El beneficio de las gestoras de carteras se reduce a la mitad en el primer trimestre


Las sociedades gestoras de carteras españolas ganaron 302.000 euros a lo largo del primer trimestre de 2011, casi el 60% menos que los 723.000 euros que obtuvieron de beneficio de enero a marzo de un año antes. A lo largo de todo 2010, ganaron 939.000 euros, un 5,64% más que la cifra obtenida en 2009, cuando obtuvieron 889.000 euros, según los datos de CNMV.

 

 

La fuerte caída se debió principalmente a la disminución en casi un 45% de las comisiones netas percibidas, pues pasaron de más de 3,33 millones de euros en el primer trimestre de 2010 a 1,89. De hecho, estas entidades vieron reducidas en un 76% las comisiones por asesoramiento en materia de inversión, desde 1.300 a 307 millones de euros, y en un 100% las derivadas de la comercialización de IIC. La fuerte caída de las acciones y paticipaciones y de los valores de renta fija de su cartera exterior fue otro de los motivos que hicieron disminuir su margen bruto en casi un 30% frente a 12 meses antes.

La cartera de valores de las sociedades gestoras de cartera ha bajado el 80% en los últimos 12 meses de su cartera de valores, especialmente las acciones, situándose dicha cartera en 5,27 millones de euros, frente a los más de 25 millones del primer trimestre del año pasado.

Actualmente, hay seis sociedades gestoras de cartera registradas, que abarcan el 3,77% del patrimonio español dirigido a la inversión, con datos a cierre del primer trimestre del año. Un porcentaje que a lo largo del último trimestre del año se ha visto reducido desde el 3,9% que abarcaban en a finales de 2010 y más del 5% tan sólo un trimestre antes. Una de las razones es que ahora son seis las entidades, frente a las ocho de hace tres meses: se trata de Arcogest, Fin-Brok, Ibercaja Patrimonios, Patrivalor SGC, Santander Carteras SGC y Selectiva Patrimonios, que cuentan con un patrimonio neto conjunto de 32,7 millones de euros y activos totales de 39,3 millones según datos de CNMV.

En los últimos años estas entidades han visto reducido su protagonismo, debido a las obligaciones impuestas por el supervisor, que provocaron que se integraran en sus respectivos grupos bancarios aquellas gestoras de cartera dependientes de algún banco o caja.

Noticias relacionadas

Lo más leído