El bigote de Velázquez


Ahora que oímos de nuevos marquesados, ¿sabían que Don Juan Carlos, en 1982, nombró Marqués de Púbol a Salvador Dalí? El rey siempre fue un admirador del genio catalán, al que hoy dedicamos nuestro post.

Dos de sus obras han sido recientemente subastadas, ambas sobrepasando las primeras estimaciones. Con creces. Lo que se interpreta como un nuevo reconocimiento hacia la obra de un artista fascinante que, aunque revalorizándose sin pausa, aún está lejos del grupo de Klimt, Picasso, Pollock, Van Gogh, Warhol o Giacometti, cuyas obras se sitúan entre los 50 y los 100 millones de euros.

La Fundació Gala- Salvador Dalí adquirió en Christie´s “Estudio para: la miel es más dulce que la sangre”. Un primer estudio realizado para un lienzo que fue propiedad de la mítica Coco Chanel y del que no hay rastro hoy en día. Se desembolsó 4,8 millones de euros, la cifra más alta jamás alcanzada por una obra del pintor ampurdanés.

Pero el récord duró apenas veinticuatro horas porque en Sotheby's el ”Retrato de Paul Éluard” pulverizó el anterior récord al pagar un comprador, desconocido hasta ahora, la cifra de 15,9 millones de euros cuando el precio inicial de salida de la obra se estimaba entre 4 y 6 millones.

Dalí pintó a Paul Éluard en 1929 y, de paso, conoció a la mujer de éste, Gala. Ya conocen el desenlace. Gala se convertiría en su adorada esposa, musa y modelo para siempre. Formaron una pareja fascinante y complementaria. Lo que yo llamo un “dos en uno”.

Les quiero recomendar que vean un documento valiosísimo que está disponible en la red. Me refiero a una de las excepcionales entrevistas que Joaquín Serrano Soler realizó en el programa “A Fondo” a Dalí. Ver vídeo.

En ella podemos ver a un personaje extravagante al que es muy fácil tildar de quijotesco, teatral, grotesco o medio loco. Pero esto sería simplificar. Asistirán a las revelaciones de un ser humano complejo y libre. Como lo fue su arte en sus múltiples manifestaciones: cuadros, joyas, moda, escenografía, literatura, escultura, fotografía o diseño… ¿saben que el logo de los Chupa Chups es suyo?

¡Ah, el título! Dalí sentía adoración, como yo, por Velázquez y copió de él su característico bigote. Con un resultado, como pueden ver, muy dispar…