El Bundesbank modera la caída de la prima de riesgo


La prima de riesgo había empezado el día con un fuerte descenso y había llegado a situarse por debajo de los 460 puntos gracias a las expectativas creadas en torno a un próximo programa de compras de deuda soberana por parte del BCE. Sin embargo, el Bundesbank vino de nuevo a moderar el optimismo y al final el diferencial entre la deuda española y la alemana terminó en 477 puntos, aun así muy por debajo de los 492 puntos del cierre del viernes. 

El banco central alemán incidió en su boletín mensual de que no le gusta la idea de compras de bonos por parte del BCE, operación que califica de "crítica" por los "considerables riesgos que supone para la estabilidad" económica de la región.

Por su parte, Jörg Asmussen, miembro del Comité Ejecutivo del BCE en representación de Alemania, ha asegurado que el Bundesbank no está aislado en su negativa a esta opción y que “hay que esperar y ver” a qué decisión se toma y cuáles son los detalles del programa que se debatirá en la próxima reunión, informa Reuters. Además, ha defendido que la salida de Grecia del euro sería “manejable” aunque él preferiría que se mantuviera en la unión monetaria.

Estas opiniones han llegado justo en una sesión en la que se estaban celebrando las informaciones aparecidas durante el fin de semana en Alemania que apuntaban a que el BCE pondrá en marcha un programa de compra de bonos que se activará cada vez que la rentabilidad de los bonos de cada país supere determinada cifra fijada de antemano. Gracias a ello, la prima de riesgo había descendido de los 460 puntos en algunos momentos de la jornada. 

También ha ayudado el hecho de que el Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, haya dejado abierta la posibilidad a la petición de un rescate a la Unión Europea. Cuando el Eurogrupo y el Ecofin definan el procedimiento (una vez lo haya acordado el BCE en su reunión del 6 de septiembre) en la segunda semana de septiembre, “el Gobierno español lo considerará, analizará las alternativas disponibles”, señaló De Guindos en una entrevista con Efe.

Con este mar de fondo, la prima de riesgo se ha situado al cierre en 477 puntos (muy lejos de los más de 600 puntos en los que se movió hace pocos días) una vez que la rentabilidad del bono español se ha situado en el 6,28% y la del alemán, en el 1,51%.

La bolsa, sin embargo, no pudo aguantar el tirón y acabó la jornada en negativo, pese a que llegó a ganar el 1% en las primeras horas del día. El Ibex 35 descendió el 1,21% y se situó en 7.469,60 puntos, en una sesión en la que llegó a recuperar los 7.600 puntos. 

Noticias relacionadas