El consejo de Ray Dalio a los inversores en tiempos de coronavirus


El nerviosismo que está provocando el coronavirus ya no solo en la sociedad civil si no también en la sociedad inversores se ha dejado notar en las caídas que los principales índices mundiales han acumulado en los últimos días y que han provocado que enero haya cerrado como un mes bajista para casi todos los grandes índices. Pero quedaba por ver cual sería la respuesta de la bolsa china, que debido a la celebración del Año Nuevo chino, estaba cerrada desde el pasado 23 de enero. Y ésta ha sido quizá peor de la esperada. Sí, se estimaba que la apertura tras las vacaciones sería a la baja pero quizá no su envergadura ya que el índice de Shanghai, el SSE, ha cerrado con una caída del 7,72%, la mayor de los últimos cinco años.

En este contexto, no pasa un día sin que lleguen nuevos comentarios sobre los efectos que el coronavirus puede llegar a tener en el PIB de China y su impacto también en el crecimiento mundial, ahora que además la OMS ha declarado ya la alerta internacional por la pandemia. Uno de esos comentarios es el que ha publicado Ray Dalio, presidente de Bridgewater o, lo que es lo mismo, el mayor hedge fund del mundo, en su cuenta de Linkedin

En el primer párrafo del mismo, Dalio, que maneja un patrimonio de 160.000 millones de dólares, reconoce que no tiene ni idea del impacto económico que tendrá en la economía este virus. "Déjenme aclarar que soy un "tonto de mierda" cuando se trata de pandemias porque lo que no sé de ellas es más importante que lo que sí sé. Yo, y nosotros en Bridgewater, no tenemos ni idea de hasta qué punto se extenderá este virus o pandemia, no sabemos a dónde se extenderá, y no conocemos su impacto económico o de mercado”, afirma.

No obstante, ese desconocimiento no le ha impedido tener en consideración este nuevo virus a la hora de determinar si sus carteras están preparadas para hacerle frente de la mejor manera posible. “Queremos prestar atención a lo que realmente está sucediendo, lo que la gente cree que está sucediendo y que se refleja en los precios (en relación con lo que es probable), y qué indicadores indicarán la reversión”, afirma el gestor, quien tiene claro cual es el consejo que puede dar a los inversores, al tiempo que lo aplica a su propio estilo de inversión. “Cuando no se sabe lo que va a suceder, la mejor estrategia de inversión es diversificarse de manera inteligente entre las distintas ubicaciones geográficas, entre las distintas clases de activos y entre las distintas divisas”.

El impacto, de momento solo a corto plazo

A continuación Dalio dedica su post a analizar el las diferencias y similitudes que guardan el SARS con la actual pandemia. No ha sido el único ya que en los últimos días tratar de estimar el impacto que el coronavirus puede tener en la economía china usando el SARS como referencia se ha convertido en el ejercicio más repetido por las gestoras de fondos.

“La economía china se ve muy diferente hoy en día en términos de composición del crecimiento, con el sector de los servicios contribuyendo con el 54% a el PIB, más de 10 puntos superior al de 2003.Sin embargo, la respuesta del gobierno ha sido mucho más rápida que en 2003”, afirman desde La gestora especializada en deuda corporativa, Muzinich.

Además, se empieza a pensar que el impacto en mercado puede ser más negativo del que se vio en el año 2003. Al fin y al cabo, como recuerda Mathew Pigott desde Jupiter, en el momento del brote de SARS, “los mercados habían estado disminuyendo durante dos o tres años y el mercado de Hong Kong se había reducido a la mitad desde su pico en 2000”, por lo que “ya había mucho pesimismo”. Ahora, con el coronavirus, “la imagen es diferente con los mercados en una carrera alcista de varios años”. Además, este nuevo virus llega en un “período económicamente significativo en China, ya que el gasto del consumidor en el Año Nuevo Lunar es importante para muchas empresas”.

En esa idea también índice David Lafferty, economista jefe de Natixis IM, cuando recuerda que “el seguimiento de las enfermedades infecciosas nunca es bueno para los resultados macroeconómicos”, aunque de momento sigue siendo optimista en cuanto a la duración de su impacto ya que por ahora, considera que tendrá “un shock breve y modesto para el crecimiento global”. 

Por su parte desde UBS AM también se muestran optimistas con respecto al impacto que el coronavirus puede tener en la economía mundial. “Los indicadores macroeconómicos de alta frecuencia en todos los universos desarrollados y emergentes respaldan aún más la opinión de que el impulso de la demanda global de la industria manufacturera se está reacelerando. Si bien es probable que el coronavirus afecte a ese impulso a corto plazo, no creemos que lo haga descarrilar”, afirma Evan Brown, responsable de estrategias macro de la gestora.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído