Tags: Renta Fija |

El renovado interés por la renta fija: ¿hacia dónde se está yendo el dinero?


El 2019 está siendo el año de la renta fija. Los flujos no dejan lugar a dudas. El interés por esta clase de activo ha vuelto a resurgir debido, fundamentalmente, al cambio de rumbo de política monetaria por parte de los bancos centrales. “Hace un año hablábamos de que la Reserva Federal aplicaría dos subidas en los tipos de interés y que el BCE comenzaría a normalizar su política monetaria. Hoy estamos en el extremo justo opuesto, con la autoridad monetaria americana bajando las tasas y la europea volviendo a una política acomodaticia”, recuerda Lucía Gutiérrez-Mellado, directora de Estrategia de J.P.Morgan AM para España y Portugal. En el caso de Estados Unidos, algunos expertos consideran que este giro podría haberse debido a un error de cálculo de la Fed.

Así lo cree, por ejemplo, David Page, responsable de Análisis Macro en AXA IM, quien considera que Jerome Powell endureció la política monetaria más de lo que era su intención, lo que ha generado un déficit de liquidez en las reservas bancarias que ha ocasionado problemas en los mercados de repos. Page cifra en el exceso de endurecimiento de la Fed en un rango de 35 a 55 puntos básicos, lo que obligará ahora al banco central a reconstruir un colchón de liquidez por un importe de 200.000 a 300.000 millones de dólares. Eso le lleva a pensar que la Fed bajará los tipos al 1,25%-1,5% este año y que eso, unido a las compras de activos, debería dejar margen suficiente para que la autoridad monetaria no volviera a tocar los tipos en 2020, a expensas, eso sí, de las condiciones económicas.

En Europa, el todavía presidente del BCE, Mario Draghi, ha recibido muchas críticas internas a su política. “Esto demuestra la existencia de una campaña agresiva con el objetivo de asegurarse de que la voz de los gobernadores de los bancos centrales vuelve a escucharse bajo la nueva presidencia. Sin embargo, es poco probable ver cambios materiales en el futuro en términos de la política del BCE una vez que Christine Lagarde asuma la presidencia, ya que está totalmente de acuerdo con que el banco central facilite una transición hacia la política fiscal”, asegura Konstantin Veit, gestor de PIMCO. Todo ello está teniendo un claro impacto en la visión de los inversores sobre los mercados de renta fija, que este año han vuelto a recuperar el interés que perdieron en 2018.

Captaciones

Las captaciones acumuladas en Europa en 2019 evidencian esa clara inclinación de los clientes por estrategias de bonos. Tal y como explican desde Broadridge, en el primer semestre del año las entradas netas registradas por los fondos de renta fija ascendían a 134.000 millones de euros. “Es un cambio tremendo con respecto a 2018, que se explica por la promesa de los bancos centrales de tipos de interés más bajos y más quantitative easing. Es un boom por la renta fija que, de acuerdo con nuestras expectativas, irá a más y que podría hacer que el año acabase con entradas netas para la clase de activo muy próximas a las del récord de 2017”, señalan Diana Mackay, Mark McFee y Lynn Pattinson, de Broadridge (ver gráfico 1: fuente Broadridge).

Captura_de_pantalla_2019-10-24_a_las_13

Un análisis más pormenorizado de los datos permite ver algunas tendencias muy interesantes. En primer lugar, si se toman en consideración las categorías de renta fija más demandadas, se observa cómo en cinco de las seis que reciben mayores entradas netas (Bonds Global Currencies, Bonds Emerging Markets, Bonds Target Maturity, Bonds USD y Bonds Global Corporates) más de un 10% de los flujos de entradas corresponden a inversores asiáticos. Esto reforzaría la tesis de los que defienden la cada vez mayor necesidad que existe, también en los países emergentes, por productos generadores de rentas.

En segundo lugar, también se observa cómo el dinero proviene principalmente de inversores institucionales, entradas que han sido relativamente estables a lo largo de los últimos años. Los flujos de inversores retail han sido, en estos años, más inestables (ver gráficos 2 y 3: fuente Broadridge).

Captura_de_pantalla_2019-10-24_a_las_13

Por último, es importante destacar lo que es, sin duda, la gran tendencia en renta fija: la adopción de vehículos de gestión pasiva. Si esto era una tendencia muy clara en renta variable, en renta fija también se está consolidando. Al menos, en los últimos 12 meses. Desde junio de 2018 hasta junio de 2019 las entradas netas recibidas por los ETF y fondos indexados de renta fija en Europa alcanzan los 59.000 millones, frente a las salidas de 200 que experimentaron los productos activos de renta fija. “En un entorno en el que no hay tipo de interés, las comisiones son muy importantes y la gestión pasiva está ofreciendo productos muy baratos, sobre todo si se compara con los costes de los fondos activos”, explica César Muro, especialista de Inversión en Gestión Pasiva en DWS.

Captura_de_pantalla_2019-10-24_a_las_13

Pero... ¿qué entidades se están beneficiando en mayor medida de este renovado interés por la renta fija en Europa? Por una parte, están las gestoras muy bien posicionadas en el negocio de la gestión pasiva, donde -según datos de Morningstar- BlackRock cuenta con tres de los cuatro productos pasivos más vendidos en los últimos 12 meses. Todos ellos son ETF. Se trata concretamente del iShares Core Euro Corporate Bond ETF, del iShares Euro High Yield Corporate Bond ETF y del iShares $ Treasury Bond 1-3 year ETF. Vanguard, por su parte, destaca con un fondo indexado: el Vanguard Global Bond Index. Tanto los de iShares como los de Vanguard registran captaciones netas que superan los 3.000 millones.

En lo que respecta al ámbito de la gestión activa, los productos con la etiqueta income son los más solicitados. PIMCO es la entidad que más está aprovechando el fuerte interés por los bonos gracias, sobre todo, al PIMCO Income, que este año registra entradas netas superiores a los 16.000 millones. Es un volumen que supera por mucho al resto de productos activos que más captan en Europa, listado en el que se encuentran distintas estrategias de AllianceBernstein (siendo el AB FCP I American Income Portfolio la que más dinero capta), de Nordea (con el Nordea 1 - European Covered Bond como el producto más demandado de la entidad) o de M&G (el M&G Lux Optimal Income). En el ranking de Morningstar también aparece un fondo de deuda a corto plazo de una entidad española: el Caixabank Mtr RF Deuda Púb 1-3 Adv de CaixaBank AM.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas