“El BCE puede seguir bajando tipos aunque la efectividad de los recortes será testimonial”


Alberto Roldán se ha incorporado hace un mes a la gestora española del británico Lloyds como nuevo director de Inversiones. Esta incorporación supone para Roldán un cambio de labor profesional pues tras 15 años como analista pasa a la gestión. “Es un salto cómodo y lógico, además de un reto atractivo”, dice. “El objetivo es dar un valor añadido a los fondos de la casa por mi capacidad analítica”.

Lloyds Investments España cuenta con cuatro fondos de inversión con 97 millones de euros y una sicav y acaba de pasar a manos de Banco Sabadell tras la compra del negocio minorista del banco británico por parte del español.

Roldán considera que la oportunidad de inversión ha estado en parte larga de la curva, por lo que han tenido mucha duración en la cartera, lo que les ha permitido tener muy buenas rentabilidades. Considera que la deuda alemana o estadounidense no ofrece retornos atractivos, por lo que prefiere jugar la deuda periférica. “El BCE está manteniendo los precios de la deuda gracias a un hecho histórico y sin precedentes. Es la primera vez que unas declaraciones sin un acto concreto detrás está manteniendo los mercados”, dice aludiendo a los continuos mensajes de Mario Draghi sobre su predisposición a comprar deuda si es necesario. “El BCE se ha metido en una pequeña trampa porque, llegado el momento, el mercado le va a exigir que compre deuda, que no sólo sean palabras”, dice.

Y además considera que esa va a ser la única opción posible para reactivar el mercado europeo pues, dice, el organismo europeo “puede seguir bajando los tipos hasta el 0% pero eso ya no va a tener efecto porque no se está trasladando a la economía real así que está avocado a comprar deuda”.

Cree que la gran reto es precisamente que fluya la liquidez y cómo los bancos sanean la mora empresarial que tienen. Dentro del sector prefiere BBVA a Santander por la exposición del primero a México, un país con mejores perspectivas para el sector que Brasil o Reino Unido, donde Santander tiene su mayor parte internacional. En todo caso, cree que a los bancos les faltan dos años de reestructuración y ROE bajo. “Todavía es temprano para apostar por este sector en las carteras”, dice. “Va por buen camino pero queda mucho por hacer”.

Roldán considera que todavía hay poca visibilidad en el mercado y que los crecimientos de beneficios siguen “muy tocados”, lo que “obliga a mirar muy mucho las empresas en las que invertir: no todo es tan barato”, dice. En Europa cree que el problema es que algunos de los principales sectores siguen estando muy dañados, como el de utilities por el riesgo regulatorio que tienen, el bancario o el de telecos, donde no se percibe crecimiento alguno.

En cuanto a dos compañías muy de moda en el panorama bursátil español, Roldán tiene opiniones claras. Respecto a Pescanova, considera que “ha hecho mucho daño a España” pues mucho banco internacional se ha quedado atrapado en el valor y “se pensarán mucho el volver a financiar empresas españolas”. En cuanto a Inditex, cree que es una historia de valor en la que merece la pena seguir confiando, pero advierte, “si estás fuera entrar es complicado entrar porque pagas múltiplos y crecimientos de hace diez años que ya no se van a dar”.

“Estamos en un equilibrio difícil, con crecimientos débiles y en medio de una burbuja de renta fija y divisas”, concluye.

Noticias relacionadas

Lo más leído