El beneficio de las gestoras cae un 27% desde el inicio de la crisis


El estallido de la crisis de las hipotecas subprime el pasado verano ya se deja notar en las cuentas de las gestoras de fondos españolas. Entre julio de 2007 y de 2008 el resultado de estas entidades ha descendido un 26,9%, según los datos del último informe trimestral de la CNMV de instituciones de inversión colectiva. El primer semestre de este año termina con unos beneficios de 204 millones de euros para estas entidades, muy lejos de los 279 millones vistos el pasado año en el mismo periodo y una cifra que no se veía desde 2005.

Los ingredientes del coctel han sido varios: una caída del patrimonio gestionado por las entidades, que veían como se marchaba el dinero a los depósitos; un descenso de los ingresos por comisiones, por la huida de los productos con mayores comisiones, y un incremento de los costes de personal, que no han podido reducirse al mismo ritmo que el negocio.

En los doce meses transcurridos entre junio de 2007 y de 2008 el patrimonio gestionado por las gestoras en fondos y sicav sufrió un descenso del 15,04%, hasta los 244.660 millones de euros. Un retroceso que se ha producido con mayor intensidad en los productos que dejaban mayor margen en comisiones: los fondos de gestión dinámica y los de renta variable. Esto ha provocado que los descensos en los ingresos por comisiones en ese mismo periodo fueran aún más intensos que la caída del patrimonio. Así, la partida de comisiones de gestión ha visto recortarse un 19,87% en estos doce meses, hasta los 1.338 millones de euros, una cifra que no se veía desde 2004.

La apuesta de los bancos por los depósitos no les ha salido gratis. Los descensos en los ingresos por comisiones se han traducido en menores ingresos para las comercializadores de estos productos, que han visto como les caía un 20% las cantidades que se llevaban por vender fondos. En el primer semestre de este año, los pagos de las gestoras al distribuidor fueron de 905 millones de euros, un 20% menos que un año antes y la cifra más baja desde 2003.

En este entorno de menor negocio y caída de los ingresos, los gastos no han logrado ajustarse con la misma rapidez. Los gastos totales de estas entidades descendieron un 16,6% y en el caso de los gastos de personal, incluso se observa un aumento del 14,1%.

Este recorte de los margenes ha provocado una rebaja de la rentabilidad del negocio de la gestión. Así, el ROE (rentabilidad sobre recursos propios) con los resultados del primer semestre de este año se situó en el 12%, cuando hace un año superaba el 19% y a principios de la década se acercaba al 30%.



Noticias relacionadas

Lo más leído