Tags: Legal | Negocio |

El cambio de gobierno podría retrasar la trasposición de MiFID II hasta 2020


Vuelta a empezar. El cambio de gobierno trae consecuencias en el proceso de aprobación de MiFID II. Frente a las previsiones que había de que se aprobase la trasposición de la directiva europea en otoño de este año, el apoyo a la moción de censura y la entrada del nuevo gobierno del PSOE con Pedro Sánchez a la cabeza, lleva a que todos aquellos proyectos que no hubieran llegado a las Cortes queden paralizados, destaca Gloria Hernández-Aler, socia legal de Finreg360, asistente al III Congreso de ASEAFI.

En este sentido, Hernández-Aler ve complicado que se trasponga la directiva antes de unas nuevas elecciones. Una opinión que comparte Jorge Canta, especialista en Regulación Financiera en Cuatrecasas. “Ahora no es la prioridad, este año lo damos por perdido”, señala Canta, quien cree que como pronto se podría aprobar a finales de 2019. No obstante, indica que si se agota antes la legislatura, no sería posible aprobarla hasta otoño de 2020, periodo en el que suelen aprobarse todas las normas regulatorias.

Hernández-Aler recuerda que el nuevo gobierno podría realizar un nuevo borrador distinto al que ya se estaba tramitando. "De aprobarse en este legislatura sería peor para el sector financiero ya que una nueva interpretación podría ser aún más restrictiva", piensa la socia legal de Finreg360.

Sin embargo, Canta apunta que MiFID II ha creado un paquete normativo autónomo en si mismo que deja poco lugar a las interpretaciones, como si ocurría con MiFID I. Es más, destaca que la CNMV ya lanzó una nota informativa alegando el efecto directo de las normativas, aunque se muestra más dudoso en cuanto a la capacidad de sanción actual del supervisor.

Los dos recomiendan seguir sujetos a la interpretación de la norma europea, algo que ya están haciendo las entidades españolas. En este contexto, afirman que vía hechos, se están consolidando una serie de modelos de negocio a consecuencia del retraso de la aprobación de MiFID II. “El retraso determina que haya una serie de hechos consolidados”, subraya Hernández-Aler. De todas maneras, comenta que, en general, las entidades no tienen cerrado un modelo comercial definitivo.

Respecto a las grandes entidades, Hernández-Aler determina que han ido trabajando en base al borrador. Como consecuencia, cree que los bancos han dado un paso adelante en la apertura de productos de terceros y se están acercando al concepto de asesoramiento simplificado. En el área de altos patrimonios, están valorando implementar un asesoramiento independiente más similar al de las EAFI, resume. Por su parte, Canta señala que el modelo de gestión de carteras se está asentando en el segmento de clientes denominado affluent.

En el resto de entidades (agencias y sociedades de valores, EAFI, …) resalta que hay una dicotomía entre declarase independiente o no. Sin embargo, considera que a futuro todas tenderán hacia un servicio de pago explícito. En cuanto a las EAFI, destacan que el posicionamiento inicial de todas era a ser independientes, pero la imposibilidad de hacer una compensación de las comisiones y el tratamiento fiscal ha impulsado a la mayoría a declararse dependientes.

Desde el punto de vista de Hernández-Aler, el mejor consejo para una EAFI es ir cumpliendo con la esencia de MiFID II porque el supervisor ya está preguntando que tipo de asesor eres. "En los negocios hay que ser proactivos y aquellos temas que estén claros cumplirlos y estar con un ojo avizor para realizar los ajustes", puntualiza. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente