El beneficio de las gestoras de IIC sube el 25% en 2010 hasta 294 millones


Los beneficios agregados antes de impuestos de las sociedades gestoras de IIC mejoraron el año pasado, interrumpiendo así la tendencia bajista de los dos últimos años (en 2009 cayó más del 50%), al crecer un 24,5% hasta los 294 millones de euros, según los datos del informe “Los mercados de valores y sus agentes: situación y perspectivas”, incluido en el último Boletín Trimestral de CNMV correspondiente a los tres primeros meses de 2011. La CNMV ya estimó en octubre un beneficio para el conjunto del año superior al 20%, muy cerca de lo ocurrido finalmente.

 Aunque el número de entidades en pérdidas aumentó desde 31 en diciembre de 2009 hasta 34 en diciembre de 2010, el volumen conjunto de las pérdidas se redujo a la mitad (desde 41,4 millones de euros hasta 20,2 millones).

La mejora del resultado fue producto de varios factores. En primer lugar, el leve incremento de las comisiones netas percibidas, del 0,9%, derivado de que las comisiones pagadas cayeron más que las percibidas (5,6% frente a 3,4%), por lo que en términos netos se produjo un incremento de casi el 1%. También ayudó el descenso de los gastos de explotación (-1,7%) y de la práctica desaparición de las pérdidas por deterioro de activos, que en 2009 superaron los 24 millones de euros. En línea con el incremento de los beneficios, la rentabilidad agregada sobre fondos propios aumentó desde el 16% en 2009 hasta cerca del 20% en 2010.

Con todo, los datos agregados de las sociedades gestoras de IIC correspondientes al conjunto de 2010 muestran que el patrimonio gestionado por estas entidades descendió un 13% hasta los 178.000 millones de euros, lo que supone el cuarto retroceso anual consecutivo. En términos absolutos, la caída del patrimonio gestionado en 2010, superior a los 25.000 millones de euros, fue la segunda más elevada a lo largo de la última década (únicamente superada en 2008). Así, el importe del patrimonio gestionado por las SGIIC a finales de 2001 se situaba en valores similares a los existentes a finales de la década de 1990.

“Desde hace varios trimestres, se observa que las SGIIC están haciendo un esfuerzo notable en el proceso de racionalización de su oferta de fondos de inversión, con múltiples fusiones entre productos, y en la moderación de sus gastos de explotación. Sin embargo, no se puede descartar un proceso de reestructuración en el sector a medio plazo, a la vista tanto de un cierto exceso de capacidad percibida en el mismo, como del proceso de consolidación del sector de cajas y bancos españoles, que dará lugar a algunos cambios de control en las SGIIC y, posiblemente, a alguna baja”, comenta la CNMV en el informe incluido en el boletín trimestral.

Noticias relacionadas

Lo más leído