“El cliente no debe sentirse solo nunca más en la banca”


Tras un cuarto de siglo al frente del negocio de gestión, Javier Bollaín, director general de Bankinter Gestión de Activos, piensa que “lo más importante a considerar a la hora de gestionar un fondo no es ni la rentabilidad ni el volumen alcanzado, sino el partícipe”. La gestora de Bankinter, ha sido el segundo grupo nacional que mayor captación ha logrado durante el primer semestre, con un crecimiento patrimonial que, para final de año, espera que sea de un 50% sobre los niveles de 2012 -o eso espera, al menos, Bollaín-, un porcentaje que ya están cerca de alcanzar.

Bollaín recalca la necesidad de que el cliente “esté asesorado” y de que “no se sienta solo nunca más en la banca”, y es así como se lo hace llegar en las Jornadas de Cocina Financiera que el Grupo Bankinter, en colaboración con otras gestoras internacionales, realiza a lo largo y ancho del territorio español junto a sus clientes. Piensa que “se tiene que gestionar el riesgo del cliente a un nivel individualizado”, aunque el ahorrador “todavía esté lejos de incrementar su perfil de riesgo”.

“Después de cinco años de crisis y con la inversión masiva en depósitos, el cliente había perdido confianza en los fondos de inversión”, un sector que, tal y como matiza, “durante la crisis ha sido el mejor parado”, afirmación que justifica con el hecho de que no ha habido impago por parte de los fondos. Pero en este último año, “tras las palabras de Draghi el verano pasado”, que han hecho que “el pánico desapareciera”, a lo que se sumó la bajada en la remuneración de los depósitos, el cliente se ha dirigido de nuevo hacia un producto como es el fondo de inversión. Eso sí, “con un perfil conservador”, explica Bollaín. “Otro punto importante a favor de los fondos de inversión”, añade el gestor, “es la fiscalidad, que, tras la subida de impuestos, coloca al fondo como uno de los productos más eficientes”.

De acuerdo a su visión de mercado más cercana, espera que tengamos “un verano tranquilo”, aunque sea siempre “un periodo donde la liquidez disminuye y se incrementa la volatilidad”. “No espero grandes sobresaltos”, tranquiliza. Por otro lado, no entiende la salida masiva de flujos tras las palabras de Bernanke, ya que cree que “la interpretación de esta noticia ha sido la peor leída por parte de los gestores de fondos en años”.

El director general de Bankinter Gestión de Activos busca favorecer la renta variable, particularmente la española, donde está “muy positivo a corto, medio y largo plazo”. Recuerda la “calidad de las reformas aplicadas” y advierte de que “no nos damos cuenta de todo lo que hemos avanzado en España, percepción que mejora desde fuera”, a la par que enumera puntos a favor como “la mejora de las exportaciones”.

En cuanto a Europa y EE. UU., se decanta por la bolsa del segundo, la cual defiende con vehemencia: “Sé que está cara, pero me da igual, porque sigo siendo positivo con el país”, defiende. Por el contrario, “me dan pánico los emergentes, particularmente los BRICS, que están entrando en la crisis y no la están solucionando”.

Javier Bollaín es gestor de los fondos Bankinter Sector Energía y Bankinter Dividendo Europa. Este último, al que le tiene “mucho cariño” y con el que se siente “muy cómodo” gestionándolo, es un fondo que invierte en compañías con alta rentabilidad por dividendo, siendo “un colchón más grande ante caídas del mercado que un fondo puro de renta variable”. Tiene como índice de referencia el comportamiento del EuroStoxx 50 en un 50% y el del Ibex en otro 50%, aunque también puede invertir en otros países de la OCDE  y emergentes. Actualmente, favorece compañías europeas, suizas, inglesas y americanas y sectores como el de los bancos ingleses, aunque no así los españoles, que “me preocupan”.

A la hora de seleccionar valores para incluir en sus carteras, se decanta más por compañías que por sectores, un estilo de gestión bottom-up para el que es ayudado por el resto de su equipo, donde cada miembro está especializado en un sector concreto.

Sus retos más próximos

Considerado el Bankinter Dividendo Europa como un fondo sectorial a tener en cuenta en toda cartera diversificada que se precie, no cree, sin embargo, que deba ser un producto principal dentro de la cartera de un cliente, “ya que los sectores son cíclicos”. Comenta que desde el Grupo Bankinter confían en la arquitectura abierta, representando los fondos de terceros cerca de un 30%. Ven mayor interés por parte del ahorrador en productos conservadores, como son los garantizados o los monetarios. Solo el fondo Bankinter Ahorro Activos ha captado más de 500 millones en el año. De cara a finales de año, desde la firma española quieren potenciar productos como el Bankinter Renta Dinámica, un fondo multiestrategia con índice de referencia EONIA + 2% y gestionado por Juan Fuente, y el Bankinter Sostenibilidad, un fondo de inversión socialmente responsable (ISR).

Para Bollaín, el paso lógico que debe llevar a cabo el cliente español es primero, pasar de monetarios a mixtos y retornos absolutos para, finalmente, y una vez cogida confianza, aterrizar en la renta variable. El otro gran reto que se pone es mejorar la distribución institucional de los fondos de la gestora, “cosa que no hemos conseguido todavía en esta casa”.

La profesionalidad de este gestor con algo más de 25 años de experiencia en el sector financiero español está basada “en una labor muy rutinaria y aburrida de seguimiento constante de los mercados”, ya que, a su juicio, “no se gestiona mejor por estar fuera de la oficina vendiendo el producto”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído