El cambio del Made in China, según UBS


Alexis Freyeisen, especialista de producto de mercados emergentes de UBS AM, nos habla sobre las perspectivas de la economía china y sobre el proceso de inversión del UBS China Opportunity Fund, que ha obtenido la calificación Consistentes Funds People en España en 2018, por segundo año consecutivo.

Comenzando con el escenario macro chino, Freyeisen señala que en términos de crecimiento económico habrá una ralentización gradual. “No se puede mantener de forma sostenida unas tasas de crecimiento tan altas. Si pensamos en China, hace unos años crecía entre un 8% y un 12%, ahora está en torno a un 7% y, si creemos que va hacia una economía más estable y madura, lo normal sería que en unos años se dirigiera hacia un 3-4%”, apunta. Para el especialista de producto es muy revelador que en su último plan quinquenal no presentaron un objetivo concreto de crecimiento.

Ahondando en el tema, Freyeisen explica que “la forma en la que vemos la evolución del crecimiento económico chino sería esencialmente de un descenso gradual a lo largo del tiempo. No dejarán que la economía se desacelere muy rápido en poco tiempo". "Habrá menos crecimiento, pero de mayor calidad", sentencia el experto. Es decir, que se verá una evolución desde un crecimiento basado en una producción masiva sin mucho valor añadido: "China impulsó fuertemente a la economía mundial en la crisis financiera, pero ahora el Gobierno quiere reducir excesos de capacidad en sectores de poca calidad, por lo que el menor crecimiento traerá una mayor calidad. Se centrará más en el consumo y en productos con más valor añadido, con más investigación y desarrollo y más inversión en educación, que son las claves para aumentar la productividad”.

En su opinión, ese reequilibrio hacia una economía más basada en los servicios ya está en marcha, y va en la buena dirección. “China ya no sólo copia. Aunque esa es la imagen que siguen teniendo, quieren cambiarla, invirtiendo en innovación y tecnología", afirma. Así, el experto comenta que el “Made in China” está cambiando hacia productos electrónicos, sanitarios…"En los últimos quince años, la economía china ha triplicado su gasto en investigación y desarrollo sobre el PIB, ahora ya supone un 2% del PIB, ratio que ya se está acercando al porcentaje que hay en EE.UU. Además es un esfuerzo que están llevando a cabo el sector público y privado. Por ejemplo, se calcula que en tres años el número de robots se acercará al millón, el doble que en EE.UU.", detalla. Lo mismo sucede si se miran otras estadísticas, como por ejemplo el número de startups: actualmente, se están creando más de 10.000 empresas al día en China, mientras que en EE.UU. se crean unas 2.000 por día. "Hay que ser cautos con estas cifras, pero indican la dinámica que se está siguiendo”, señala Freyeisen.

El fondo UBS China Opportunity Fund, gestionado en Hong Kong por el equipo liderado por Bin Shi, lleva muchos años centrándose en lo que Freyeisen llama “sectores y empresas estratégicas”, que son aquellas con un crecimiento superior al del PIB, con pocos problemas de exceso de capacidad y que se puedan beneficiar de los cambios estructurales de la economía china. Estas empresas están relacionados con la tecnología, el consumo y la salud. “Nos gustan Tencent y Alibaba. Tencent empezó como una empresa de juego, pero se transformó en un ecosistema gracias a Wechat, que es como un Whatsapp con más funcionalidades, y con un sistema de pago móvil incorporado, y tiene cerca de 1.000 millones de usuarios. La potencialidad de monetizar los datos de los usuarios es mayor que la de Facebook, porque tiene más funcionalidades, a través de las aplicaciones que están integradas", comenta Freyeisen.

Dentro del sector financiero, al equipo le gusta fundamentalmente el sector asegurador, porque tiene un gran potencial. De momento tiene una penetración muy baja, que supone un 2% del PIB, pero está destinado a crecer. "Ping An es de las compañías más innovadoras", indica el especialista.

Dentro de consumo, se apuesta por la temática hacia la “Premium-isation”, el cambio hacia bienes de consumo de más calidad. "También nos gusta el sector educación. TAL Education es un sistema de tutorías en un país en el que culturalmente hay mucha preocupación por la educación en un sistema muy competitivo. Es un tema de inversión muy potente. También la inversión de salud está creciendo mucho, por lo que estamos invirtiendo en el sector farmacéutico”, detalla Freyeisen

El fondo tiene un sesgo hacia pequeñas y medianas compañías que puedan convertirse en líderes de su sector. Para descubrir y analizar estas oportunidades, UBS AM cuenta con un equipo de ocho analistas centrados en China, cuya labor se complementa con la de seis analistas que cubren Asia en conjunto.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído