El beneficio de las gestoras de carteras crece el 16% de enero a septiembre


Las sociedades gestoras de carteras españolas ganaron 728.000 euros en los nueve primeros meses de 2012, el 16% más que los beneficios obtenidos en el mismo periodo del año anterior, cuando ganaron 627.000 euros. En el primer trimestre, los beneficios fueron de 195.000 euros, en el segundo, algo mayores, de 244.000 euros, y en el tercero, de 289.000 euros, según los últimos datos publicados por la CNMV correspondientes al tercer trimestre del año.

El año pasado, estas entidades ganaron 1,04 millones de euros, casi el 11% por encima de los 939.000 euros que obtuvieron de beneficio durante 2010. En 2012, la tendencia fue de decrecimiento en el primer semestre, cuando el beneficio cayó el 11%, si bien ahora, tras el impulso del tercer trimestre, la tendencia vuelve a la senda alcista.

La clave del crecimiento se debe sobre todo a la partida de comisiones netas percibidas, que pasó de aportar 5,7 millones en los nueve primeros meses de 2011 a los casi 6 millones este año, un crecimiento del 4%. La subida fue notable en las comisiones percibidas por asesoramiento en materia de inversión, que subió el 3,25%.

También contribuyó positivamente el margen de intereses, que se vio incrementado en un 15% (desde 485.000 a 559.000 euros), gracias sobre todo al crecimiento de intereses de las inversiones y sus dividendos (con crecimientos de entorno al 15% en ambos casos). Y ello a pesar de que los resultados en las inversiones financieras fueron negativos.

Seis sociedades

Actualmente, hay seis sociedades gestoras de cartera registradas, que abarcan en torno al 3% del patrimonio español dirigido a la inversión, con tendencia ligeramente bajista. Una de las razones es que ahora son seis las entidades, frente a las ocho de hace meses: se trata de Arcogest, Fin-Brok, Ibercaja Patrimonios, Patrivalor SGC, Santander Carteras SGC y Selectiva Patrimonios, que cuentan con activos totales de 40,6 millones, según datos de la CNMV.

En los últimos años, estas entidades han visto reducido su protagonismo, debido a las obligaciones impuestas por el supervisor, que provocaron que se integraran en sus respectivos grupos bancarios aquellas gestoras de cartera dependientes de algún banco o caja.

Noticias relacionadas

Lo más leído