El Brexit entre los CIO españoles: ¿por qué no lo han jugado?


Seguir el Brexit es una cosa, y reposicionar las carteras de los fondos o de los clientes a favor o en contra de la decisión que salga del referéndum otra bien distinta. Así lo han manifestado directores de Inversiones de distintas entidades españolas de gestión de activos y de patrimonios como Bestinver o N+1 SYZ.

Para Beltrán de la Lastra, director general de Inversiones de Bestinver, “Reino Unido puede tener éxito dentro y fuera de la Unión Europea pero, sin lugar a dudas, es y será mucho más fuerte dentro de la UE que fuera”, considera.

Como reconoce en un vídeo corporativo ad hoc para el referéndum de hoy, los fondos de la boutique no tienen exposición a negocio regulado dentro de Reino Unido. Su fondo de renta variable Bestinver Internacional tiene en torno a un 4% de exposición a la economía doméstica de las islas. No obstante, puntualiza De la Lastra, “tenemos algunas compañías que están domiciliadas en Reino Unido, es decir, que operan desde Reino Unido pero no en Reino Unido”.

En general, los inversores largoplacistas invierten el patrimonio de sus clientes sin dejarse llevar por las emociones de los eventos políticos. “Aunque el resultado del referéndum británico sea positivo y se produzca un rebote, los mercados seguirán constreñidos por la exigente valoración de algunos activos”, prevé Ignacio Dolz de Espejo, director de Inversiones de N+1 SYZ.

El gestor de N+1 SYZ confiesa en el último informe de la firma que varios clientes les han preguntado por qué no han jugado tácticamente la corrección de la pasada semana si tenían claro que Reino Unido no va a salir de la UE. “Lo primero, no lo tenemos claro. Lo segundo, la posible recompensa es mucho menor que el potencial castigo, mientras que las probabilidades de que se dé uno u otro están más o menos ajustadas, aunque a favor de la permanencia”, justifica Dolz de Espejo.

Haciendo un ejercicio de simulación, el director de Inversiones de N+1 SYZ traduce en números esta perspectiva. “Sin ser una predicción, podríamos decir que, en caso de Brexit, podríamos ver una corrección del 20%, mientras que en caso de que no, los mercados podrían rebotar un 10%. Suponiendo que hubiésemos incrementado el peso un 5% en bolsa europea en una cartera, estaríamos hablando de una potencial recompensa del 0,5% frente a un castigo del 1%. Creemos que no compensa dado lo ajustado de la probabilidad de las encuestas”, cree, además de que en la firma ya están muy expuestos a Europa a través de otros activos.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído