Tags: Alternativos |

El capital riesgo español matiza al alza sus cifras de 2013 pero sigue sin convencer


La Asociación Española de Entidades de Capital-Riesgo (Ascri), en colaboración con Webcapitalriesgo.com, acaba de actualizar las cifras de su negocio en España correspondientes a 2013. Con esta nueva perspectiva, el capital riesgo nacional mejora ligeramente sus anteriores estimaciones, publicadas a principios de año. Sin embargo, sus números aún quedan lejos de remontar el último lustro de crisis que ha lastrado al sector.

Así, la inversión total, que se ha contraído de nuevo, asciende hasta los 2.357 millones de euros y el número de inversiones, hasta las 543 operaciones. Previamente, el recuento apuntaba hacia un volumen de inversión de 1.701 millones y 462 operaciones. Ascri destaca la aceleración de la inversión en la segunda mitad de 2013, periodo en el que la inversión superó el 80% del volumen total invertido.

Los nuevos recursos incorporados, es decir, la captación de nuevos fondos se sitúa en los 2.274 millones, por encima de los 1.346 millones registrados hace cuatro meses. De éstos, 1.640 millones fueron aplicación de fondos internacionales a sus inversiones; 478 millones, captados por operadores nacionales privados y, el resto, 155 millones, por operadores nacionales públicos.

La desinversión, parte final del proceso, supone un volumen de 1.564 millones, repartido entre 342 operaciones. En enero, Ascri contabilizaba 1.451 millones en desinversiones. Este dato es uno de los más positivos del año para la Asociación, como reconoce la propia organización, ya que, a su juicio, muestra un “claro cambio de tendencia” para el capital riesgo español.

El mecanismo de desinversión más utilizado fue la venta a terceros, que supone un 39% del total en función del volumen, seguido de la recompra por accionistas mayoritarios, que equivale a un 20,5%.

La realidad del capital riesgo español

Uno de los hechos constatables más importantes a señalar por parte de la Asociación es que el 91% de las operaciones de inversión fueron de menos de 5 millones de capital, proyectos dirigidos a unos receptores que fueron, sobre todo, pymes en fases de arranque y expansión.

Grandes esperanzas puestas en el Fond-ICO Global

“El fundraising ha sido uno de los grandes problemas vividos por el sector en estos años de crisis y que mejorará notablemente el fondo de fondos público Fond-ICO Global, que animará la captación de nuevos fondos provenientes del sector privado, nacional e internacional”, justifica, por un parte, y desea, por otra, Ascri.

El Fond-ICO Global pretende inyectar en el capital riesgo español unos 1.200 millones entre 2014 y 2017 en cerca de 40 gestoras con un “efecto arrastre” sobre otros inversores, cifrado en otros 1.800 millones.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído