riesgo en niveles muy elevados”.

Este conjunto de factores, unido a los escasos progresos que se hacen en Europa en lo que respecta a la unión política y fiscal de la eurozona, hace que la postura de la gestora holandesa respecto a la renta variable sea de neutralidad. “La fuerza que ha impulsado a los mercados de acciones durante los últimos meses ha sido la creciente convicción por parte de los inversores de que las autoridades monetarias, entre los que se incluyen el BCE, mantendrán una política agresiva. A partir de ahora, sin embargo, los inversores podrían empezar a mostrarse preocupados por el deterioro de los ingresos”.

La esperanza viene por el lado de los BRIC

Los únicos rayos de optimismo tal vez provengan por el lado de los emergentes. “A pesar de la clara debilidad que está experimentando la economía china, las buenas noticias vienen de Brasil e India”. Lo demuestra, en opinión de la gestora, la eufórica reacción del mercado al compromiso mostrado por parte del Gobierno hindú con las reformas económicas, algo que elimina el riesgo de que la deuda del país vuelva a ser degradada a bono basura. “El Ejecutivo ha anunciado un par de iniciativas sensatas que, aunque tendrán un impacto muy limitado en la economía, son de gran ayuda para restaurar la confianza del inversor extranjeros en su mercado”.

Desde Robeco también se muestran satisfechos con la reacción del Gobierno brasileño al nuevo programa de flexibilización monetaria aprobado por la Reserva Federal. “Brasil ha amenazado con incrementar las restricciones a la inversión extranjera para evitar una presión alcista sobre el real que encarezca su divisa”, lo cuál es un factor que no entorpecería el crecimiento económico del país. “La economía carioca está ganando velocidad gracias fundamentalmente a una combinación entre estímulos por parte de la autoridad monetaria y políticas fiscales”, aseguran.

También la economía rusa estaría comportándose muy bien, debido al elevado precio del petróleo. “El Banco Central de Rusia ha elevado inesperadamente sus tipos de interés para combatir la inflación, un movimiento en la política monetaria que es posible que vuelva a producirse en los próximos meses. Todos estos factores han hecho que las perspectivas de la deuda emergente sean mejores que las de los gobiernos, señalan desde la entidad holandesa. Los bajos déficits y ratio de deuda respecto al PIB favorecen su favorable comportamiento. En lo que respecta a esta categoría, en Robeco prefieren deuda con grado de inversión antes que high yield.