"El BCE no subirá los tipos de interés más del 2% por lo menos hasta el primer trimestre del 2012"


Tanguy Le Saout, responsable de renta fija de investment grade de Pioneer Investment, no recomienda la exposición a la deuda periférica, donde apunta a Grecia como el principal problema. Cree que el Banco Central Europeo subirá los tipos de interés pausadamente hasta llegar al 2% en el comienzo de 2012 mientras que la FED no los tocará.    

 

El experto advirtió que Pioneer no discrepa demasiado de las previsiones que el mercado augura para los principales indicadores financieros. Aun así, la primera advertencia fue para la deuda europea, a la que ve renqueante y no deposita su confianza en ella. Por ello, no sorprende que no recomiende ni tenga ningún tipo de exposición a ella, "sobre todo en el corto plazo, donde el país que más nos preocupa es Grecia", comento. Aun así, Le Saout considera que "el país heleno puede tener una reestructuración de su deuda y podemos ver, tarde o temprano, una ampliación del vencimiento de sus bonos. Esto es así aunque el BCE no quiera que esto ocurra por lo que pueda pasar en los balances de los bancos europeos, que ya están débiles por los nuevos requerimientos y pueden colapsar el sistema financiero europeo".   

 

Dicho esto, el experto francés comentó cómo la Eurozona ya ha empezado a percatarse del problema y está empezando con políticas de reducción fiscal mientras que en los Estados Unidos el presidente Barack Obama ha anunciado éstas para el 2017. Del país americano auguro que "la FED no va a subir los tipos de interés en varios trimestres" y sobre el Banco Central Europeo vaticinó un techo del 2% para el principio del próximo año ya que así la inflación estaría controlada.    


Productos    

Cosimo Marasciulo, director de renta fija soberana europea de Pioneer Investments, y Sophie del Campo, director de la entidad para España y Portugal, recomendaron el Euro Aggregate Bond y el Euro Corporate Short Term como productos para este entorno revuelto de deuda europea. Del Campo recomendó el primero para los clientes más conservadores, tiene una duración media de cinco años y acaba de ser clasificado por Morningstar con cinco estrellas.

 

En este 2011 lleva un 2% de rentabilidad. El fondo invierte principalmente en una cartera diversificada por instrumentos de deuda denominados en euros y calificados como categoría de inversión. El fondo realiza una asignación activa y flexible invirtiendo en una amplia gama de emisores de los mercados de deuda.   

 

Del segundo fondo, habló de la duración muy corta que tiene; un 0,2, y de cómo se adapta perfectamente a la esperada subida de tipos pues invierte en bonos flotantes. Además, no puede invertir más del 25% de la cartera en valores convertibles. 

Lo más leído