“El cliente valora cuánta rentabilidad consigues sin poner en riesgo el capital”


“Monitorizar la cartera y saber cuál es el riesgo asociado”. Esa es la estrategia que Ali Chabaane, responsable de construcción de carteras de Pioneer Investments, reconoce seguir para evaluar las diferentes oportunidades que actualmente se presentan en los mercados de renta fija y variable y su potencial resultado en términos de rentabilidad. Para tener éxito, el experto considera que solo existe un camino: es necesario contar con un equipo gestor muy preparado que tenga un profundo conocimiento en cada segmento del mercado. “Todos ellos aportan sus ideas para que la gestora las ponga a funcionar dentro de una cartera optimizada”.

En opinión de Chabaane, la rentabilidad por sí misma no lo es todo. “De lo que se trata es de generar rentabilidad, sí, pero que esta sea de calidad”. En este sentido, el responsable considera que “el cliente aprecia la transparencia y el control del riesgo. Valora especialmente cuánta rentabilidad eres capaz de aportarle sin poner en riesgo el capital”, asegura el experto. En este aspecto, Chabaane se muestra muy satisfecho con los resultados cosechados por el equipo gestor. “Somos competitivos en términos de rentabilidad y en términos de diversificación de las carteras”, indica.

A su juicio, jugar a la diversificación te ayuda a generar alfa. “La estrategia pasa por hacer una asignación de activos oportunista cuando se presente el mejor momento de invertir, pero también por convicción”, asevera. Dicho en otras palabras, lo que busca su equipo gestor es explorar los diferentes mercados y tomar el alfa allí donde esté. “De ahí que, a mi entender, sea tan importante contar con un equipo donde cada gestor esté especializado en una determinada clase de activo de renta fija, como por ejemplo la inflación, la curva, el mercado de deuda pública…”, asegura.

En su opinión, saber de dónde proviene la rentabilidad de la cartera es crucial. “La gestión del riesgo es muy importante. En el actual entorno, tener una cartera equilibrada es clave”. En este aspecto, Chabaane considera necesario analizar de dónde proviene la rentabilidad. “Una inversión que pudiera resultar exitosa un año en una determinada clase de activo podría resultar un fiasco al año siguiente. La disciplina en el proceso de la gestión debe imperar en todo momento para evitar caer en las trampas que actualmente presenta el mercado”, afirma. “Todo lo que hacemos es tratar de evitar la pérdida del capital y, en caso de que ocurra, limitarla lo máximo posible”.

Para ello, en la firma se apoyan en el uso de stop loss. “Mantenemos la misma aproximación a cada clase de activo. Discutimos las decisiones y analizamos por qué una convicción tiene un peso determinado frente a otra”, afirma el experto. A la hora de invertir, Chabaane reconoce que en la firma toman una posición incubadora que, si funciona, se eleva. De lo contrario, la deshacemos”, señala. “En el actual entorno, la resolución de los problemas que atraviesa la economía no será de la noche a la mañana. Será un proceso que se haga paso a paso y en el que habrá volatilidad”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído