Tags: Alternativos |

El capital riesgo español comienza a despegar gracias a los operadores extranjeros


La inversión española en capital riesgo muestra un incremento del 132%, cifra que le sitúa por encima de los 1.197 millones de euros entre enero y junio del 2014, si se compara con el mismo periodo del año anterior. Este incremento se debe, en gran medida, a los operadores extranjeros, según refleja el último informe elaborado por la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (Ascri) con la colaboración de Webcapitalriesgo.

En el estudio se observa que, en cuanto al tipo de inversor, los fondos internacionales casi triplican la inversión respecto al mismo semestre del pasado año hasta alcanzar los 879 millones de euros, mientras que los fondos nacionales se han mantenido en niveles similares, en torno a los 318 millones. Según prevé Ascri, “el inversor nacional irá ganando peso ya que empieza a disponer de nuevos recursos gracias a la activación del fundraising nacional”.  En este primer semestre de 2014, el volumen invertido en la financiación de capital expansión es el 42% sobre el total de volumen invertido. Sin embargo, el 95% de las operaciones se dirigen a financiar pymes en fases iniciales y de expansión.

Carlos Lavilla, presidente de Ascri, resume esta primera mitad del año como un periodo en el que “empieza a haber datos tangibles del aumento de la actividad del sector después de estos años complicados”. Desde el segundo semestre del 2013 se ha percibido un cambio de tendencia, sustentado en la mejora progresiva de los principales indicadores macroeconómicos y en el cambio de percepción de España por parte del extranjero. Lavilla señala que el crédito empieza a fluir y que se observa un gran apetito por ganar exposición a España y a los activos españoles. La puesta en marcha de Fond-Ico Global, el renovado interés del inversor extranjero, el incremento de la liquidez y los mayores niveles de confianza de los inversores nacionales empujan, a su juicio, la vuelta del capital riesgo al radar de los inversores.

La mayor actividad de los operadores extranjeros en España ha logrado que la captación total de fondos ascienda hasta los 2.134 millones de euros, de los cuales 1.147 corresponden a entidades españolas.

La desinversión, “a precio de coste” según la propia Ascri, ha supuesto un total de 1,439 millones de euros. Entre enero y junio, se han realizado 143 operaciones de este tipo. Destacan ventas a terceros y salidas a bolsa, como la de Applus y eDreams.

Novedades de la AIFMD

El pasado viernes el Gobierno aprobó el proyecto de ley por el que se regulan las entidades de capital riesgo, y Carlos Lavilla, como presidente de Ascri, destaca la creación de nuevas figuras como la Entidad de Capital Riesgo PYME, que abre el abanico de los activos invertibles por el capital riesgo, que a partir de ahora podrá invertir en instrumentos de deuda y préstamos participativos de pymes españolas.

También menciona la trasposición de la directiva comunitaria de Alternative Investment Fund Managers Directive (AIFMD) y la ampliación en el ámbito de actuación de las entidades gestoras de capital riesgo. Otra de las mejoras que ofrece esta nueva ley, según Lavilla, es que produce una flexibilización del régimen financiero de las entidades de capital riesgo y que se hacen más flexibles los porcentajes de activos cualificados. 

Noticias relacionadas