El BCE se ofrece para asesorar en el rescate de Bankia


El Banco Central Europeo (BCE) ha asegurado que está "preparado para brindar asesoramiento" en el plan de saneamiento de Bankia. Financial Times había publicado que este organismo se oponía a la fórmula ideada por el Gobierno para inyectar a BFA-Bankia 19.000 millones de euros. La máxima autoridad monetaria de la zona euro ha desmentido esta información, afirmando que "no ha sido consultado ni ha expresado su postura sobre los planes de las autoridades españolas de recapitalizar un importante banco español".

El Ministerio de Economía había planteado entregar títulos de deuda del FROB o bien títulos del Tesoro, pero sin necesidad de salir a colocarlos al mercado, para que la entidad los llevara al BCE y éste le entregara los 19.000 millones en liquidez a cambio. 

Según Financial Times, el BCE había rechazado de plano esta opción y exigido al Gobierno que realice una inyección de capital puro, y no un híbrido capital-liquidez como pretendía el Gobierno. Con esta determinación del BCE en la mano, el Ejecutivo se podría ver obligado a buscar otra alternativa, que bien puede pasar por realizar efectivamente esas emisiones de deuda e inyectárselas a Bankia o bien por recurrir a la ayuda del fondo de rescate europeo para captar esos fondos. Esta última opción la está intentando evitar el Gobierno a toda costa.

El problema de salir a emitir a los mercados es que los tipos de interés de la deuda española están ahora en máximos desde el nacimiento del euro y sería complicado y caro realizar las colocaciones. De hecho, la prima de riesgo española cerraba la jornada al borde de los 540 puntos básicos, al dispararse la rentabilidad de su bono a diez años hasta el 6,68%, frente al 1,27% que rentan las obligaciones alemanas. En el parqué, el Ibex 35 sufría un nuevo castigo del 2,58%, que situaba al índice selectivo por debajo de los 6.100 puntos, perforando así nuevos mínimos desde 2003. 

Y eso pese a que la Comisión Europea abrió hoy la puerta a dar un año más a España para cumplir el objetivo de déficit y también a que pueda acudir al fondo de rescate europeo únicamente para recapitalizar a sus bancos de forma directa, en lugar de tener que ser rescatado el estado al completo para poder lograr dinero para el sistema financiero.

En esta coyuntura de tanta desconfianza hacia España en los mercados, el Gobierno insiste en pedir al BCE que compre deuda española en los mercados secundarios para intentar frenar la especulación e insuflar confianza en la deuda del país. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído